sábado, 21 de febrero de 2015

Convento de San José de Mercedarias Descalzas

Convento de San José de Mercedarias Descalzas
Sevilla, mes de Julio de 1936
Como consecuencia de los sucesos revolucionarios del 18 de Julio de 1936, en nuestra ciudad se atentó contra objetos y bienes religiosos con la quema intencionada de numerosas iglesias y conventos, destruyéndose así gran parte del patrimonio arquitectónico y artístico de Sevilla.
No quiero profundizar en el tema, solamente dejar imágenes fotográficas de toda esta barbarie, para que aprendamos de la historia y no se vuelvan a repetir jamás.
La iglesia de este convento fue incendiada por radicales marxistas nada más comenzar el golpe de estado franquista; quedando la misma en alberca y perdidas casi totalmente las obras de arte a excepción de la Inmaculada de la capilla Sacramental. En esta capilla se perdió también una interesante cruz de altar, de madera, con incrustaciones de nácar; así como dos importantes objetos de orfebrería, que son: una lámpara de plata de la segunda mitad del siglo XVII y un ostensorio de fines del XVIII.
Este convento data su fundación del primer cuarto del siglo XVII, habiéndose reconstruido en la siguiente centuria.
Su pequeña iglesia, consta de una nave cubierta por bóvedas de cañón y separada en tramos rectangulares por arcos fajones de medio punto, en el cuerpo del templo, y por pequeñas cúpulas en el presbiterio. Adosada al muro del Evangelio de la nave, se construyó en el referido siglo XVIII la capilla Sacramental, cubierta por cúpula ricamente decorada.
Interior antes del incendio.
Interior después del incendio.
Interior antes del incendio.
Interior después del incendio.
Cúpula de la capilla del Sagrario antes del incendio.
El retablo mayor, de estilo neoclásico, estaba presidido por la imagen de Nuestra Señora de la Merced, obra muy interesante del primer cuarto del siglo XVII.
Virgen de la Merced (destrozada en parte, y posteriormente restaurada)
Virgen de la Merced (detalle).
A un lado se hallaba la imagen del Santo Patriarca San José, con la figura del Niño Jesús de la mano, según la composición josefina de la primera mitad del referido siglo.
San José (destruido).
Y al otro lado la estatua de San Pedro Nolasco, tallada al estilo sevillano de hacia 1650.
San Pedro Nolasco (destruido).
Hay que hacer notar también la perdida del frontal del altar mayor, bella obra de carpintería de 1750 y el del retablo de la Virgen de la Paloma de fines de la misma centuria, donde se distribuían enmarcados por cartelas barrocas, los relieves que representaban las imágenes e historias siguientes: Circuncisión, Huida a Egipto, Jesús ante los Doctores, Caída en la calle de la Amargura, Crucifixión, Quinta Angustia, San Juan Bautista, etc.
Relieve del Calvario (destruido)
Relieve de la Huida a Egipto (destruido)
Calvario (destruido)
También la Clausura sufrió importantes deterioros y la pérdida de interesantes obras de arte que allí se guardaban, tales, una escultura de San José, tallada hacia 1740; una Inmaculada de época semejante; una pintura murillesca representando al Santo Patriarca; y otras de menor importancia.
Inmaculada.
Inmaculada (detalle).

martes, 10 de febrero de 2015

Fotos antiguas de Ronda, (Málaga)


