lunes, 28 de julio de 2014

Fotos antiguas de Madrid II, -Primera Feria de Mayo del Retiro.


Os prometo, que voy a responder y a agradeceros todos los comentarios que me habéis hecho, aunque lo haga un poco más tarde de lo acostumbrado.
Feria de Mayo
Madrid, 1902.
Este año, la tradicional romería de San Isidro ha pasado inadvertida, eclipsada ante la monumental feria que ha brotado en el Retiro con la misma espontaneidad de las palmeras en la Carrera de San Jerónimo. Imposible la competencia entre la vetusta y tradicional feria de la Pradera y ésta, vivita y coleando, último modelo que ha surgido por escotillón, ni más ni menos que el famoso palacio de la Bruja del Mazapán en Hausel und Gretel.
Asomémonos por un momento a la gran feria del Retiro, le plus important du tout le monde, según declaración en el Congreso de un señor diputado en un  momento de expansión Codorníu. De lo primero que se han ocupado los organizadores de esta maravillosa idea es de colocar la feria a la sombra, muy cuidadosamente oculta entre los frondosos árboles del Retiro. De modo que a primera vista no se distingue fácilmente el real ni los ocho cuartos de la feria; pero con buena voluntad y requiriendo árbol por árbol, paseo por paseo, se encuentran después de un pequeño viaje de exploración las principales instalaciones.
Bien pudiéramos decir que esta es una feria de salón por la cantidad de salones, Bebé, Edén y Varietés, que se encuentran pero al mismo tiempo, también pudiéramos titularla "La feria de la horchata a través de los tiempos" pues abundan en ellas las horchaterías, donde las camareras lucen vistosos trajes de griegas, japonesas, valencianas, etc. La horchata, claro está, es la misma, pero el ambiente cambia.
Después de refrescar, servido por una japonesa, ya por una joven del día, si que también por una señorita de la Edad Media, jamona que decimos ahora, se impone una visita al Camelograph, o al Garigraph, o al Perengraph, de los que hay gran surtido. Tampoco faltan las consabidas pulgas, cada vez más amaestradas, que hacen prodigiosas habilidades, y una vez terminado su trabajo se van por su pie a unas cajitas forradas de algodón, con un completo sistema celular. Para los que gusten del recreo hay dos  Tíos Vivos donde se pueden marear, movidos al vapor, y si quieren acabar de marearse hay preciosas instalaciones de bebidas. Cubas artísticas, toneles modernistas donde se rinde culto a Baco y donde el que le guste alegrarse de haber ido a la feria.
Algunos centros y sociedades han construido elegantes pabellones: el Casino de Madrid, el Círculo Militar, y el Centro Gallego con su correspondiente gaita, que funciona todo el día por lo visto, también movida al vapor, con gran sobresalto de las vecinas fieras del Parque, que se muestran justamente alarmadas porque ignoran el lado por donde sopla el aire.
Con la Feria ya tienen un atractivo más los forasteros; pero no se olviden de ir al Retiro con un plano; y sobre todo, si son amantes de la horchata, pueden pasar la gran tarde, una tarde entera de chico en grande.
Entrada a la feria por la plaza de la Independencia.
Instalación de la fábrica de "Anís del Mono", de Badalona.
"La Edetana", establecimiento de refrescos adornado a estilo japonés.
La toldilla de un barco, pabellón construido por el Centro del Ejército y de la Armada.
"La Barraca", horchatería al estilo de Valencia.
Pabellón establecido por la Perfumería Gal.
Instalación de los constructores de maquinaría Sres. Sturgess y Foley.
"El Hórreo", pabellón formado con botellas de sidra por los fabricantes asturianos propietarios de dicha marca.
Exposición de vinos de mesa elaborados por el Sr. Barón de Monte Villena.
Almacén de bronces, objetos de arte y aparatos para la iluminación, de "El Siglo XX"
Pabellón de vinos generosos de la casa Goytia Hermanos, de Jerez de la Frontera.
"Las Traiñas", pabellón construido por el Centro Gallego.
- - -
CONCURSO DE CARTELES PARA LAS FIESTAS DE MAYO
En el concurso convocado por el Ayuntamiento madrileño en 1902, se presentaron obras muy notables que revelan gran adelanto en este arte. No obstante, el Jurado no ha creído que hubiera entre ellas una merecedora del primer premio, y solo ha otorgado el segundo al cartel Tres Gracias, de los señores Verger, Cardona y Bertuchi, y el tercero al cartel Cincel del Trabajo de don Fernando Alberti.
Por no haberse presentado a tiempo, solo se ha concedido un premio extraordinario al cartel cuyo lema es Fafner, y cuyo autor no se conoce todavía, aún cuando puede asegurarse que se trata de un artista que domina admirablemente el género y que no hace sus primeras armas en esta ocasión.
Segundo premio. Cartel de los Sres. Verger, Cardona y Bertuchi
Tercer premio. Cartel del Sr. Alberti
Premio extraordinario. Lema "Fafner"
Dedicado con todo cariño a mis primos de Madrid, Mila, Lola y César.

