domingo, 20 de marzo de 2022

Censura y valoración eclesiástica en el cine y el teatro.


Valoración eclesiástica y censura en el cine y el teatro. 

Introducción.
Manuel, me invita a realizar una introducción sobre la censura  española en el cine y en el teatro. El administrador de este blog, como todos ustedes sabrán, dirige con pericia y orfebrería literaria sus magníficas ‘Fotos y postales antiguas de Sevilla’. Una bitácora digital que se ha ido expandiendo con acierto al mostrarnos los usos y costumbres de todas las provincias andaluzas.
La entrada de hoy es muy especial para un servidor. Mi pasión por la cinematografía me ha llevado a investigar sobre diversos aspectos de las películas. Hoy repasaremos, a través de diferentes filmes, cómo afectó la censura franquista, a la España del siglo XX.  
En 1937, se crea la Delegación del Estado para la Prensa y la Propaganda. De manera posterior se crean las Juntas de Censura Cinematográfica y en 1951 se implanta el Ministerio de Información y Turismo cuyas competencias incluyen la censura en el cine y en otras artes escénicas como el Teatro. Más tarde, y en los estertores del Franquismo, el régimen intenta sobrevivir de manera paradójica con el ‘destape en el cine’ que básicamente consistía en mostrar el cuerpo femenino al desnudo. La mujer era cosificada de manera sonrojante en una serie de películas realizadas por hombres y destinadas casi en exclusiva al sector masculino.
Volviendo a la censura en los primeros años del Franquismo, quisiera mostrar algunos aspectos de cómo la censura y la Iglesia trataron al filme “Gilda” dirigido por Charles Vidor en 1946. Este ejemplo, que incluso resulta tierno y divertido, podría valer para cientos de películas que fueron amputadas o reconvertidas. Una parte muy importante de la historia del cine viene marcada por los grandes clásicos que conectaron con amplios sectores de la población. Gilda es uno de los casos más paradigmáticos en este aspecto por muchas singularidades que concurrieron tras la presentación de la película. La cinta siempre será recordada, entre otras cosas, por la famosa interpretación de la canción: Put the blame on mame con la que Rita Hayworth alcanzó la universalidad y se convirtió en un mito erótico del siglo XX.
La censura encontró en Gilda un buen puñado de razones para cebarse con la película. Sin embargo, sorprende que en España, país donde los censores tenían el trabajo asegurado, se estrenó sin amputaciones significativas. El problema surgió con los sectores más conservadores de la sociedad con la iglesia católica como principal opositora a la exhibición de la cinta.
En su delirio, los obispos consideraron a Gilda como gravemente peligrosa para la moral y la clasificaron para mayores de 21 años. Esto no hizo otra cosa que aumentar la leyenda y el deseo de los espectadores por visionarla. Rezos, protestas y diversos boicots frente a los cines donde se exhibió aún causan perplejidad mundial por lo exagerado de la reacción de dichos sectores de la sociedad.
Como anécdota más significativa cabría resaltar que algunos arzobispos españoles amenazaron con la excomunión a los fieles que osaran a ver el largometraje. Y todo por el famoso guante de Gilda que en definitiva era lo único que se quitaba. Evidentemente no era el guante lo que molestaba. Sencillamente era el control sexual de la población como herramienta moral.
No me quiero extender mucho más, pero pondré dos ejemplos bastantes significativos. ‘Viridiana’ de Luis Buñuel fue calificada por la Iglesia como blasfema y sacrílega. El director general de cinematografía fue cesado de inmediato al haber autorizado su guion aunque posteriormente Franco dijo de ella: “No sé a qué viene tanto escándalo si solo son chistes de baturros”. Cabe decir que el propio Caudillo era bastante más tolerante con el cine que la propia Iglesia obsesionada con cortar y censurar cualquier cosa que atentara contra la moral católica.
Por último, y para cerrar este anecdotario, observaremos qué hizo la censura con el filme de Billy Wilder ‘Con faldas y a lo loco’ de 1959. La película, con unos increíbles Tony Curtis y Jack Lemmon acompañados de la explosiva Marilyn Monroe, fue directamente prohibida en España. Nunca llegó a estrenarse de manera oficial en la época franquista. En el expediente censor puede leerse la siguiente perla: “Prohibida la película mientras exista la veda de maricones”. También fue condenada por “La legión de la decencia” en Estados Unidos”.
No crean que en la época actual estamos libres de la censura. En este siglo XXI ha aparecido un nuevo fenómeno aún más peligroso. Y es que la auto-censura se impone a marchas aceleradas en el cine, teatro o televisión.
Luchemos, pues, por una sociedad en la que la libertad de prensa y la creación artística sean totalmente libres para creadores, artistas y escritores con carácter general.
Miguel Pina.

