jueves, 20 de junio de 2019

Guillermo Campanal. Sevilla F. C.


Campanal I.
(Sevilla F. C.)
El guión inédito que podrán leer a continuación, y del que es autor el crítico deportivo, don Antonio Gamito Guzmán, fue retransmitido por la Emisora de Sevilla, de Radio Nacional de España, el día 30 de Septiembre de 1955.
Esta es una curiosa fotografía familiar de los Campanal, el que años después había de ser famoso delantero centro internacional, es el "peque" de la izquierda, al lado de sus hermanos mayores.

Este guión fue radiado en la sección  ¿Sabía usted, que...? del programa "Campeones", de la citada emisora de Sevilla,  y en él, se decía lo siguiente:

(SINTONÍA DE LA SECCIÓN)
LOCUTOR  1º.-  ¿Sabía usted, que...?
(COMPASES)
LOCUTOR  2º.-  Campanal, el famoso centro delantero de aquella línea "stuka" jugó 446 partidos vistiendo los colores del Sevilla Club de Fútbol....?
Pues, así señores oyentes, Campanal I, modelo de jugador, dentro y fuera del terreno de juego, siempre firmó en blanco cuando tenía que renovar su ficha por el Club decano.
(COMPASES DE MÚSICA APROPIADA)
LOCUTOR  1º.-  Marcelino Guillermo González del Río, Campanal I, nació en Avilés el día 9 de Febrero de 1912; en el hogar de D. Marcelino y Dª. Abundia habían formado en sus años de ilusiones. Marcelino viene a alegrar, con sus travesuras, aquella casa donde el padre es modelo de rectitud y laboriosidad, y la madre imprime a todos sus actos la ternura de que es capaz la mujer española.
(COMPASES)
LOCUTOR  1º.-  Desde muy niño, el que luego sería auténtica figura del fútbol español, se aficiona a dar patadas a la pelota. Y aquellos partidos callejeros tienen repercusión en casa de Marcelino....
GUARDIA.-  Don Marcelino...usted perdone, pero....
PADRE.-  ¿Qué ocurre?
GUARDIA.-  Cosas de Chicos....
PADRE.-  Hable, hable....
GUARDIA.-  Pues, verá... el "guaje" de usted...rompió, ayer, la luna del escaparate de la tienda de Pachín...
PADRE.-  ¿Que la rompió...? No sabía nada....
GUARDIA.-  Sí...estaba jugando con otros a eso que le llaman el "Foot-ball"... ese juego de locos...
PADRE.-  ¿A las pedreas, le llaman ahora así...?
GUARDIA.-  No... es un juego que hacen con una pelota...
PADRE.-  Bueno...y...
GUARDIA.- Que está usted multado...Son diez duros...
PADRE.-   Bien...No sabía yo, que a mis años...tenía que estar mezclado en juegos de "guajes"....
LOCUTOR  1º.-   Aquella escena, con el agente de la autoridad, hizo que D. Marcelino tomase una determinación, con respecto al principiante de futbolista.
PADRE.-  Aquí... ha estado un guardia...que...
MARCELINO.-  (VOZ DE NIÑO) Yo solo no fui... papá... Estábamos jugando varios y Ricardo tiró la pelota...yo quise rematar y partí la luna del escaparate...
PADRE.-  Y ¿te parece bonito...?
MARCELINO.-  No...; pero yo no lo hice queriendo...
PADRE.-  Bueno, bueno... estas situaciones se acabaron...
MADRE.-  Cosas de chiquillos...
PADRE.-  Sí...; pero hay que poner coto a esas aficiones, porque de seguir así, el día menos pensado...Bueno..., atención a lo que voy a decirte... He decidido que vayas al colegio francés, del que me habló tu madre el otro día...
MADRE.-  Pero... ¡Está tan lejos...!
PADRE.-  No te preocupes que lo hago por su bien...¿o es que lo quieres aquí, rompiendo cristales, todos los días...?
MADRE.-  Llevas razón... En fin, ¡Dios quiera que no le pase nada...!
MARCELINO.-  No pases cuidado, mamá...no me pasará nada... y estudiaré...
(COMPASES)
LOCUTOR  1º.-  Y Marcelino marchó a Bayona, a estudiar en el colegio de San José. El Fortuna, de Avilés, se quedó sin su medio derecho; pero el equipo del colegio se encontró, de la noche a la mañana, con un notable refuerzo. Llevaba ya seis meses en el colegio, nuestro protagonista, cuando un día...
GUARDIA.-  Buenos días...don Marcelino...
PADRE.-  Buenos días... ¿que le trae por aquí...?
GUARDIA.-  Pues idéntico motivo que la otra vez...su hijo Marcelino---
PADRE.-  ¿Más cristales rotos...?
GUARDIA.-  Sí, señor...
PADRE.-  ¿Y cuando ha sido eso...?
GUARDIA.-  Hace unos cuatro días...
PADRE.-  Entonces, señor mio, no ha sido mi hijo... Lleva seis meses en un colegio interno... en Francia...
GUARDIA.-  Sí..., pero, aquí dice Marcelino Guillermo Conzález del Río...
PADRE.-  Ahí puede decir lo que quiera..., pero mi hijo no ha roto nada... no pago nada...
GUARDIA.-  Claro... ahora me doy cuenta...¡demonios de chicos...!
(COMPASES)
LOCUTOR  1º.-  Dos años estuvo Campanal I estudiando en Francia y a su regreso a Avilés, su padre -para evitar que volviera a las andadas- le ordenó que pasase a la fábrica de conservas, como un empleado más. Campanal I, juega a escondidas, en el Deportivo Avilés, donde se forjaron los Casuco, Gales, Miranda...
MARCELINO.-  (VOZ ADULTO)  Oye , Luis... tu no podrías hablar con papá...
LUIS.-  Es difícil... Papá, no consiente en que juegues a la pelota...
MARCELINO.-  Pero...no se...en que se funda... porque es un deporte que...
LUIS.-  Todo lo que digas lo se... yo lo que puedo hacer es ayudarte... que entrenes en el patio... y el día que tengas partido, pues darte permiso...
MARCELINO.-  Gracias, Luis...
(COMPASES)
LOCUTOR  1º.-  Así pasó algún tiempo. Marcelo entrenaba en el patio de la fábrica por aquel entonces fichó por Villa-Alegre donde empezó a alinearse de centro delantero, en el puesto donde alcanzaría la popularidad... Y un día...
PADRE.-  Oye, Luis... tu hermano Marcelo ¿donde está...?
LUIS.-  Por ahí, anda... hace un rato estaba en el escritorio... Voy a llamarlo...
PADRE.-  No, no te molestes... porque no está... me acaban de decir que está jugando a la pelota... en vez de trabajar...
LUIS.-  No me lo explico... porque él sabe...
PADRE.-  Ahora mismo resuelvo esto... Vamos...
(COMPASES)
LOCUTOR  1º.-  D. Marcelino se dirigió al teléfono...
PADRE.-  (HABLANDO POR TELÉFONO)  Srta., póngame con el cuartel de la Guardia Civil...
LUIS.-  Pero, papá... ¿que vas a hacer...?
PADRE.-  Acabar esto de una vez...(HABLANDO) ¿El Sr. Sargento? Soy Marcelino González del Río.... ¿como está usted...? Bien gracias.... Mire, mi hijo está jugando a la pelota sin mi permiso... Yo le ruego que lo detenga y me lo lleven a casa...Sí...es para darle un susto...Bien...Gracias, muchas gracias...
(COMPASES)
