miércoles, 22 de enero de 2014

Semana Santa de Sevilla. (I)

Cromos de la Semana Santa.
Con el título de Las cofradías de Sevilla se publicó en esta ciudad de Sevilla, hace 130 años aproximadamente, un álbum de cromo-litografía, hecho por Luis Marquez y Echeandía, que tenía su imprenta en la calle Génova, 5, de esta capital. 
Este álbum, es una colección de cuarenta y dos cromos- litografiados. Cuarenta de ellos son de 16 x 23 centímetros, con casi la totalidad de cofradías de la época. Al final trae dos litografías plegables, una de 172 x 12 cms. del Santo Entierro, y la otra de 56 x 43 cms. de la cofradía de Monserrat en la Plaza de San Francisco. Los cromos van firmados por M. Grima, y según cuentan algunos historiadores, se hicieron entre los años de 1884 y 1885.
Se complementa con diez página que traen, una "Sucinta explicación" de las láminas que contiene el álbum.
Magnífico documento iconográfico, que nos puede servir para hacer una comparación, con la Semana Santa actual, ya que los dibujos nos muestran, una cantidad considerable de detalles, tales como los propios pasos, capataces, Cruces de Guía, insignias, nazarenos, clérigos, centurias y otros elementos propios de la época.
Un paso de Semana Santa. Sevilla.
Postal de finales del siglo XIX.
Sucinta explicación 
de las láminas que contiene este álbum.
Sagrada Oración del Huerto.
Primer paso - Iglesia de Monte-Sión.
Representa el Huerto de las Olivas: en él van la imagen de Nuestro Señor Jesucristo orando; y a su frente, a cierta altura, el Ángel que con un Cáliz y la Cruz en las manos, lo conforta y anima para que resignado cumpla con la voluntad del Padre Eterno, sufriendo pasión y muerte para la redención del hombre. A alguna distancia del Señor, acostados y dormidos, están los Santos Apóstoles Pedro, Juan y Santiago el Mayor.
Las imágenes del Señor y los Apóstoles se deben al afamado escultor Pedro Roldan, y la del Ángel a su hija, conocida por la Roldana.
María Santísima en los Misterios Dolorosos del Santísimo Rosario.
Segundo paso - Iglesia de Monte-Sion.
La Santísima Virgen María, bajo palio, vestida con túnica blanca bordada en oro, y manto de terciopelo negro, también con bordados en oro.
Sus nazarenos visten túnica blanca, antifaz negro y cordón amarillo a la cintura.
Santo Cristo del Silencio, Desprecio de Herodes.
Primer paso - Parroquia de San Juan Bautista (Vulgo de la Palma)
Se ve en el primer paso el tribunal de Herodes: al frente de este y en retirada, va Jesús custodiado por cuatro soldados romanos, y vistiendo ya la túnica blanca que le hizo poner aquel Tetrarca en señal de desprecio, al enviarlo a Pilatos. Al lado de Herodes se hallan dos consejeros en actitud de hablarle.
Las efigies del Señor y de dos de los soldados son obras de Pedro Roldan, la de un soldado tuerto, de Hita del Castillo.
Los penitentes que acompañan al Señor, visten de túnicas blancas y antifaz de igual color.
María Santísima de la Amargura.
Segundo paso - Parroquia de San Juan Bautista (Vulgo de la Palma)
La Santísima Virgen María y San Juan Apóstol y Evangelista, bajo hermoso palio de terciopelo negro bordado de oro. La primera viste túnica morada y manto negro, todo de rico terciopelo bordado de oro; de igual clase de tela, color verde y rojo, son la túnica y capa de San Juan.
La Virgen es obra de Pedro Roldan y San Juan de Hita del Castillo, reputada y con justa razón la mejor que salió de sus manos.
Sus penitentes visten túnicas de color blanco y antifaz de color morado, llevando todos la cruz de la orden de San Juan de Jerusalén, que es el escudo de la expresada iglesia.
Sentencia de Nuestro Señor Jesucristo.
Primer paso - Parroquia de San Gil.
Significa este primer paso el acto de pronunciar Pilatos la sentencia de muerte contra Jesús. Pilatos va al frente presidiendo el tribunal, y este lo forman seis jueces, todos ellos sentados, y al lado de aquel personaje van dos pajes, el uno con el jarro y el otro con la palangana. El señor con hermosa túnica de terciopelo morado, está sujeto con cordeles, por dos soldados.
María Santísima de la Esperanza.
Segundo paso - Parroquia de San Gil.
Santísima Virgen bajo la advocación de la Esperanza, con túnica blanca y riquísimo manto verde, con bordados en oro.