Desde que empecé hace dos años, a desarrollar esta entrada, siempre tuve claro el que tenía que invitar a mi amigo, Miguel Pina a que nos dejara sus reflexiones, ya que él, es un  excelente crítico cinematográfico y mejor persona, a quien le agradezco mucho su interesante aportación, ya que para mi es un honor el tenerle aquí,  y porque su colaboración engrandece notablemente este humilde blog; como también le agradezco el que no dudara un instante en aceptar mi invitación.
Recomiendo visiten su blog, y disfruten de su excelentes y jugosas críticas, entrevistas, y muchos más temas sobre este apasionante mundo del cine.


"Influencia del cine en la inmoralidad".
Antes del comienzo de la censura franquista, a la que se ha referido Miguel en su Introducción; y coincidiendo con la llegada a Sevilla del cine sonoro en 1929, ya la Iglesia, viendo el interés de la población por las películas y el auge que tomaba el cine, y, preocupada por la influencia espiritual y moral que pudieran tener en las personas cristianas que acudían a ver las mismas, decide tomar parte en el asunto, y como si de una cruzada se tratase, en 1930 comienzan una campaña de valoraciones en sus publicaciones religiosas, cada vez que había un estreno, tanto del cine como del teatro.
Para que lo entiendan mejor, a continuación les pongo unos ejemplos:

Tomado de una revista de mi propiedad, publicada por la Compañía de Jesús, de Sevilla, en 1930, donde se decía lo siguiente:
"Según las estadísticas más recientes, comprobadas por el Departamento de Comercio de Washington y publicadas por el Times de Londres, hay en todo el mundo 57.341 salas cinematográficas.
Solo en los Estados Unidos, se invirtieron en 1929, 162 millones de dólares en construir nuevas salas.
En esta misma nación, el número de salas, pasa de 20.000, con una capacidad de más de 18 millones de asientos, las cuales salas, se ven semanalmente frecuentadas por 120 millones de espectadores, que pagan 800 millones de dólares en entradas.
Estos números son elocuente prueba de la pasión que el cine despierta, evidenciando, que para divertirse no se vacila en sacrificar cantidades fabulosas de dinero.
Si se tiene en cuenta los millones de personas que a diario frecuentan el cine en todo el mundo, fácilmente se entenderá la influencia que estos espectáculos deben necesariamente ejercer, en uno u otro sentido, en la vida moderna.
Pues bien: como con la elocuencia bien triste lo revela la crónica cinematográfica que acabamos de hacer, solamente una parte, tan pequeña, que pudiéramos llamar casi infinitesimal, de las películas cinematográficas, tiene tines moralizadores; llegando a ser realmente contadas las que pueden verse impunemente por toda clase de personas. ¿Quién podrá medir, según eso, los daños inmensos que causa plaga semejante en la moral cristiana?
De aquí que el cine, juntamente con la prensa, hayan venido a ser los más eficaces instrumentos de corrupción que explotan el sectarismo y la impiedad.

