domingo, 10 de noviembre de 2019

Palacio de las Dueñas.

Palacio de las Dueñas, de Sevilla.
Decía don José Gestoso de este Palacio, en una conocida obra suya, que:
"Frontero al sitio que ocuparon las casas del ilustre magnate D. Juan Mathe de Luna, Camarero mayor que fue del rey D. Sancho el Bravo, y en el que se levantó el insigne Monasterio de Santa María de las Dueñas, bárbaramente destruido durante el periodo revolucionario de 1868, hállase este interesantísimo edificio, notable ejemplar de la unión de tres estilos, mahometano, ojival y renacimiento, que puede considerarse como irrecusable testimonio de la transición del estilo mudéjar, tan en boga en el siglo XV, al último que acabamos de citar, originario de Italia.
Fue fundada por miembros del ilustre linaje de los Pinedas, señores de Casa Bermeja, que tuvieron que venderla en 1483 a doña Catalina de Ribera, mujer del Adelantado D. Pedro Enríquez, para rescatar al valeroso caudillo D. Juan de Pineda, caballero en todo grande, según el decir de Zúñiga, prisionero de los moros en la desastrosa empresa de la Ajarquía de Málaga, pasando después a la Casa de Alba por la unión del marquesado de Villanueva del Río, que comenzó en D. Fadrique Enríquez de Ribera.
Tuvo en lo antiguo mucha mayor amplitud y capacidad, hasta el punto de contar once patios, con nueve fuentes y más de cien columnas de mármol; hoy, aún cuando se halla muy reducida, muestra sin embargo grandes rasgos inequívocos de su pasado esplendor y perdida grandeza."
Puerta de entrada. 1914.
"Lo primero que se muestra a la vista del curioso, es el arco de entrada, en cuyo tímpano se ve el escudo ducal de Alba, pintado en azulejos planos, buen ejemplar de cerámica trianera, ejecutado a fines del siglo XVII o comienzo del XVIII, que si bien denota la decadencia de sus famosos alfahares, aún es interesante."
 Puerta del patio del Palacio de las Dueñas. Foto: J. Laurent 1876-1879. Archivo Ruiz Vernacci. Fototeca del Patrimonio Histórico, Mº de Cultura.
Capilla. 1914.
"En la parte occidental se encuentra un bellísimo departamento que sirve de capilla. Su planta es rectangular y de sus ángulos y puntos medios, parten nervios, truncados en su arranque, que se cruzan, conteniendo en sus molduras ornatos ojivales, así como en los puntos de intersección tienen escuditos. Se apoyan los nervios en delicadas ménsulas, sostenidas por ángeles, plegadas sus vestiduras al estilo gótico del siglo XV. que ostentan diferentes atributos de la Pasión de Cristo.
Ejemplares muy importantes existen en la capilla de azulejos con reflejos metálicos, en los que enriquecen el frontal del altar. Con razón llama la atención de cuantos los examinan, habiendo sido citados siempre, como deslumbrante muestra de la cerámica sevillana, del siglo XVI."
 Patio del Palacio de las Dueñas.
El patio está solado de ladrillos con ocho cenefas irradiadas con bellos temas decorativos de lazos en cerámica vidriada. Foto: J. Laurent 1876-1879. Archivo Ruiz Vernacci. Fototeca del Patrimonio Histórico, Mº de Cultura.
 Patio del Palacio de las Dueñas. Foto: J. Laurent 1876-1879. Archivo Ruiz Vernacci. Fototeca del Patrimonio Histórico, Mº de Cultura.
Postal, de principios del siglo XX.
El patio con galería alta inacabada por sus costados, para lograr un mayor soleamiento del conjunto, tiene ricas columnas balaustradas góticas-hispano flamencas- labradas en piedras de la sierra de San Cristóbal, en tierras de Jerez. Los mármoles de Carrara fueron traídos de Génova, mientras que los frisos y pilastras a modo de alfiz son plateresco.
Galería inferior.
Galería baja.
La galería superior posee una balaustrada calada de estilo gótico.
Reja de entrada al jardín, forjada en el siglo XVI.
En torno a este patio se encuentran las habitaciones de la vivienda principal, cuyas puertas está igualmente decoradas con anchas cenefas de yesería plateresca.
El Palacio de las Dueñas, en el año 2012, que fue cuando tomé estas fotografías.
Si hace clic sobre las imágenes, las puede ver ampliadas.