Coronación de Espinas.
Primer paso - Parroquia de San Andrés.
Siete esculturas lleva el primer paso: la imagen de Jesús en el acto de ser coronado de Espinas, por dos soldados; van dos judíos como burlándose del Señor, y a corta distancia dos personas del pueblo, presenciando el acto.
Jesús con la Cruz al hombro.
Segundo paso - Parroquia de San Andrés.
Notable segundo paso que representa el encuentro de Jesús llevando la Cruz al hombro, con la mujer Verónica, teniendo esta en las manos el lienzo con que ha limpiado el rostro al Divino Salvador. Doce son la efigies que lleva; las del Señor, mujer Verónica, dos mujeres del pueblo, un trompeta, los dos ladrones, dos sayones el cirineo y dos soldados romanos. La efigie de Jesús es obra de Martinez Montañez.
Nuestra Señora del Valle y Santa Mujer Verónica.
Tercer paso - Parroquia de San Andrés.
La Virgen del Valle, San Juan y la Magdalena, bajo hermoso palio, que procedía de la extinguida hermandad de la Antigua y Siete Dolores, es de terciopelo morado, profusamente bordado de oro. La imagen de la Divina Señora es obra de Montañés.
Jesús Nazareno, Santa Cruz en Jerusalén.
Primer paso - Iglesia de San Antonio Abad.
Antiquísima y bella imagen de Jesús, con la Cruz al hombro, llevando el asta hacia delante, como significado que abrazó el Santo Madero, antes de colocarlo en la posición que vemos en las demás imágenes que representan el mismo misterio. Lleva sendos ángeles con faroles a cada lado. La túnica es de terciopelo morado, obra de Patrocinio López 1868, ricamente bordada de oro; y la Cruz de carey, con cantoneras de plata.
María Santísima de la Concepción.
Segundo paso - Iglesia de San Antonio Abad.
La Virgen y San Juan, bajo palio de plata. La túnica de la Señora es de terciopelo morado; y de igual tela azul turquí, el manto. Estas dos imágenes las talló Cristóbal Ramos.
Nuestro Padre Jesús del Gran Poder.
Primer paso - Parroquia de San Lorenzo.
La hermosa imagen, debida al cincel de Montañez, de Jesús con la Cruz al hombro. La túnica es de terciopelo morado, obra de las hermanas Antúnez, en 1881.
María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso.
Segundo paso - Parroquia de San Lorenzo.
Bajo palio de terciopelo negro con bordados de oro, las imágenes de la Santísima Virgen y de San Juan. Es muy notable y suntuoso el manto de la primera, tanto por la superior clase del terciopelo negro de que está formado, como por su profuso y bello bordado de oro.
Nuestro Padre Jesús Nazareno.
Primer paso - Parroquia de la O, en Triana.
Sobre canastilla de mediados del diecinueve, va la imagen de Nuestro Señor Jesucristo con la Cruz al hombro; esta es de carey, guarnecida de plata. La túnica es de terciopelo morado, bordada de oro. A este paso lo acompaña una centuria romana.
María Santísima de la O.
Segundo paso - Parroquia de la O, en Triana.
Va en el segundo paso, bajo palio de platina. la de la Virgen, luciendo un hermoso manto, de un estilo enteramente nuevo, de terciopelo bordado de oro. Los nazarenos visten túnica blanca y antifaz morado.
Nuestro Padre Jesús de la Tres Caídas.
Primer paso - Parroquia de San Isidoro.
Imagen de Nuestro Padre Jesús con la Cruz al hombro y caído en tierra, y la efigie del Cirineo que le ayuda a levantarse. La túnica del Señor es de terciopelo bordada en oro. El cirineo es de talla.
María Santísima del Loreto.
Segundo paso - Parroquia de San Isidoro.
María Santísima bajo un bello palio de plata Ruolz, luciendo un hermoso manto de terciopelo negro, con preciosos bordados de oro.
Nuestro Padre Jesús de la Pasión.
Primer paso - Parroquia del Salvador
Del célebre Montañés es la magnífica imagen de Jesús que conduce el primer paso. Lleva el Señor la Cruz al hombro y detrás va el Cirineo, escultura muy notable que llama mucho la atención. La túnica del Redentor es asimismo de terciopelo morado con ricos bordados; y el vestido del Cirineo es muy vistoso.
Nuestra Señora de la Merced.
Segundo paso - Parroquia del Salvador.
Se ven en el segundo paso las de la Santísima Virgen y San Juan, bajo elegante palio; luciendo la primera un rico manto de terciopelo negro bordado de oro; y la segunda un precioso vestido de terciopelo verde y rojo.