Valoración teatral y cinematográfica, que se hace en la misma publicación.
Observación importante.
Para calificar la moralidad de las producciones, apelaremos a los cinco colores, que van ya haciéndose clásicos, y cuya significación es la siguiente:
NEGRO.- Producción impía e inmoral.
VERDE.-  Producción obscena.
ROJO.-    Argumento no inmoral, sembrado, no obstante, de chiste picarescos, escenas atrevidas e incidentes escabrosos. Según las mayores o menores libertades que se permiten los autores o los representantes, el rojo será más o menos subido.
AZUL.-     Argumento y desarrollo moral, pero menos conveniente para niños de pocos años.
BLANCO.- Obra a la que pueden asistir impunemente toda clase de personas.
Valoración Teatral.
Buenos Aires en Madrid.- Presentación de la compañía argentina de revistas, de Gloria Guzmán.
Desconocimiento irritante de nuestro teatro, de nuestra cultura y aún de nuestro gusto. Libertad, descoco y desnudeces provocativas. Sin quedar limitada la inmoralidad a la parte plástica, se extiende a todo, llegando a degenerar en grosería de expresión que ofende y molesta la moralidad más elemental.- Verde subido.

El alma de corcho.- Farsa cómica de los señores Muñoz Seca y Pérez Fernández.
Es de lamentar la moral, cada vez más peligrosa, del teatro de estos autores, que parece  haber convencido, aún a personas timoratas, de lo que no admite convencimiento. El culto a la risa por la risa, sacrificando a ella toda clase de valores artísticos y espirituales, entraña un principio de inmoralidad artística, que forzosamente conduce a la aberración moral. Pues con ello se logra, que el ansia de dinero, la sed de placeres, la corrupción, la estafa y la lubricidad, lejos de tener una condenación formal, reciban de parte del público el asentimiento de la carcajada.
Prueba de ello, es ver como en esta obra se juzga muy graciosa la estafa de una hija, suplantando la firma de su padre, se hace mofa de las postrimerías y se considera el colmo de lo cómico el espectáculo asqueante de bajezas y ruindades.- Rojo muy subido.

Los Chamarileros.- Comedia sainetesca de los señores Arniches, Abati y Lucio.
Basada en un espectáculo desconsolador de codicia, al que corresponde las ansias amorosas, nada disimuladas por cierto, de una mamá. Y por contera, frases groseras y chistes obscenos, digno de cualquier novelucha de ínfima categoría.- Verde.

Ku-Klux-Klan.- Revista de los señores Carballeda y Rodriguez.
Como la mayoría inmensa de tales revistas, constituye un repertorio asqueroso de escenas provocativas, licensiosas y pornográficas.- Verde.

Valoración cinematográfica.
Ingenuidad peligrosa.- Una pobre chica, que parece ingenua, sirve de pretexto para exhibir toda una serie de escenas sensuales, de todo punto inadmisible.- Verde.

Suerte que tiene uno.- Película bufa y vulgar en que no faltan escenas, momentos y hasta títulos picarescos que le dan aire de inmoralidad.- Roja.

Tempestad en Asia.- Película documental del mundo asiático, que asemeja un poema bélico. Limpia moralmente de fondo y forma.- Azul.

Tartufo.- Adaptación del "Tartufo" de Moliére. Peca algo de inmoralidad en la forma, ofreciendo también reparo al presentar como tipo de hipócrita, la figura de un hombre religioso.- Roja.

Si el Emperador lo supiera.- Retrata un ambiente cortesano, en que ofenden la inmoralidad, escenas escabrosas y situaciones eróticas.- Verde.

Lirios silvestres.- Oscura y disparatada. Atrevimientos eróticos, ambiente sensual y desnudeces a granel. Inadmisible en absoluto, tanto en el fondo como en la forma.- Verde subidísimo.

El capitán sin miedo.- Aventurera, dinámica y algo inverosímil. Moralmente peca de determinadas escenas atrevidas y absurdas.- Roja.

El vigía.- Falta de originalidad. Moralmente es un desacierto, por contrastar con un desenlace armónico y moral, escenas pasionales vehementes, y tipos sensuales y lúbricos, que hacen la cinta incitante y repulsiva.- Verde.

