viernes, 31 de enero de 2014

Fotos antiguas de Jerez de la Frontera, (Cádiz)

Jerez de la Frontera, (Cádiz).
Consta de un  solo ayuntamiento con dos distritos judiciales en la provincia de Cádiz, reuniendo en junto 62628 habitantes, según el censo oficial de 1910, de los cuales la mayor parte corresponden a la ciudad y los restantes se hallan distribuidos entre los diversos caseríos, edificios y albergues aislados que en gran número se encuentran en esta jurisdicción.
El histórico Guadalete riega su hermosa campiña, en la cual abunda el riquísimo vino que ha alcanzado mundial renombre, almacenándose tan excelente producto en las numerosas bodegas que existen, algunas de ellas de colosales proporciones. Cuenta además con diferentes establecimientos bancarios, fabricación de aguardientes y licores, alfarerías, fábricas de harina, productos químicos, etc.
Tiene Jerez demarcadas cinco notarías y Registro de la Propiedad de 1ª clase, Instituto General y Técnico, Biblioteca Municipal, Gobierno Militar, 4º Tercio de la Guardia Civil, destacamento de carabineros, Caja de Reclutas, el primer depósito de caballos sementales en el exconvento de la Cartuja; Telégrafo y teléfono, iluminación por gas y electricidad, Administración de Correos y nutrido cuerpo consular.
La semejanza de su nombre con la de Ceret o Ceritium, ha hecho suponer si podía haber tenido relación con esta ciudad, cuya existencia consta por algunas medallas. No es aventurado creer que fue de las primeras plazas que cayeron en poder de los árabes, cuyo dominio adquirió cierta importancia, designándola con el nombre Sherish o Xirás. Por más que los ejércitos de Fernando el Santo intentaron someterla, lo cierto es que su reconquista no se efectuó hasta el año 1255, reinando Alfonso el Sabio, cayendo otra vez en poder de los muslimes en 1261, no siendo recobrada hasta el 9 de Octubre de 1264, día de San Dionisio. En distintas ocasiones tuvieron que batirse con sus enemigos que desde sus tierras les hostilizaban, resultando el hecho acaecido en 1339, de haber muerto Abdul Malik o Abd-el-Melik, titulado rey de Algeciras y Ronda, a manos de Diego Fernández de Herrera.Por los señalados servicios que prestaron a D. Alfonso el Sabio, Sancho IV y Enrique IV, mereció la ciudad de Jerez que dichos monarcas la distinguiesen con apreciables privilegios, obteniendo, finalmente, por los auxilios prestados en el sitio de Gibraltar, el título de muy noble y muy leal. 
- - -
Jerez, 30 de Abril de 1922.
(Entrada actualizada el 15 de  Diciembre de 2016)
No hay palabras que puedan encarecer la gracia encantadora, la esplendidez artística, la hermosura exuberante y la alegría primaveral de "La Fiesta de la Flor", celebrada por primera vez en Jerez de la Frontera, el día 30 de Abril de 1921, a beneficio del Sanatorio Antituberculoso de "El Tomillar."
Derroche de arte y riqueza en las adornadas y caprichosas Mesas, derroche de animación y alegría en las bellísimas jóvenes que postularon, derroche de entusiasmo en las aristocráticas y bellas señoras que organizaron y presidieron la inolvidable fiesta.
La hermosa y simpatiquísima Presidenta Doña Juana Gordon de Merry, con las Presidentas de las Mesas señorita Isabel Gracía Pérez y Sánchez Romate, Sra. D.ª María de la Calzada de García Pelayo, Sras. Condesa de Casares y de Garvey, Excma. Sra. Marquesa de Arienzo y Sra. D.ª Dorotea Buck de Williams, merecieron bien nuestro Real Patronato.