LOCUTOR  1º.-  Tras la reprimenda que don Marcelino echó a su hijo, este parecía más calmado en sus aficiones futbolísticas. Mientras tanto su madre y su hermano Luis fueron convenciendo a D. Marcelino. Aquel Sr. tan recto hacía como el que no se daba cuenta... Campanal firmó por el Real Sporting de Gijón de donde, en la temporada 1929 al 30 pasa al Sevilla Club de Fútbol...
(COMPASES)
ENTRENADOR.-  Mañana juegas, Campanal...
MARCELINO.-  Como usted diga...
ENTRENADOR.-  Toda la afición sevillana y sevillista, como es natural, está pendiente de ti...
MARCELINO.-  Me hago cargo... Procuraré no defraudar a nadie... Y ¡Quiera Dios que tenga suerte...!
(COMPASES)
LOCUTOR  1º.-  Tras aquel encuentro amistoso con la Real Sociedad, con que se inauguró la temporada 1929-30, en Sevilla, no se habla de otra cosa que del jugador de Avilés... Y aunque el Club decano cuenta con un centro delantero como Gual, el asturiano no ceja a la temporada siguiente es titular...
(RUIDO DE PÚBLICO EN ESPECTÁCULO DEPORTIVO)
HOMBRE  1º.-  ¿Has visto que jugada...?
HOMBRE  2º.-  ¡Magnífica...!
HOMBRE  1º.-  Y así todos los partidos...
(COMPASES)
LOCUTOR  1º.-  Su fama se va extendiendo y los seleccionadores nacionales anotan su nombre, pero son los tiempos de Lángara.... Campanal sueña con vestir la camiseta de internacional, hasta que llegan los Campeonatos del Mundo, en Italia... El día 31 de Mayo de 1934, el equipo español a empatado a un tanto con Italia, en Florencia... Ocho jugadores han resultado lesionados: Zamora, Ciriaco, Quincoces, Fede, Lafuente, Iraregorri, Lángara y Gorostiza... D. Amadeo Gracía Salazar tiene que alinear, al día siguiente, otro equipo...
AMADEO.-  Campanal... ¿se ha dado cuenta de la forma de jugar del medio centro...?
MARCELINO.-  Sí, don Amadeo...es fuerte... y algo sucio jugando...
AMADEO.-  Espero de usted...que...
MARCELINO.-  Comprendido... Puede estar seguro de que saldré dispuesto a luchar hasta el final...
(COMPASES)
LOCUTOR  1º.-  Y al día siguiente, Campanal, como lo había prometido, sostuvo uno de los choques más emocionante que registra la historia de nuestro fútbol: la pugna con Monti, aquel fornido medio centro de la "Squadra azzurra"...
A Campanal, aquella tarde, le anularon dos tantos, porque el colegiado suizo Messieur Marcet, se mostró casero en grado sumo... A su regreso y en la Secretaría del Sevilla...
PRESIDENTE.-  Mire, Marcelo... como usted sabe su contrato termina este año y el Club espera conocer sus pretensiones...
MARCELINO.-  ¿Pretensiones...? Yo firmo en blanco... y luego ponen lo que les parezca...
PRESIDENTE.-  Gracias, Marcelino... por este gesto suyo que habla bien claramente de su amor por el Sevilla...
MARCELINO.-  No hago nada más que corresponder a las atenciones que tienen conmigo...
PRESIDENTE.-  Gracias... y puedo asegurarle que el Club que me honro presidir no olvidará este gesto tan deportista que tiene...
(COMPASES)
Acababa de cumplir los dieciséis años, cuando Campanal rubricó su primera ficha profesional. Fue en Sevilla, naturalmente. Esta es la fotografía de 1929, que recoge el histórico momento, en presencia del directivo sevillista D. Edmundo Silvestre.
LOCUTOR  1º.-  El 24 de Diciembre de 1944 el Sevilla celebró el homenaje a Campanal... Presidía, don Jerónimo Domínguez Pérez de Vargas, marqués del Contadero... y el entonces presidente de honor don Ramón Sánchez Pizjuán redactó la siguiente moción...
SOCIO.-  Mira lo que dice aquí, don Ramón...
SOCIO  2º.-  ¡Ah! ¿Es relativo al homenaje a Campanal...?
SOCIO  1º.-  Sí... Escucha: "El citado jugador ingresó en nuestro Club en la temporada 1929-30, llevando, pues, con la presente 16 temporadas de servicios ininterrumpidos al mismo... De los 614 partidos que se jugaron durante ellas, intervino en 442, marcando 406 goles... De los partidos jugados en rivalidad local con el Betis intervino en 32, de los cuales se ganaron 18 y se empataron 4, marcando Guillermo 20 de los 65 goles que se obtuvieron.
SOCIO  2º.-  Desde luego, se merece el homenaje... Oye, ¿y 16 años lleva Campanal en el Sevilla...?
SOCIO  1º.-  Si...así lo dice este escrito...
SOCIO  2º.-  ¡Como pasa el tiempo...!
(COMPASES)
Los dos Campanal, el que fue ariete y el que fue defensa. Este, cuando se hizo la fotografía, estaba cedido por el Sevilla al Iliturgi.
LOCUTOR  1º.-  Y la temporada 1946-47 fue la última que jugó... Luego hizo los cursos de preparador nacional. Dirigió al Málaga y luego firmó por el Sevilla; equipo que preparó hasta la llegada de Helenio Herrera...
MARCELINO.-  Don Ramón tenía que decirle que yo tengo un sobrino que no juega mal...
D. RAMÓN.-  ¿Porque no lo traes...?
MARCELINO.-  Cuando usted diga...
D. RAMÓN.-  Eso tu lo dirás, porque sabemos que traerlo, es porque tiene cualidades... y con que se parezca al tío...
MARCELINO.-  Gracias, don Ramón...
LOCUTO 1º.-  Y así se decidió la venida al Sevilla de Campanal II, el que luego sería famoso defensa internacional sevillista... Pero, aún hay más, Campanal I, tiene un hijo: Guillermo González del Río Montes, que juega en el equipo juvenil sevillista, de interior y centro delantero...
PERIODISTA.-  Entonces, ¿está contento con la afición al fútbol de su hijo...?
MARCELINO.-  Pues, sí... antes, cuando estudiaba el Bachillerato no le dejaba estudiar..., pero ahora, si... Este no ha tenido esa oposición que yo tuve en mi casa...
PERIODISTA.-  Y ¿reune cualidades? 
MARCELINO.-  No lo hace mal para la edad que tiene...desde luego procuro enseñarle lo que se...; porque este chico tendrá la dificultad que encierra el llevar un nombre.
PERIODISTA.-  De tanto prestigio deportivo...
MARCELINO.-  Gracias...
PERIODISTA.-  No las merece...Ahí es nada contar, ya, con un Campanal IV...
(COMPASES)
Campanal padre y Campanal hijo. Entre ambos, muchos años de historia deportiva. El júnior es el cuarto de los Campanal, porque el segundo es el zaguero internacional del Sevilla, y el tercero, el famoso atleta.
LOCUTOR  1º.-  Y así, con esta sencillez, Campanal I, el que fuera famoso ariete sevillista y del equipo nacional puso fin a la entrevista.... Ahora, que el Club decano se prepara para celebrar sus Bodas de Oro, el nombre de Marcelino Guillermo González del Río, Campanal I, cobra actualidad, una actualidad que no ha cesado nunca, porque el asturiano-sevillano está ligado íntimamente al Sevilla Club de Fútbol por los lazos indisolubles del afecto nacido a través de jornadas gloriosas y aciagas, que de todo hubo en los cincuenta años de historia que ahora se cumplen...