La "Censura" durante el régimen franquista.
Lo que van a leer a continuación, lo he tomado de un documentos que se conserva en el Archivo Histórico Provincial de Sevilla relacionados con la censura, pertenecen todos al fondo documental de la Delegación Provincial del Ministerio de Información y Turismo, en la etapa final de la dictadura. Testimonian el alcance del adoctrinamiento en el ámbito cinematográfico, radiofónico y del teatro, con un régimen censor regulador de aspectos que hoy día se podrán sin duda calificar de ridículos.
Relación de películas adaptadas tras ser censuradas por la Comisión de
Censura. 10/03/1972. Signatura: 19865/1. Archivo Histórico Provincial de Sevilla.
MINISTERIO DE INFORMACIÓN Y TURISMO. Nº de Salida del registro General de la Dirección General de Cultura  Popular y Espectáculos, de Información y Turismo: 90915.
(OFICIO-CIRCULAR Nº 8/72). Donde se dice:
En cumplimiento de lo dispuesto en el Oficio-Circular nº 9/69 de Marzo de 1969, a continuación se relacionan las películas que al ser censuradas por la Comisión de Censura, durante el pasado mes de Febrero, se han fijado las siguientes adaptaciones:
Cartelera de Fuga sin fin.
"FUGA SIN FIN".- Exp. 65095.- Distribuidora: METRO GOLDWYN MAYER IBÉRICA, S. A. -Nacionalidad: norteamericana.- MAYORES DE 18 AÑOS.
ROLLO 4º.- Suprimir íntegra la secuencia de cama.
ROLLO 9º.- En la escena erótica del coche, suprimir el mordisco y los jadeos iniciales, empezando cuando él dice: "Me hizo preguntas acerca de marcharte tu con él".- En el doblaje traducir correctamente "it" por "cosa u objeto" y no por "ello" como figura en los diálogos en castellano.
Cartelera de Cuenta atrás.
"CUENTA ATRÁS".- Exp. 64734.- Distribuidora: CEPICSA.- Nacionalidad: francesa.- Rollos 11.- MAYORES DE 18 AÑOS.
ROLLO 1º.- Suprimir todos los planos de la mujer desnuda.
Cartelera de La noche del terror ciego.
"LA NOCHE DEL TERROR CIEGO".- Exp. 65915.- Distribuidora: HASPAMEX FILMS, S. A.- Rollos 10.- MAYORES DE 18 AÑOS.
ROLLO 2º.- Cambiar la conversación de las dos muchachas en el dormitorio, de forma que en toda la intervención (dentro o fuera del dormitorio) desaparezca cualquier referencia lesbiana y suprimir el beso en el tren.
ROLLO 3º.- Suprimir desnudo detrás del fuego.
ROLLO 8º.- En la escena de la violencia, suprimir a partir de las bofetadas, dejando solamente los planos lejanos de la pareja.
Cartelera de Los Diez Mandamientos.
"LOS DIEZ MANDAMIENTOS".- Exp.. 62988.- Distribuidora: PARAMOUNT FILMS DE ESPAÑA, S. A.- Rollos 24.- Nacionalidad: norteamericana.- TODOS LOS PÚBLICOS.
ROLLO 3º.- Suprimir el beso de Moisés y Nefertari.
ROLLO 4º.- Suprimir el beso de Ranses y la misma, y la referencia en el diálogo al beso, cortando desde la frase de él "A tí te tendré más cariño, pero menos confianza" hasta el cambio de escena.
ROLLO 5º.- Suprimir el beso de Moisés a  y Nefertari.
ROLLO 8º.- Suprimir la escena de Moisés arrodillado ante Nefertari, y el beso posterior de los mismos.- Suprimir el beso de Beka y la esclava.
ROLLO 9º.- Suprimir la danza, dejando solo el plano inicial de la misma.
ROLLO 23º.- Abreviar la orgía, suprimiendo desde después de la frase: "¿Queréis. plañideras de Moisés, enfrentaros con el nuevo Dios de oro?, hasta la frase: "Y adoraron al becerro de oro, y le ofrecieron sacrificios".- Suprimir desde el plano en que una mujer vestida de rojo, sube junto al becerro de oro y se abraza a él, hasta el plano de Moisés.- Suprimir desde el plano en que Moisés, con las Tablas de la Ley, inicia la bajada del monte, hasta el final del rollo.
ROLLO 24.- Suprimir los planos de orgía con que comienza el rollo hasta el plano de Moisés que viene al encuentro de Josué.- Suprimir los planos de orgía, desde que Moisés con Josué baja hacia la multitud, hasta el plano en que los dos hombres forcejean con una muchacha, y, asimismo, desde el plano posterior a éste hasta que Josué toca el cuerno de caza.
Cartelera de El sol bajo la tierra.
"EL SOL BAJO TIERRA".- Exp. 65799.- Distribuidora: EXCLUSIVAS FLORALVA, S. A..- Rollos 10.- Nacionalidad: española.- MAYORES DE 18 AÑOS.
ROLLO 3º.- Suprimir la frase identificando "cobarde y mejicano".
ROLLO 7º.- Reducir mucho la paliza al protagonista, sobre todo cuando le apalean y le cuelgan.
ROLLO 9º.- Suprimir todos los planos del estrangulamiento del traidor cerrando su aparición con su voz en "off", "No, no quiero morir".