Secundaron su entusiasta labor, el noble e ilustre Coronel del Regimiento de Villaviciosa D. Francisco Merry y Ponce de León, que incansable dirigió la organización de la Fiesta y que de manera en cierto modo militar, estableció los sectores en que había de dividirse la población para el postulado, colocando además con verdadera estrategia las Mesas petitorias.
Alegría y animación inusitada, se respiraba en la bella población, bandas militares dejaban oír sus estridentes y marciales acordes y una magnífica carroza espléndidamente adornada iba por las calles pregonando la Fiesta y con banderas y patrióticas leyendas haciendo alarde de caridad y patriotismo.
Carroza anunciadora de la Fiesta en Jerez de la Frontera.
Mesa petitoria en La Unión.
Presidida por la noble dama, tan querida en Jerez, que cariñosamente la llama Isabelita García Pérez, acompañada por la Excma. Sra. Condesa de Murphy, Sra. D.ª Ana M.ª Gómez de Bohorque, D.ª Julia Castañeda de Lambarri, D.ª Mercedes Castillo de García Benitez y D.ª Emilia Terry, Viuda de Ponce de León.
Mesa petitoria en La Lancería.
Presidida por la bellísima Señora del Alcalde de Jerez, la sevillana María de la Calzada Vargas Zúñiga de García Pelayo, acompañada por las Sras. D.ª Isabel Romero de García Angulo, D.ª María Victor de García Pérez, Señora de Barreda y D.ª maría Cueto de Ruíz.
Esta Mesa fue la que más recaudó 3254´25 pesetas debido a donativos muy importantes que se recibieron en ella, entre ellos: Compañía Eléctrica, pesetas 25. Sres. González y Byass y Compañía, 25. Yeguada Militar, 50. Depósito de Sementales, 25. Depósito de Recría y Doma, 50. Lanceros de Villaviciosa, 75 y Banco Hispano Americano, 50.
Mesa petitoria delante de Santo Domingo.
Presidida por la Condesa de Garvey, acompañada por las Sras. D.ª María Luisa Hidalgo de Diez, D.ª maría Sánchez Romate de Ivison, D.ª Carmen Mora de Segovia, D.ª María Cisnero de Hernández Rubio, D.ª Carmen Diez de García del Salto, Mimi Diez de González Gordon, de Rivero (D. Carlos).
Mesa petitoria en la Avenida Reina Victoria.
Presidida por la Excma. Señora Condesa de Puerto Hermoso, Marquesa de Arienzo, acompañada por la Señora Ramos Catalina, D.ª Carmen Castañeda, Viuda de Angulo, de García Requelme, D.ª María Pereda de Rivero. Srta. Elena Lafuente y Gordon.
Hermoso monumento al Sagrado Corazón -obra del escultor señor Montenegro-, que fue inaugurado con asistencia del Arzobispo de Sevilla.
- - -
La Feria de Jerez de 1921
Vista del parque de González Hontoria durante la batalla de las flores celebrada con gran brillantez y extraordinaria animación.
Dos magníficos ejemplares de la yeguada militar.
La yeguada militar abrevando en el río Guadalete, en el sitio denominado "La Cartuja".
Otro aspecto del río Guadalete. 1920.
Grupo de excursionistas de la caravana organizada por la Sociedad Automovilista de Sevilla.
Una de las mesas ocupada por los periodistas.
Distinguida familia sevillana almorzando en Jerez después de llegada la caravana automovilista.
- - -
Jerez, 1911-12.
La cartuja. Fachada de la iglesia.
Fue levantada en el año 1667, y aunque faltada de gusto, le sobran detalles en los cuatro cuerpos que consta.
La Alameda Vieja.
Pintoresco paseo, en uno de cuyos lados aparece el antiguo Alcázar, de construcción árabe, con sus almenadas torres dominando extenso panorama.
Cementerio de la Cartuja.
Al fondo del claustro gótico destaca el monasterio que empezó a edificarse a últimos del siglo XV, tal como había ordenado su fundador D. Alvaro Obertós Valeto.
Bodega de González Byass y C.ª