                                                                             Continuará .../...

martes, 15 de julio de 2014

Fotos antiguas de Arcos de la Frontera, Villamartín y Bornos (Cádiz).


Arcos de la Frontera, (Cádiz)
Ciudad de 13983 habitantes (censo de 1910), situada en un banco de piedra arenisca, cuya base lamen las aguas del Guadalete. Su altitud sobre el nivel de mar es de 136 metros en el algibe del paseo y 145 en la iglesia de San Miguel. Es cabeza de partido con juzgado de ascenso. Su más antiguo caserío descansa en la cúspide de un precipicio de más de 150 metros de altitud.
Aprovechando su estratégica posición topográfica, estuvo antiguamente amurallada y defendida por fuertes torreones, teniendo tres entradas: la puerta de Matrera por Oriente, lejos del Alcázar y las puertas de Jerez y Carmona por Occidente, menos fortificada y de mayor tamaño; además había una torre aislada en donde aparece la actual ermita de San Miguel.
Esta villa es de remota antiguedad, descendiendo de la colonia Ascensis y no de Arcóbriga, según errada opinión de nombrados historiadores. Celebra feria anual de ganado a fines de Septiembre y primero de Octubre.
Vista general de Arcos de la Frontera.
La ciudad de Arcos desciende de la antigua colonia Ascensis, edificada sobre altas cumbres y defendida por murallas y torres.
Ganado en el río Guadalete.
La ganadería constituye una de las principales riquezas de esta ciudad. Anualmente celebra feria de ganadería a fines de Septiembre.
Río Guadalete.
Aparecen los edificios del Ayuntamiento e iglesia de San Pedro atrevidamente cimentados sobre un precipicio de roca inaccesible, de más de 150 metros de altura. El Ayuntamiento fue restaurado allá por el año 1840, adornándose la fachada Sur, con verja de orden toscano.
La Iglesia de San Pedro apóstol, es un edificio de buena arquitectura, de una sola y espaciosa nave. La capilla del Sagrario consta de cinco altares. En las capillas del Santo Cristo del Perdón, la Divina Pastora y el Baptisterio, se conservan las banderas que los de Arcos ganaron a los moros en 1483 con motivo de la toma de Zahara. El altar mayor es de notable antiguedad. En la torre, también sin terminar, cuelgan otras diez campanas. En 1423 era colegial su Cabildo, con un arcediano, cuatro canónigos y numeroso clero.
El Alcázar.
Recae al precipicio del río Guadalete, resultando casi inaccesible por este lado.
Calle de Cánovas del Castillo.
Es una de las principales del pueblo y se dirige hacia la plaza de la Constitución.
Paseo del Duque de Almodóvar del Río.
Es bastante espacioso, de moderna fundación, con abundante alumbrado eléctrico, numerosos bancos y frondoso arbolado. Constituye el punto de esparcimiento de la ciudad, especialmente los días festivos.
Fachada de la Iglesia Mayor, de Santa María.
Es de orden gótico como el interior del templo con preciosas labores filigranadas. En el interior tiene tres naves con bóveda de crucería ojival.
Interior de la Iglesia Mayor.
El altar mayor es un retablo de orden jónico, resulta de mérito artístico por su rica talla y bella estatuaria corintia, cuyos retablos, en relieve, representan la vida de Jesús y el Apostolado: obra de mérito. El órgano es obra de Rodriguez Muela y fines del siglo XVIII. De esta época se conservan ornamentos y alhajas. Son sus principales capillas la de la Antigua y la de Belén. En la del Sagrario se venera el cuerpo de San Félix mártir, traído de Roma con gran pompa.
Tuvo como auxiliar esta parroquia la ermita de Nuestra Señora de las Aguas, erigida en 5 de Junio 1729 y trasladada a mediados del siglo XIX al exconvento de San Francisco. Tuvo en la antigüedad