Cartelera de Homicidio al límite de la ley.
"HOMICIDIO AL LÍMITE DE LA LEY".- Exp. 65914.- Distribuidora: ALIANZA CINEMATOGRÁFICA.- Nacionalidad: española.- Rollos 10.- MAYORES DE 18 AÑOS.
ROLLO 6º.- Suprimir el plano en que el protagonista desabrocha la cremallera del vestido de Rossana Yanni.
ROLLO 10º.- Abreviar escena de la muerte de Rossana Yanni.
Cartelera de El volar es para los pájaros.
"EL VOLAR ES PARA LOS PÁJAROS".- Exp. 64329.- Distribuidora: METRO GOLDWY MAYER IBÉRICA, S. A..- Nacionalidad: Norteamericana.- Rollos 12.- MAYORES DE 18 AÑOS.
ROLLO 5º.- Abreviar el orgasmo de la chica envuelta en la tela blanqui-roja, mientras el chico hace gimnasia.- Suprimir plano de pechos desnudos de Louise.
ROLLO 7º.- Suavizar la frase cuando dice al chico "¿Eres virgen?.
ROLLO 8º.- Suprimir plano de la muchacha con el pecho desnudo en la fuente.

Bocetos del cartel de la película "Charada" con sello de visado y autorizado. 1964. Signatura 13759/73. Archivo Histórico Provincial de Sevilla.
Cartelera  de la película "Charada". 
Boceto de cartel de la película "La pantera rosa", con sello de visado y autorizado. 1964.
Signatura 13759/72. Archivo Histórico Provincial de Sevilla.
Cartelera de la película "La Pantera rosa".

Y ya para terminar, invitarles por si les apetece y tienen tiempo, a que vean una colección de cromos de los años cincuenta, de un álbum de mi propiedad titulado "Estrellas de la pantalla", que pienso que les pude gustar, y más, si son aficionados al cine. Pueden verlo haciendo clic: AQUÍ.

75 comentarios:

  1. Impresionante tu entrada, por la extensa documentación. Tiene mucha razón Miguel Pina en que actualmente se esta imponiendo una censura que, aunqué más sutil, si que es alarmante, la de lo politicamente correcto. Curioso el poder de la iglesia en aquella época, superando al mismisimo Franco. Repito, genial entrada. Un gusto pasar por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. La censura con sutileza tiene mayor peligro que incluso la que se hacia de manera tan brutal. Más si cabe la auto-censura.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias, Castelo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Manuel, buen especialista has traído al blog. Vaya lección magistral sobre la censura, que me ha hecho recordar una película antigua donde una pareja sentada en la cama hablaban con evidente complicidad erótica, mientras el doblaje nos los presentaba como hermanos. En su afán por evitar alusiones a un sexo corriente, el censor no caía en que se le colaba el incesto.
    No recuerdo el título, pero sí que me dejó una sensación de caos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias querido, Manuel, por esta oportunidad y por el privilegio de haber escrito esta entrada tan especial junto a ti. El cine siempre fue golpeado desde sus inicios por la censura y aún en el día de hoy se sigue censurado de manera más sutil que es la peor de las censuras. Larga vida, en definitiva, para el Cine y para un espacio como el tuyo qué es un símbolo en la divulgación de la Cultura.