Ronda, (Málaga)
Ciudad de 22525 habitantes según el censo oficial de 1910. Situada sobre elevada peña cortada a pico en el barrio del Mercadillo, por enorme tajo, extendiéndose  el caserío a una y otra parte del mismo.
Ronda figura entre las principales ciudades secundarias de Andalucía por su riqueza y por los bellos recuerdos históricos que encierra y la incomparable obra de la naturaleza conocida con el nombre del Tajo de Ronda.
Cuenta con varios institutos religiosos, de los cuales se dedican a la enseñanza, las Esclavas del Sagrado Corazón, Hermanas de los Desamparados, Padres Agustinos y Padres Salesianos; existiendo además los asilos de Ancianos; San José, para niños; Santa Teresa; Hermanas de los Desamparados y Hermanas de los Pobres.
Posee varias industrias, entre ellas fábricas o molinos de harina y aceite, hilados de lana, curtidos, calzados, aguardiente, electricidad, hornos de yeso, etc. y establecimientos de aguas minerales.
La importancia de Ronda históricamente considerada, viene demostrada por las antigüedades romanas que han aparecido en su recinto y en Ronda la Vieja. Su estratégica  situación y lo enriscado de la serranía de su nombre ha sido motivo para que fuese en todos tiempos codiciada la posesión de aquella plaza, que constituía la llave de la extensa comarca que se desarrolla a su alrededor.
Pasando por alto los repetidos hechos de armas que en esta ciudad tuvieron lugar en tiempo de los árabes, consignaremos solamente que fue reconquistada en 1485 por las armas del Rey Católico, registrándose con posterioridad el general levantamiento de los moriscos de la serranía en 1501 y subsiguiente expulsión.
En 1810 con motivo de la guerra de la Independencia, hubo otra sublevación en la serranía, siendo teatro de cruentas luchas y de heroicos hechos en defensa de la patria.
Su escudo consiste en las armas reales de la casa de Austria con coyundas y un haz de flechas con la siguiente leyenda: Ronda fidelis et fortis.
Vista parcial y fondo del Tajo.
La hermosa situación y las bellas perspectivas que desde Ronda se dominan, colocan a dicha ciudad entre las más pintorescas poblaciones de la región andaluza.
Comienzo del Tajo.
El arroyo, de escaso desnivel en los comienzos del Tajo, se precipita por su estrecho cauce, abierto por la acción constante de sus aguas.
Bajada del Tajo por las laderas.
Sorteando las laderas del Tajo, producen sorprendente efecto los enormes peñascos cortados a pico que sirven de asiento a la ciudad.
Asa de la Caldera", en el Tajo.
Interesante aspecto de uno de los acantilados que ofrece el Tajo en las afueras de la población.
Molinos y Fortificaciones Árabes, en el Tajo.
La fuerza que representan las aguas del arroyo que desciende por el Tajo, ha sido aprovechada para mover los molinos escalonados en aquellas profundidades.
Hotel Reina Victoria.
Aparte del admirable confort con que se halla dotado, contribuye a darle mayor realce su hermoso emplazamiento en el mismo borde del Tajo.
Barrio de la Peñas, Ollerías y Tenerías.
Pintoresco aspecto de los barrios extremos, en cuyo centro se destaca la iglesia de Santa Cecilia.
Parte Sur del Tajo.
Los grandes lienzos peñascosos que se desarrollan por la parte de Mediodía, parecen murallas gigantescas que le sirven de defensa.
Iglesia de Santa María la Mayor.
Consagrada el 23 de Mayo de 1485 por los reyes conquistadores, a mediados del siglo XVI se ensanchó el antiguo templo, construyéndose otra iglesia terminada en el siglo XVII.
Coro de la iglesia de Santa María la Mayor.
Terminada la más moderna iglesia, se instaló en ella la notable sillería del coro que reproduce el adjunto grabado.
Puerta de la Almocábar.
Como su nombre indica, formó parte de las fortificaciones árabes, habiendo sufrido notables alteraciones su construcción.
Iglesia de Santa Cecilia.
Data su construcción de mediados del siglo XVII, hallándose emplazada frente de su fachada la conocida fuente de los ocho caños.
Muralla Romana y Arco.
De la importancia que adquirió la presente localidad en tiempos de los romanos, son mudo testimonio los lienzos de murallas que todavía pueden reconocerse.
Puerta Árabe y antigua Mezquita.
Conserva ronda interesantes recuerdos de la dominación árabe, entre los cuales descuella la puerta que reproducimos y vestigios de antigua mezquita, en donde se erigió el templo del Espíritu Santo.
Puente Nuevo, en el Tajo.
Fue construido en el año 1784, sirviéndole de estribos los acantilados del profundo Tajo, abierto al pie de la ciudad.
Puentes Romano y Árabe.
Los diferentes pueblos que ha pasado por la presente ciudad, han dejado en ella imperecederos recuerdos.
Arco de Felipe V.
Ronda. Estado actual de las obras de la Travesía que transformará la ciudad, y que se deben a gestiones del Sr. Aparicio. 1912.
- - -