                                              Sevilla, 30 de Septiembre de 1955.
(COMPASES QUE SE FUNDEN CON LOS DE LA SECCIÓN SIGUIENTE)
Campanal, capitán del Sevilla. Ahí le tienen, en la foto de rigor, antes de ponerse en juego el balón en un encuentro con la selección de Lisboa, en Nervión, en el año 1939.
Este fue el conjunto sevillista que consiguió la primera copa del Generalísimo, en 1939. En el formaba íntegramente la famosa delantera "Stuka": López, Pepillo, Campanal, Raimundo y Berocal.
La mejor selección regional (1931), que ha tenido Andalucia... De izquierda a derecha, Campanal I, Iglesias, Martín, Ventolrá (Sevilla), Jesusín (Betis), Guillermo Eizaguirre, Padrón, Epelde (Sevilla, Adolfo (El Canario), Adolfito (Betis), Rey y Brand (Sevilla).
Rematador impetuoso, Campanal entraba siempre en el área como un auténtico "stuka". La foto corresponde a uno de aquellos emocionantes Sevilla-Betis, del año 1934.
Campanal II.
Fuente: Tanto el guión, que es  original, como las imágenes de la prensa,  están tomado de documentos y revistas, de mi propiedad.
SI DESEAR CONOCER OTROS TEMAS RELACIONADOS CON EL SEVILLA F. C., HAGA CLIC: AQUÍ.