    Un abrazo y un gran saludo para todos tus lectores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel por tus amables palabras, y me reitero, en que para mi ha sido un honor el tenerte aquí.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Publicação que amei ler. Deixo o meu elogio ... sem censura.
    .
    Domingo feliz … saudações cordiais
    .
    Pensamentos e Devaneios Poéticos
    .

    ResponderEliminar
  5. Thank you and Miguel for a fascinating article. Sadly censorship still has a part to play. A part which I wish that more of us were aware of...

    ResponderEliminar
  6. Siempre supe que la Iglesia tenía mucho más poder que Franco a la hora de la censura.Recuerdo muy bien esas películas para mayores de 18 años y cómo me colé en algunas teniendo 16 sin que nadie me lo impidiera.También recuerdo los famosos rombos de TV para calificar una película.Desconocía lo de los colores.Muy interesante y trabajada esta entrada.Saludos

    ResponderEliminar
  7. La censura española con el cine en el período de la dictadura franquista, ha dado mucho juego para todo tipo de chanzas y ha generado considerable material de estudio y chanza.
    ha y que recordar que en los centros controlados directamente por la iglesia, la censura aún era mayor, que ya es decir.
    Lo del capellán censor tocando un timbre, cada vez que la pareja acercaban sus rostros para darse un beso, a los de la cabina de proyección para cortar la escena, es totalmente verídico y lo viví en el cole.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Un verdadero tratado, Manuel. me lo guardo sin perderme ni una coma, ni una imagen, ni una cita. Un trabajo extenso pero concreto.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Tante notizie che non sapevo.grazie.Buona serata Manuel.Notte...

    ResponderEliminar
  10. Ahora estas películas, marcadas de rojo, no son nada, para lo que se ve ahora.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Esta entrada me acerca a algo que por edad no he vivido, pero que me sorprende tanto como me asusta, censurar el arte me parece una aberración. Gracias por tan interesante trabajo.

    ResponderEliminar
  12. Uy la censura a veces parece un chiste y mas cuando ves como cambia el mundo. Te mando un beso.

    ResponderEliminar
  13. Como bien dices, Miguel es un excelente crítico. Siempre es un placer visitarlo.
    La censura ha hecho grandes barbaridades.
    A veces, no se entendía muy bien el argumento.
    Como, por ejemplo, la película "MOGAMBO". A un matrimonio, lo convertían en hermanos...
    Nos brindas una maravillosa información.
    Fantástica tu entrada.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Amalia.
      Buen apunte el de Mogambo ;)
      Abrazos.

      Eliminar
    2. Muchas gracias,
      Un fuerte abrazo, Amalia.

      Eliminar
  14. Una estupenda entrada!!!
    Voy a visitar su blog.
    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
  15. Pese a que hoy en día se habla de la libertad de expresión, siempre habrá, de alguna forma, una censura implícita, esto se extiende al teatro y al cine.
    Me ha parecido estupenda la crítica de tu amigo Miguel ¡Cuánta razón tiene! las películas que menciona las conozco y por eso entiendo mejor lo que dice.
    Para los dos, por vuestro trabajo y dedicación, os dejo mis felicitaciones y cariños para compartir.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  16. Una fabulosa y muy trabajada entrada de ese buen amigo Manuel.
    Los que ya estamos metidos en años, sabemos de todo cuanto habla y comenta. Eran tiempos de censura y cerrada libertad de expresión, pero era lo que había, o cruzar la frontera.
    Un gran abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juan.
      Un fuerte abrazo, y por dar al Cesar lo que es del Cesar, Miguel nos ha regalado la Introducción, y el resto de la entrada es de mi cosecha.