De la importante exportación vinícola que se efectúa en Jerez, solamente pueden dar una somera idea las grandes bodegas que existen para almacenar los ricos caldos que tan justificado renombre han alcanzado.
Cuartel de Infantería.
Al lado de la antigua iglesia se levanta este restaurado edificio, pudiendo observarse en la disposición de su fachada el carácter militar a que se halla destinado.
El Claustro chico, en la Cartuja.
Pertenece a la última época del arte ojival, coronados los contrafuertes, labrados pináculos que se destacan entre calada crestería.
Coro en la iglesia de Santiago.
Procede de la abandonada Cartuja de esta Ciudad, habiendo sido labrado el año 1547.
La Colegial.
Suntuoso edificio empezado en tiempo del rey Alfonso el Sabio, bajo la advocación del Salvador, y terminado en el año 1750, dirigiendo sus obras el arquitecto andaluz Torcuato Cayon de la Vega. En el año 1907 se colocó en el altar mayor un baldaquino de mármol valorado en 60000 pesetas.
Alameda de Cristina.
Hermoso paseo en el antiguo llano de Santo Domingo, a la entrada de la carretera de Sevilla a Cádiz.
Parque González Hontoria.
Entre los bellos atractivos que posee la hermosa ciudad andaluza, ocupa lugar preeminente el parque que vemos.
Reja en la Cartuja.
Notable trabajo de estilo Renacimiento, mandada construir por el prior Juan Jiménez, en el año 1760.
Baldaquino de Garvay.
Esta notable obra artística, destaca en el presbiterio de la restaurada Iglesia de Santiago.
Plaza del Arenal.
Esbeltas palmeras en cada una de sus entradas y hermosos paseos con una gran fuente en el centro, constituyen el mejor adorno que ostenta esta preciosa plaza.
Calle de Cánovas del Castillo.
Tanto en sus espaciosas calles como en sus edificios, puede observarse el carácter de modernidad que domina en esta importante población andaluza.
Fachada de San Miguel.
Es de estilo Renacimiento un tanto recargada, cuyo estilo no guarda relación con el orden gótico de sus tres naves. El Retablo del altar mayor, encargado a Juan Martinez Montañés, fue terminado en 1625. Son dignas de atención las notables puertas de la sacristía y las valiosas alhajas que conserva esta iglesia.
Puerta de la Cartuja.
Pesada construcción del año 1675, de orden dórico con cuatro estriadas columnas, en cuyo centro se abre el arco de medio punto que da ingreso al monasterio.
Jerez, 1835.
Aparece Jerez desde lejos como otro Londres u otra Constantinopla. La asombrosa multitud de conventos, iglesias y cortijos vecinos, fundiéndose con la ciudad, dan a su conjunto urbano la impresión de un tamaño veinte veces superior al real. La ciudad tiene unos 30000 habitantes. Está rodeada por leguas y leguas de ondulantes viñedos, ciñéndose estrechamente a la ciudad un cinturón de naranjales, hermosos jardines y sombreados paseos, es en cierto modo Jerez una obra de arte.. La ciudad posee en sus viñedos un filón inagotable de trabajo y riqueza. .Estos vinos son los de mayor abolengo de España. La exportación total en un año corriente asciende a un valor de dos millones de piastras. Los almacenes del vino descuellan entre los prodigios arquitectónicos del país. No piensen en bodegas oscuras y subterráneas, sino inmensas construcciones de tipo conventual, con bóvedas sostenidas por columnatas, entre las que dormitan por millares las barricas. Todos los vinos añejos se crían en esas grandes cubas, porque logran en ellas una madurez más completa. Estas soleras nunca se expiden al natural, sino que se sirven para dar a los vinos tiernos bouquet y sabor.  Meyer´s Universum, 1839. 