lunes, 10 de junio de 2019

Fotos antiguas de Olvera, Setenil y Algodonales, (Cádiz)

Olvera (Cádiz)
Ciudad de 10.278 habitantes, según el censo oficial de 1910; cabeza del partido judicial de su nombre y situada en una altura que comprende varias colinas y quebrados riscos.
Las aguas de esta ciudad son buenas y abundantes y algunos de los manantiales, tienen  virtudes medicinales. distinguiéndose,  entre éstos,  el de aguas sulfurosas, con establecimiento, conocido por "Balneario de la Sarna".
Riegan el territorio el Guadalporcún y multitud de pequeños tributarios del mismo. entre los que solamente el arroyo Salado es digno de mención.
Los productos agrícolas eran: abundantes cereales, aceite, algo de vino, pastos, frutas muy sabrosa, hortalizas y bellotas. Se críaba ganado de toda clase, aunque no en gran cantidad y la caza menor era abundante.
Las principales industrias dependían de la agricultura, siendo la molinería de harinas y de aceites las que rendían mayor riqueza. Había también algunas fábricas de aguardientes, una de chocolate y otra de electricidad, para el alumbrado.
Esta ciudad fue mansión del Itinerario Romano, donde se la designa con el nombre de Hippa. Fue reconquistada a los moros, en 1327, por Alfonso XI, siendo nuevamente acometida por aquellos en 1482, en cuya ocasión sufrió muchas penalidades.
Vista general de Olvera.
Se halla el caserío caprichosamente esparcido entre los riscos.
Entrada a la ciudad.
Llegando por la carretera de Pruna ofrece la ciudad un aspecto sumamente pintoresco.
Peñón de la Tahona.
En medio de la ciudad surge este imponente macizo rocoso.
La Alameda.
Así se llama, a pesar de su falta de arbolado, este punto céntrico de la ciudad.
Calle de Sagasta.
Las vecinitas esperan turno para llenar su cántaro en la fuente pública.
Calle del Mercado.
Sobre los modestos edificios se alza el espadado del peñón del castillo.
El Castillo.
Ruinas de la antigua fortaleza que defendió la ciudad desde lo alto del peñón.
Parroquia de la Encarnación.
Templo de grandes proporciones y airosa fachada correspondiente al estilo del siglo XVIII.
Interior de la iglesia parroquial.
El púlpito, los zócalos de las pilastras y otras partes son de mármol de la cantera del término.