La Segunda parte de este álbum, ya la puedes ver, haciendo clic a continuación:
- - -
ENTRADA DEDICADA A:
Pepe Lasala, y a todos los miembros de la "Tertulia Cofrade Cruz Arborea", cuyo blog, lleno de buenos sentimientos, sirve de unión, entre los hermanos cofrades de Zaragoza y Sevilla.

33 comentarios:

  1. Precioso album! Muchas gracias por compartir, ezpero ansiosa el 1ro de Marzo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias MariCarmen, y me alegro mucho que te haya gustado.
      Me encantaría en la segunda parte, si eres tan amable me contases un poco de como es, la Semana Santa, ahí en Florida.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. They are fabulous and we loved seeing them. Always found the hooded monks kind of scary. Have a wonderful Wednesday.
    Best wishes Molly

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Molly por tu visita y agradable comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Aunque , como sevillano y excepcionalmente , no soy muy semanasantero, aprecio el mucho arte de la Semana Santa de Sevilla y la seguí de niño , con mis padres , y de joven , con mis amigos. Prueba de ello es que fui , porque un tío mío muy semanasantero

    me inscribió recién nacido en la hermandad de la Virgen del Valle , hermano de esta cofradía durante más de veinte años. Hasta que mi padre, viendo que él pagaba la cuota y yo no salía de nazareno , me dio de baja. De cualquier forma , mi mayor agredecimiento a la entrada que publicas en tu blog , tan interesante como todas , y un fuerte abrazo , Manuel.

    Guillermo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, a mi me ha pasado lo mismo que a tu padre, hasta que he dicho ¡basta ya!;. Pagando la cuota, y mi hija salía cuando lo hacían las amigas nada más. En fin, que te voy a contar.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  4. Poco puedo decir salvo !qué maravilla!, un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Um post muito interessante, e só de pensar que ainda ficaram mais imagens preciosas para mostrar!...:-)
    Um valioso trabalho de recolha e informação, Manuel!
    xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable, Laura. Y gracias por todo.
      Un beso.

      Eliminar

  6. Tengo que confesar que no he estado nunca para semana santa en Sevilla, y pienso siempre: tenemos que ir un año para imbuirnos de ese espiritu que la ciudad derrama en esas fechas, esa forma en que la gente tiene de vivirlo, no sólo los sevillanos y andaluces sino todos los que viajan a esa ciudad con motivo de la semana santa.
    Como siempre tus entradas son cultura en toda su extensión y es muy de agraecer, manuel, que más puedo decirte, sino reiterrme en lo de siempre. Excepcional.
    Bueno, yo por fín, la semana que viene haré una nueva entrada de efemérides. Ya tengo el texto preparado. No creas, encontrar lo que se ajuste al mes y darle forma tiene su trabajo.

    Te emvío un fuerte abrazo y espero y deseo que sigas bien, Manuel. Con tus entradas deduzco que así es.

    Hasta tu próxima entrada. Te haga comentario o no yo sigo leyéndote siempre.