      Eliminar
  17. Impresionante entrada. Primero regalándonos la introducción de Manuel Pina con cuyo análisis de la situación actual estoy totalmente de acuerdo y después dándonos una autentica lección de como y de qué manera actuó la censura en la España franquista bajo los criterios de la iglesia a los cuales, parece ser, se ceñían los censores de forma escrupulosa.
    Se que me repito pero no deja de asombrarme lo bien documentadas que están tus entradas y lo interesante que resulta siempre su lectura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Sobre la censura a la película Viridiana a la que la censura ataco y según parece Franco califico como chistes de baturros lo que censuraban. Según tengo entendido a el mismo le censuraron el guion de la película "Raza" porque no era acorde con los principios del "glorioso alzamiento nacional".
    Lo que mas me sorprende por la temática abordada y ser una de las obligatorias de Semana Santa es la censura a "Los diez mandamientos".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Qué interesante blog tienes, Manuel. Muchas gracias por tu visita y comentario... Te sigo de aquí en más.

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  20. Muy interesante esta entrada, muy buen reportaje. Abrazos Manuel.

    ResponderEliminar
  21. Estupenda la aportación de Miguel, al que siempre me encanta leer por su destreza en hacer reseñas cinematográficas, y supongo que en cualquier tema es igual de bueno con sus escritos como demuestra aquí, mostrándonos esa etapa de las artes escénicas donde la censura era rígida, aunque yo cuando veía las películas pensaba en aquellos tiempos, que eran realizadas así, con lo cual las veía tan gustosamente.
    Cada etapa de la vida a tenido sus cosas y en la actualidad hay otras quizás más peligrosas...
    Estupendo todo lo que nos cuentas de tu autoría con tanto detalle, y la verdad es que era una exageración tanto meter la tijera.
    Una entrada muy bonita e interesante Manuel.
    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Elda.

      Es cierto que en muchas de las películas no te dabas cuenta de las escenas censuradas aunque a veces las amputaciones te decían que algo raro estaba sucediendo. Una buena película para ver el "arte" de la censura fuera de España es la italiana 'Cinema Paradiso' en cuya escena final se recuperan los besos robados a toda una generación.

      Un fuerte abrazo de regreso y siempre agradecer a Manuel la oportunidad de estar en su bitácora digital.

      Eliminar
    2. Gracias, amiga Elda.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Leyendo este post, me dejé ir por la novela de Gabo, El coronel no tiene quien le escriba. La censura sobre el cine que se podía ver en el teatro local, provenía del cura Ángel. Y revela el poder de la iglesia sobre el gobierno civil, a través del Concordato que le daba jurisdicción para establecer qué podía ver o no ver el pueblo colombiano. Y eran campanadas las que le decían al pueblo la licitud de la cinta. "Un poco después de las siete sonaron en la torre las campanadas de la censura cinematográfica. El padre Ángel utilizaba ese medio para divulgar la calificación moral de la película de acuerdo con la lista clasificada que recibía todos los meses por correo. La esposa del coronel contó doce campanadas.

    —Mala para todos —dijo—. Hace como un año que las películas son malas para todos."
    UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Carlos, por tan interesante y curioso comentario.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  23. Quante cosa sulla censura che non sapevo!! Tutto molti interessante. Un caro saluto.

    ResponderEliminar
  24. Bom dia. Desejo um ótimo sábado com muita paz e saúde.

    ResponderEliminar
  25. Excelente post. Las palabras de Manuel Pina son muy esclarecedoras y servem de introdução ao assunto.
    Las tuas, Manuel, son igualmente esclarecedoras acerca da censura no cinema y Prensa no tiempo da ditadura. A igreja conseguiu ser pior que Franco, me parece. Conheço o nome de algumas películas, pero de outras, da maioria, no.
    Gostei do trabalho de ambos. Felicitaciones para los dois.

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  26. Impresionante post que habla de la censura y aporta tan generosa documentación.
    Como buena cinéfila he disfrutado enormemente viendo los cortes de la censura, pues he visto bastantes de ellas.
    Recuerdo muy bien haber visto "Con faldas y a lo loco" tiempo después de la muerte del dictador.
    Fue una época donde la Iglesia como institución mandaba mucho.
    En la actualidad presumimos de libertad de expresión, pero a veces no caemos en la cuenta de sigue la censura, porque la cultura nos hace más libres y no conviene...
    Muchas gracias por tu aportación.
    Me voy ahora a visitar tu blog.