Setenil (Cádiz).
La villa de Setenil está situada en los márgenes del Guadalporcún, en territorio irregular, a 18 kilómetros de la cabeza de partido y a 10 de la estación de su nombre, en la línea de Algeciras a Bobadilla.
El clima es bonancible y sano y la principal riqueza del término consistía en la producción de cereales, aceite y bellotas.
Setenil corresponde a la antigua Lacipo, citada por Mela, Plinio y Ptolomeo; hoy se la distingue, vulgarmente, con el nombre de Setenil de las Bodegas. De su confusa historia solo se comprueba que fue reconquistada a los moros por Fernando V, en 1484.
Vista general de Setenil. 1912.
Altar mayor de la parroquia. 1912.
Son interesantes la mayor parte de los retablos contenidos en esta hermosa iglesia, cuya bóveda de crucería nos indica que fue construida a principios del siglo XVI.
Vista parcial de Setenil tomada desde el río. 1904.
Casas de Setenil construidas al pie de una montaña. 1904.
Exterior del Parador de la Victoria. 1905.
Interior del Parador de la Victoria, donde se hospedaba el "Vivillo" cuando era contrabandista. 1905.
La guardia civil del puesto de Setenil que persigue a los bandidos, descansando durante un reconocimiento en la sierra. 1905
El Cabo Romano, Comandante del puesto de Setenil que perseguía tenazmente a la partida del "Vivillo".
D. Pedro Guzmán, víctima del "Vivillo", el cual le robó, en la Cañada del Boquerón, el día 20 de Septiembre de 1905, la cantidad de 2000 duros.
De esta forma quedaron las siete víctimas que atacó el "Vivillo" y su partida, en la Cañada del Boquerón.
Algodonales (Cádiz)
Algodonales con 6.461 habitantes, según el censo oficial de 1910, es una importante villa, puesta en una llanura, a la falda de la sierra de Lijar, dista 20 kilómetros de la cabeza de partido y a 32 de la estación de Montejaque. La sierra resguarda a la población de los vientos del Norte, por lo que el clima es templado y saludable. Sus montes estaban poblados de encinas, arbustos y pastos y una de las lomas se hallaba cubierta de viñedos y olivares, siendo el valle muy vegetado y ameno.
La aguas eran abundantísimas y de inmejorable calidad, cruzándose en diversos sentidos las acequias del regadío de las huertas. El término está bañado por el Guadalete, y producía principalmente aceite, cerales, vinos, frutas y hortalizas y legumbres. Críaba ganado de todas clases, especialmente vacuno, cabrío, y lanar. Tenía fábricas de aceite, de aguardientes y de harina, y una de electricidad.
El origen de esta población data tan solo del siglo XVI, ofreciendo, durante la guerra de la Independencia, el acto más brillante de su historia, que fue la resistencia heroica opuesta al ejército francés. 
Fuente de Catorce Caño.
Tan numerosos como abundantes de agua son los caños que manan de esta fuente, situada en típica barriada.
Altar de las Ánimas.
Curioso relieve escultórico de la época barroca.
Paseo de Ríos Acuña.
Delicioso lugar arbolado, al fondo del cual se destacan la elegante fachada y esbelta torre de la iglesia parroquial.
Calle de Ríos Acuña.
Viene a continuación del paseo del mismo nombre, y es una de las más importante de la población.
Vista parcial de Algodonales.
Hermosa situación de la villa, en una llanura tendida a la falda de la sierra de Lijar.