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fina. Y yo también, aunque no te comente, sigo visitándote. y no me he olvidado de las efemérides; sucede, que estoy tocando poco periódico últimamente.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Manuel, estimado amigo. Un regalo magnífico, no dejas de asombrarme con tu archivo. Me imagino como viene la parte II.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Roberto. Espero que te encuentres bien, y que estés pronto activo en tu blog. Te echamos de menos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Estimado Manuel, la verdad que me dejas sin palabras ante tanta historia, la verdad no interesa cuanto tenga que leer, este es un blog muy bien informado, ilustrado y bien hecho, en todo aspecto.... esperaré ansiosa el 1ro. de Marzo.

    Un abrazo :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga Patty. La verdad es que pongo mucho interés y esfuerzo en lo que hago, por eso, comentarios como el tuyo me dan mucho ánimo para seguir trabajando en ello. Eres muy amable. muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Estupendo trabajo!, eso de las postales antiguas son muy buenas y acompañadas de tus explicaciones hacen resaltar el valor de ellas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres la repera, Manuel, un trabajo logradísimo y muy curioso.

      Te veo muy activo de nuevo, eso significa que estás bien, con ganas de regalarnos estas joyitas que elaboras como nadie.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Mari-Pi-R y Mari Carmen, muchas gracias a las dos.
      Y muchos besos, para ambas.

      Eliminar
  10. Magnifica serie, Manuel. ¿Todos estos pasos se han conservado?. Algún día no desisto en animarme a ver vuestra Semana Santa. Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, yo no entiendo mucho de esto, pero creo, que se conservan casi todos, es más, creo que en este último siglo se ha podido hasta duplicar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Estas litografías son una joya. No soy de procesiones pero me impresionan mucho (será porque de niña me llevaron a ellas). A este trabajo solo le falta una saeta bien cantada.
    Saludos Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Atazina, decirte, que me ha encantado tu comentario. Muchas gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  12. Querido Manuel, me has dejado sin palabras. En primer lugar, como cofrade que soy de una Hermandad sevillana, decirte que tanto la referencia como las imágenes que has reflejado en esta entrada son buenísimas. En estas postales antiguas me gusta apreciar aspectos que ya no se ven como la Virgen del Valle en la Sacra Conversación o los nazarenos de La O con túnica blanca. Por otro lado, decirte en nombre de todos los miembros de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea y en el mío propio que nos has dejado sin palabras por la dedicatoria. No sabemos cómo agradecerlo Manuel, pues tan sólo somos un grupo de cofrades que intentamos transmitir la Semana Santa a través del sentimiento. Gracias, gracias y gracias de nuevo por el gran detalle que has tenido con la Tertulia, pues significa mucho para nosotros, máxime viniendo de alguien como tú. Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo, Pepe. Ha sido un placer para mi dedicártela; tu te lo mereces como persona, y también por el buen trabajo que haces con tu blog.
      Un fuerte abrazo.
      Manuel.

      Eliminar
  13. UNA HISTORIA MUY DIFERENTE A LA NOSOTROS LOS SUR AMERICANOS.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Relti, a ver si para la segunda entrada de este álbum, te animas, y nos cuenta aunque sea un poquito de la Semana Santa, de Colombia, sería una gran aportación para este blog, y para mi un placer leerlo.
      Muchas gracias, amigo.

      Eliminar
  14. Estupendo reportaje, Manuel, con imágenes verdaderamente ricas, muy bien documentado y con enormes retazos de nuestro precioso pasado.

    Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gracias siempre a ti, yeste; no solo por tus visitas, sino también por tus amables comentarios.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. ¡¡Qué bonito reportaje!!. Excelentes imágenes que te agradezco mucho hayas compartido.

    Un abrazo bien fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, Amalia. Muchas gracias.
      Otro fuerte abrazo, para ti.

      Eliminar
  16. Hola Manuel, preciosas imágenes las que hoy nos muestras, nunca he visto la Semana Santa sevillana, pero con unos pasos tan hermosos debe de ser una maravilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Priego. Ya sabes te tienes que dar una vuelta por aquí, y tu misma vas a ver todo el arte que se saca a la calle en la Semana Santa.
      Un abrazo y te espero.

      Eliminar