Villamartín, (Cádiz)
Con 6583 habitantes en el censo de 1910, situada en la margen izquierda del río Guadalete ya 34 kilómetros de la estación ferroviaria más cercana, que es la de Cabezas de San Juan. Produce un renombrado vino "Pajarete". Tiene agregado algunos cortijos denominados La Mediana, Pajarete, Ribera de Serrecin, Santa Lucía y Tierras Nuevas, distantes de 3 a 7 kilómetros del casco de población.
La iglesia parroquial, con esbelto campanario, está dedicada a Nuestra Señora de las Virtudes. El retablo del altar mayor es plateresco, con columnas salomónicas y cascarón de gran talla. En el altar se venera un precioso Crucifijo. La Patrona de la villa es Santa Ana, que se venera en un pequeño altar lateral de la parroquia.
Altar en la iglesia parroquial.
Este retablo dedicado al Señor de la Veracruz, aparece en la capilla de la Comunión y en él se venera, además del Sagrario, un buen Crucifijo.
Calle de Álvarez Troya.
Es la principal vía urbana de la población, y conduce hacía la iglesia parroquial.
Plaza de Alfonso XII.
Es la principal del pueblo, con arbolado, bancos y alumbrado eléctrico. A ella recae la Casa Capitular.
La iglesia parroquial.
Aparece en un plano superior, cerca y a espaldas del Ayuntamiento y plaza de Alfonso XII, sobre la fachada y puerta principal se eleva el esbelto campanario cuadrado de dos cuerpos de edificio.

Bornos, (Cádiz)
Bornos. villa de 4940 habitantes, situada en la falda oriental de la sierra del Calvario, tiene buenas aguas y baños termales del manantial Fuen-Caliente, vulgo de la "Sarna". Entre sus edificios conserva las ruinas del palacio ducal de Medinaceli, incorporada al castillo árabe. La iglesia parroquial dedicada a Santo Domingo de Guzmán, ocupa el centro de la villa, conserva buenos cuadros. La torre de 30 metros de altitud, fue edificada en 1792.
En el término se conservan algunas ermitas. A fines del siglo XVI el patriarca Juan  de Ribera. Arzobispo de Valencia, fundó aquí el convento de Corpus Christi, de monjas clarisas. Tiene, Bornos, algunas huertas y molinos. Cosecha cereales, legumbres, hortalizas y frutas.
Altar de la Virgen del Rosario, en la parroquia Se venera en la capilla de la Comunión y se le dedican fiestas anuales en el mes de Octubre.
Fachada de la Casa Consistorial.
Es de buena construcción y recae en la plaza. El salón de sesiones es el mejor del edificio.
Vista general de Bornos.
Es villa distante a 50 kilómetros de Cádiz, a orilla del Guadalete, en terreno semillano. Es de origen romano y de interesante historia.
Altar Mayor de la iglesia parroquial.
Es de estilo plateresco, con columnas churrigueras. La iglesia consta de tres espaciosas naves.