    Saludos desde Navarra.

    ResponderEliminar
  27. Um post magnifico, pela qualidade e quantidade das informações aqui apresentadas.
    Lembro-me bem dos tempos em que não havia qualquer liberdade, nem para falar, nem para escrever, tempos terríveis que felizmente acabaram.
    Um grande abraço

    ResponderEliminar
  28. Felicitaciones a ambos! A vos Manuel por haber invitado a Miguel Pina y a él por la precisión de sus palabras, por la claridad de conceptos y ese amor que -claramente- siente por el cine y su historia. Sin dudas es un gran cinéfilo.
    Y por supuesto amigo que también tu informe sobre la censura eclesiástica en tu Sevilla amada. ¡Completo e ilustrativo como siempre!

    La historia de la censura es terrible en cualquier parte del mundo. En mi país hemos pasado lo peor durante la última dictadura militar. Se han desperdiciado grandes talentos y han quemado todo lo que podía hacer pensar, reflexionar y pedir por un mundo más justo.
    Y la iglesia, obvio, ne estuvo ni estará exenta

    Va mi abrazo no sin antes contarte (fuera totalmente de contexto) que ahora mismo está en Sevilla mi escritor argentino favorito: Federico Jeanmaire y que mañana martes estará en varios programas de TV y creo que también en radio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Lucía, en nombre de los dos.
      De Jeanmaire, el otro día lo vi en TV como le entregaban un premio literario, en Cádiz.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  29. Hola, Manuel!

    Tengo que corrigir no meu comentário acima o nombre de nuestro amigo, que faz a introdução ao post.
    Miguel Pina es su nombre y no Manuel Pina. Me desculpa, Miguel! Gracias!

    Buena semana para los dois.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta que te disculpes, ya que se te entendió perfectamente.
      Gracias de todas formas.

      Eliminar
  30. Interesante lo que compartes y muy bien explicada la información, un gusto leerte. Saludos a la distancia amigo.

    ResponderEliminar
  31. Gracias a los dos por esta interesante entrada. Los que tenemos ya unos añitos, conocimos la censura. A veces resultaba raro como pasaba de un plano a otro y continuaba la película sin más.
    Cuando cuentas te pedían el dni para entrar en cines y discotecas, ponen cara de asombro.
    Buena semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Madre mía. Qué recuerdos. He vivido yo esa época de la censura y tambien como a ti, me gusta muchísimo el cine. De hecho antes de la fotografía pasé por el cine de super-8 donde me inicié y pasé después al 16mm. pero eso es otra historia.
    Gracias por tan buena entrada y para tu amigo Miguel Pina.
    Menuda colección que tienes de cromos. Yo coleccioné (dónde estarán) los posters en pequeño de películas. También tenía todas las paredes de mi cuarto con fotos en cartón que usaban en los cines para que la gente se hiciera una idea de las escenas de la película incluso también algunos fotogramas originales, supongo que los que sobraban cuando se rompía el film y lo volvían a pegar con acetona claro. Me las daba el dueño de un cine amigo de la familia.
    Un fuerte abrazo, Manuel

    ResponderEliminar
  33. Uma publicação extraordinária, Manuel! Fantástico trabalho de pesquisa que entre ambos, tão bem nos esclareceu sobre esta temática, o que visava, como funcionava... e de certa forma ajudou a caracterizar uma época, que muita gente não viveu. A liberdade, é algo por que temos de zelar continuamente... pois manipulações em qualquer área, condicionam a consciência de um povo!...
    Estão ambos de parabéns, por tão bem nos darem a conhecer algumas das limitações impostas, na época!
    Um grande abraço!
    Ana

    ResponderEliminar
  34. Enhorabuena a los dos por tan excelente entrada, un gran trabajo. Muchas gracias por compartirlo. Abrazos.

    ResponderEliminar