Los campesinos de Jerez.
(Julio de 1902)
Humildemente, sin haber desvirtuado su clamor de justicia con el desorden ni con las revueltas, las cuadrillas de campesinos se marchaban a sus pueblos, a sus aldeas, sin esperanza ya de concordia, pero con fe inextinguible en el triunfo de su causa. Pasan sin detenerse por los cortijos que abandonaron, donde todavía trilla alguna piara de yeguas y siega alguna gente a la vista del arreador, que manda cortar bajo, a ras del suelo, que exhala un vaho ardiente, un polvillo cuasi igneo.
Vista de un cortijo en las inmediaciones de Jerez.
Han pasado en Jerez muchos días de hambre, dándose el bocado de pan los unos a los otros, y durmiendo en las calles solitarias de los barrios o en los campos cercanos. Y ahora cuando la vida de tanta gente miserable se hacía aquí ya insostenible y se aproximaba el momento en que la necesidad desatase las manos, los forasteros reciben orden misteriosa de marcharse, después de jurar los que se van y los que se quedan no acercarse a pedir trabajo en ningún cortijo jerezano.
La siega en la campiña jerezana.
En el último mitin lo proclamaron con una fuerza de expresión tal, que no dejaba duda de la intensidad de sus convicciones.-"Para vivir como vivimos, muramos. La muerte no es peor que nuestra vida."  Yo no he contemplado cuadro más vigoroso ni más extraño. Llenaban de pie, en revuelta masa, sin una silla donde sentarse, el salón de columnas y el patio con arcadas y con galerías altas descubiertas de un viejo caserón mudéjar deshabitado, vestido de jaramagos secos, de hierbas que crecen en las hendiduras de las paredes.
Obreros agrícolas tomando el gazpacho.
Los rostros ennegrecidos, barbudos algunos, con la patilla redonda andaluza otros eran sombríos, y cuando resaltaban en ellos las pupilas blancas y los dientes marfileños, tornábanse siniestros.
En la era operación de la trilla hecha con máquina movida a vapor.
El orador  se colocaba sobre una mesa, en el umbral del salón, de manera que lo oyesen los del salón y los del patio. Y para  oírlos, los campesinos  se encaramaban sobre las hojas de la puerta, sobre el marco de las ventanas, sobre los frisos, formando así algo escultural, de ornamentación arquitectónica de altos -relieves magníficos. Yo no recuerdo orador más ameno que un segador de Grazalema, que habló en ese mitin en pro de la comunidad de las tierras, citando con cruel ironía que sé yo cuantos textos de los Santos Padres, que aseguraron antes de Proudhon que la propiedad es un robo.
En la era, la yeguada antes de comenzar la trilla.
Ha habido en Jerez hasta hace unos días cerca de seis mil campesinos sin que comer y sin vivienda la mayoría. Apenas si nos hemos dado cuenta de su presencia. solamente en la plaza del Arenal permanece desde el amanecer hasta las once de la noche un gran grupo silencioso, cuyo personal se renueva de vez en cuando sin que nadie lo perciba ni lo sienta.
En la era, gañanes volviendo la parva.
Este grupo parece que recoge en aquel lugar céntrico todas las palpitaciones de la burguesía y de las autoridades de Jerez. De él parten en seguida correos misteriosos, invisibles que un instante difunden por toda la ciudad y luego por los campos, cuanto se trata, cuanto se acuerda, cuanto se propone, A veces un signo incompresible basta para decir algo importante; a veces un hombre que pasa por una calle o cerca de la puerta de un cortijo es una noticia o una orden.
La gañania, local donde duermen los obreros de la era.
Este misterio de la organización, que públicamente no consiste en otra cosa que en sociedades de resistencia al capital, es el origen del temor que aquí se les tiene a los campesinos. Pero ya pasaron aquellos días de los crímenes pavorosos de la  mano-negra.. Hoy el arma más fuerte del campesino es el orden, la rebeldía pasiva que les aconsejaba Tolstoi no ha mucho. Fotos: Diego González, Jerez. 

Jerez de la Frontera (Cádiz). Bodega.
Tonelería de la bodega Palomino & Vergara
- - -
BODEGAS BOBADILLA
(Octubre de 1910)
Ejecutoria de la familia Fernández de Bobadilla.
Las bodegas Bobadilla de la casa Manuel Fernández y C.ª. fueron creadas en el año 1882 con la participación del Marqués de Misa.
D. Manuel Fernández de Bobadilla, fundador y gerente de la casa Manuel Fernández y C.ª.
El día 22 de este mes giró el Monarca una visita a la Armería Real, con objeto de introducir en ella algunas reformas que requiere la mejor instalación de las históricas riquezas que se guardan en aquella dependencia. En esta visita siguió al Rey una parte del público que se encontraba en Palacio presenciando la parada.
Mientras el Rey recorría la Armería ocurrió un hecho que pone de relieve una vez más el carácter llano y democrático de nuestro Monarca. De entre el público se destacó una linda señorita, que se acercó al Rey, y mostrándole unos cromos en los que aparecían los retratos de SS. MM., le pidió su regia autorización para que las fotografías fuesen marca de un selecto vino de Jerez, diciéndole: "Señor, autoriza V. M. el uso de los retratos de la Real Familia en las etiquetas de la casa Manuel Fernández y Compañía, de Jerez, que cría vinos dignos de Reyes"  El gracejo y el donaire de la gentil embajadora jerezana de nacimiento, hizo sonreír al Rey, quien después de examinar las fotografías detenidamente y hacer grandes elogios del buen gusto y arte con que estaban hechas, contestó cariñosísimo que accedía a la pretensión.
Entre el público que presenciaba la escena produjo una impresión gratísima, que se tradujo en manifestaciones de respetuoso cariño, el agrado con que Su Majestad había acogido la solicitud. 
Señorita Ángeles Ragel, que hizo la petición al Rey.
Jerezana y sobrina de D. Manuel Fernández de Bobadilla y Martínez.
Plaza del Arenal
Teatro Villamarta
CONCURSO DE GANADO EN LA MONCLOA, 1913.
S. M. el Rey Alfonso XIII (1) admirando los caballos que ha presentado el ganadero Excmo. Sr. Marqués de Casa Domecq (3), el cual ha obtenido  siete primeros premios. El caballo "Barbero II" (x), propiedad del la ganadería del Ilmo. Str. D. José Domecq, primer premio de potros, raza Llackney.
Postal. Plaza de Alfonso XII
(1) "Jaleato" y (2) "Jabaito", caballos pura sangre española, raza andaluza, de cuatro años, de la acreditada ganadería de los Sres. Bohorques Hermanos, de Jerez de la Frontera. Primer premio de potros de tres años en la Exposición de Jerez de la Frontera de 1912 y gran premio de honor en el actual concurso.
Antigua Alameda Fortún de Torres.
Postal. Biblioteca Municipal. Plaza de Escribanos.
Don Juan Pedro de Aladro.
Se desconocía hasta que la prensa de París nos lo ha referido, es que el opulento jerezano D. Juan Pedro de Aladro es el descendiente en línea recta de la desgraciada familia real de uno de los pueblos más valientes y menos afortunados de Europa. La Albania, que hoy día es una provincia turca, fue en tiempo mejores país independiente, y cuenta en su historia héroes tan grandes como el famoso Scanderberg, de quién desciende el Sr. Aladro. Situado dicho país al Oeste de Turquía, entre el principado de Montenegro y Grecia enfrente de la costa italiana, parece que sus aspiraciones, su tradición y hasta su situación geográfica, le atraen hacía Occidente, en tanto que la dominación turca intenta conservar en él los caracteres de región oriental atrasada e inculta. En tal situación, y pensando sin duda en lo que agradaría a las potencias la europeización de aquella parte de las costas adriáticas y jónicas, los patriotas albaneses, reunidos en la isla de Corfú, han ofrecido al Sr. Aladro la corona de Albania, que por derecho hereditario le corresponde.
Nuestro compatriota ha marchado a Corfú, y no queriendo atraer sobre el país de sus antepasados los horrores de la guerra, piensa dirigirse al sultán primero y a las potencias después para resolver, si es posible, la cuestión de Albania, es decir, uno de los más graves aspectos de la pavorosa y nunca terminada cuestión de Turquía.
La generosidad con que en este asunto procede el Sr. Aladro y el deseo de sacrificarse por su patria de origen, son rasgos caballerescos asaz raros en los tiempos actuales.
Palacio del Sr. Aladro en Jerez.

Mi agradecimiento por su colaboración desinteresada a Manuel Verdugo, de Jerez.

19 comentarios:

  1. Eu só conhecia mesmo a importante exportação vinícula de Jerez. Agora fiquei a conhecer mais.
    Será que ele coreto no Parque González Hontoria ainda existe?... Em Portugal a maior parte dos coretos desapareceram o que é uma pena.
    No fim um poema muito esperançoso, e admiro a quantidade imensa de postais e fotos antigas reunidas neste espaço, a ilustrar textos muito completos.
    Bom fim de semana.
    xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, amiga Laura. Tus comentarios me hacen mucha ilusión recibirlos, son siempre muy interesantes y agradables.
      Un beso para ti.

      Eliminar
  2. Que buena idea que puedas ir publicando todos los tesoros de andalucía. La Cartuja debe de ser impresionante poderla visitar, así como los otros edificios de Cádiz.
    Un abrazo y gracias por tu trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias, amiga Mari, a ver si soy capaz de terminar este proyecto en el que me he metido, van a ser muchos meses de trabajo. Comentarios como el tuyo, siempre me dan mucho ánimo, para seguir adelante.
      Un abrazo, y las gracias siempre a ti.
      Manuel.

      Eliminar
  3. ¡Qué trabajo más bueno y completo has hecho de Jerez! ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga. Como he dicho antes a Mari Pi-R, comentarios como el tuyo, me dan mucha alegría recibirlos, y me animan a seguir trabajando en ello.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Me encanta Andalucía y, por ello, estos grandes reportajes que nos regalas me resultan francamente fantásticos.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, Amalia. Muchas gracias por estar siempre ahí, con tus amables comentarios.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Magnifico!! es una currada impresionante.ayudas a conocer la historia de esa hermosa tierra.Que no decaiga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Alfredo, y espero no decaer, porque en este proyecto, que me he metido con los pueblos de Andalucía, voy a necesitar muchísimas horas para poderlo llevar a buen fin.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Le remito correo desde Jerez de la Frontera, ¿tiene los originales de las fotografías?, porque aportan muchísimo al conocimiento del Patrimonio e historia jerezanas, si fuera afirmativa su respuesta, cabría la posibilidad de obtener copias en alta resolución para su uso por el Ayuntamiento de Jerez

    Atte.

    Manuel Antonio Barea Rodríguez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado señor. Le comento, que los originales de las fotografías no los tengo yo, ahora bien, lo que tengo, son los libros y periódicos originales, de principios del siglo XX , todo de mi propiedad, y que és, de donde tomo la información que publico.
      Ya me llamó la atención al escanear las últimas fotografías que he publicado de Jerez, la mala calidad que traían, lo sentí muchísimo porque es una ciudad a la que quiero y visito mucho, ya que una de mis hijas está casada con un jerezano. Mis medios para escanear no son muy buenos, por lo que me es imposible hacerlo en alta resolución, de todas formas en Sevilla, hay sitios donde se puede hacer, y si puede esperar a Junio que es cuando tomo las vacaciones, y me facilita que resolución es la que le interesa, puedo verlo y ya le comentaré. Ahora mismo sintiéndolo mucho, me es imposible.
      De todas formas tengo ya localizada, mucha información de su ciudad, que iré publicando periódicamente, algunas muy interesantes e incluso creo que desconocida para muchos jerezanos.
      Espero me comente. y muchas gracias por su visita.
      Atte.

      Manuel.

      Eliminar
    2. ¡¡De nada!! don Manuel Antonio, y aquí quedo a su disposición, para lo que se le tercie.

      Manuel.

      Eliminar
  7. Excelente. Nos gusta de poder disfrutar de aquesta información que acá nos facilitas. Muchas gracias, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amigo, por su visita y amable comentario.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  8. Hola Manuel, mi tierra y la tierra de mi familia materna, mi abuela vivio en el barrio de San Miguel, en el Corral de San Antón y todos mis hermanos bautizados en San Miguel, yo en cambio soy del barrio de Santiago y bautizada en Las Angustias, debido a que la iglesia de Santiago estaba en obras... tengo fotografias muy muy antiguas de mi abuela de joven de hace un siglo... un beso fuerte amigo

    ResponderEliminar
  9. Si lo llego a saber te dedico la entrada. Yo voy mucho por allí, ya que una de mis hijas está casada con un jerezano, además de que me gusta mucho Jerez y sus gentes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Me gustaria encontrar alguna fotografia de los "Guindillas" en Jerez de la Frontera en 1910, año mas o menos.

    Gracias por la colaboración.
    Victor
    madkqtw@gmail.com

    ResponderEliminar
  11. Hola, Victor, me gustaría saber a que te refieres cunado dices "los guindillas", aquí una guindilla es un pequeño pimiento muy picante, pero me imagino que te refieres a otra cosa, que desconozco.
    espero que me digas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar