jueves, 7 de enero de 2016

El Giraldillo.


EL GIRALDILLO.
Bellísimo rostro de la estatua de la Fe o de la Victoria - Fe cristiana, y victoria clásica - atribuidos, su diseño  a Diego de Pesquera; como escultor, a Juan Bautista Vázquez, el "Viejo" que realizó el modelo de bulto redondo, sobre el que  Bartolomé Morel fundió la estatua.
El Giraldillo, "Coloso de la Fe vencedora". "Giganta"
cervantina o Santa Juana, según el pueblo. Escultura
del mayor valor artístico, exponente además de una refinada
tecnología, veleta en bronce de más de una tonelada de peso
sustentada en el ápice de la torre de la Giralda. Restaurada en 1981.
Postal
Las restauraciones del Giraldillo
Tanto en la estatua, como en la cúpula sobre la que descansa su peana esférica, se observan varias inscripciones con fechas, que aluden a diversas fases de construcción y restauración.

1568: Se halla sobre la cúpula. Es el año que se concluyo el remate de la torre y, por consiguiente de su "reestreno", al cabo de trescientos setenta años de la inauguración almohade.

1592: En el mismo lugar; según  la bibliografía tradicional, el 5 de marzo, un fuerte viento torció el perno. El 18 de septiembre se sacó el vástago y se bajó al colegio de San Miguel, donde lo enderezó Juan Barba.

1684: En el tosco brazalete del brazo izquierdo pone "CGISOPSTEADRSO.  AÑO 1684". Según Palomo en esa fecha se hizo de nuevo el antebrazo, desprendido el año anterior por un vendaval. Consta que Miguel Parrilla doró y barnizó la estatua "con ingredientes que él solo conocía" legando para la posteridad una Memoria en pliego cerrado, que se depositó en el Archivo de la Catedral; evidentemente fracasó.

1751: En la esfera de bronce que se halla bajo la estatua, hacia el Norte; la inscripción se encuentra parcialmente oculta por una ventanita que accede al interior. Dice así: "Se doró el año de 1751 por el director / don Basº(ilio) Co(rtés). En ese año el mismo artífice colocó las azucenas de las jarras.

1770: En la abrazadera de la cúpula. Se trata de la restauración más importante llevada a cabo en la estatua; restauración que conocemos perfectamente por la amplia leyenda que figura al pie de un dibujo realizado por Pedro Miguel Guerrero, que se conserva en el archivo de la Catedral. El arquitecto Manuel Núñez diseñó la estructura de madera, la que facilitó las obras, con la que se desmontó la estatua sin necesidad de bajarla, reparándose las fisuras que tenía especialmente en los brazos; asimismo, se reforzó interiormente con barras de hierro. Se eliminó el primitivo lábaro, siendo sustituido por otro de chapa de cobre de menor peso. Lo mismo se hizo con la palma, restaurándose o añadiéndose además el penacho del casco. De entonces datan algunos postizos que ahora se han eliminado y dos motivos decorativos rococós situados en el hombro izquierdo y espaldas, que se han conservado.
Dibujo en colores, realizado por Pedro Miguel Guerrero
en 1770, existente en el archivo de la Catedral.
Detalla los pormenores y leyenda sobre el Giraldillo,
ofreciendo la decoración del lábaro desaparecido por 
la acción del tiempo.
1843: La inscripción, que se halla sobre la cúpula, no había sido identificada hasta ahora. Alude a la restauración efectuada tras el fuerte vendaval del 29 de octubre de 1842. Según consta documentalmente, los estragos causados en la torre y en el templo fueron reparados bajo la dirección de Juan Manuel Caballero, arquitecto de la Diputación Provincial y Juan Guitard, maestro de obras de la catedral. Aunque no se especifica los daños, el vendaval debió afectar a la estabilidad del Giraldillo.

1886: Pese a que no consta en ninguna inscripción, ese año hubo que reparar de nuevo el vástago de la veleta, como explicó el arquitecto Fernández Casanova en una publicación coetánea.

1980: El 15 de septiembre con el montaje de los andamios, se inicio la última y quizás más importante restauración del Giraldillo, que estuvo dirigida por don Alfonso Jiménez Martín y don José M.ª Cabeza Méndez, que contaron a su vez con el asesoramiento científico de los señores Teodoro Falcón Márquez, Pedro Rodríguez Pérez, Alberto Moreno, Cesáreo Sáiz Giménez y del profesor de la Escuela de Ingenieros don Félix Sáchez-Laulhé que ha efectuado los análisis del bronce y demás materiales de la estatua, además de asesorar sobre aspectos de la conservación de la estatua desde el punto de vista electroquímico.
Utilizando el manoseado adagio de que "una imagen vale más que mil palabras", a continuación les pongo documentación gráfica de los pormenores de esta última restauración, con fotografías de D. José Manuel Rodríguez Hidalgo y D. Alfonso Jiménez Martín.
Primera fotografía cercana de la cara del Coloso de la Fe Victoriosa, obtenida el 23 de Octubre de 1980.
Estas cinco fotografías muestran el proceso de cerrar el enorme agujero que tenía la estatua entre los pechos. Esta primera muestra los opósitos que lo ocultaban.
En esta se aprecia la rotura y sobresaliendo, el extremo de la cruceta sobre la que gira.
Detalles de las roturas, apreciándose los restos del cinturón superior.
Proceso de soldadura.
Proceso de soldadura.
Al finalizar los trabajos se restituyó el cinturón alto y se cerró el agujero, en el que en su momento se había colocado la imagen de un querubín.
Las roturas más aparatosas eran las del antebrazo y codo del lado derecho. La solución tradicional fue la de superponer chapas y coser con tornillos, lo que le dio a la imagen extraño aire de mecano.
También la palma que es del siglo XVIII había sufrido mucho daño, estando casi suelta. En ella se aprecian las sujeciones de las banderas que aparecen en diversos grabados antiguos.
La sujeción de la palma una vez restaurada; en la fotografía se ve el final de un fuerte y grueso brazalete que le colocó en 1684.
La estatua va colocada sobre un plato sostenido por ménsulas, y bajo éstas va una esfera, en realidad un  elipsoide, hueco y de bronce.
Las fotografías muestran el increíble grado de deterior de los pies, por causas del par galvánico entre el bronce y el hierro. En las dos primeras se ve el interior del pie derecho tras retirarle provisionalmente los dedos, que estaban sueltos, y que aparecen soldados en la tercera.
Las grevas, o espinilleras de mallas rematan con estas cabezas de leones; todo ello es una adaptación del atuendo de un gladiador romano.
Postal
Las Jarras de Azucenas
Estado en que se encontraban las Jarras antes de su restauración de 1980.
Según un documento fechado en 28 de febrero de 1565, publicado por el profesor Hernández Díaz, Bartolomé Morel se comprometía a realizar estas jarras, de bronce e hierro, conforme a las trazas de Hernán Ruiz "la vola que a de venir sobre lo començado de piedra a de ser de una vara de diámetro justa y a de ser toda agujereada, que los agujeros sean cuadrados o a forma de estrellas...",  en definitiva se optó por esta última solución.
La misión de las jarras se concibió para las luminarias; es decir, para introducir en ellas unas mechas que se encendían en días señalados del año: tanto por motivos religiosos, como por victorias militares, subida al trono de un rey, etc.
Las Jarras de Azucenas, ya restauradas. Las flores se han labrado en bronce en 1981 por Fernando Marmolejo, sustituyendo a las primitivas de hierro.
Dos siglos después que las jarras tuvieran el destino para luminarias, en 1751 -según Matute- se añadieron las azucenas, alterando su destino y dándole una nueva silueta a la Giralda. Hay una inscripción casi oculta por los remaches, en la que se indica como ese mismo año Basilio Cortés, el artífice de las azucenas, doró también la "Tinaja".
La flores de azucenas simboliza la Pureza de María, aparecen en la heráldica del Arzobispado, del Cabildo Metropolitano y en numerosas instituciones.

66 comentarios:

  1. Excelente trabalho e belas fotografias.
    Um abraço e continuação de uma boa semana.

    ResponderEliminar
  2. Una obra magnifica el Giraldillo, no la conozco, pero la he podido disfrutar con todos los detalles que nos has dejado de su restauración.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso, maravilloso, maravilloso, los detalles de la figura emblemática de Sevilla, obra destacada del escultor Juan Bautista Vázquez el "Viejo", al que entregó el diseño de la figur4a de la Fe, el pintor sevillano, Luis de Vargas, (autor del magnifico cuadreo de "La Gamba", vox populis), que podemos admirar en nuestra Catedral.
    Me encanta esta entrada, enhorabuena, Manuel, estupendo trabajo.
    Feliz año para todos.
    Un besote.
    Mari Carmen.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante, cuantos arreglos a tenido la estatua excelente trabajo el que han llevado a lo largo de los años y excelente trabajo el tuyo de informarnos tan bien de todo el proceso, siempre aprendo y conozco algo nuevo a trabes de tus datos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Si que debe sufrir muchos embates el giraldillo dado el lugar en el que esta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Toda una trayectoria de idas y venidas en cuanto a restauraciones, y muy bien documentada, me ha sorprendido saber su peso y también me ha gustado el último arreglo, se puede decir que ha quedado como nuevo.
    Gracias por todo Manuel. Besos

    ResponderEliminar
  7. VALE LA PENA CONSERVARLA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  8. Menudas restauraciones ha tenido este monumento para verse asi.
    Pero merece ese trabajo, para lucirse tan majestual.

    Que artistas los restauradores, puede tener mas trabajo que hacerlo nuevo.

    Yo restauro motos y tienen su complicacion, pero nada comparable con estos arreglos. No tiene nada que ver.

    Feliz finde. Abrazos

    ResponderEliminar
  9. it's nice to see things restored back to their former glory,xx Rachel and Speedy

    ResponderEliminar
  10. Te escribí un comentario y salió volando jajajajajaja...... bueno por si no se grabó estuve aquí leyendo tu interesante post como siempre... besos Manuel.

    ResponderEliminar
  11. Impresionante tu trabajo de documentación.
    He vivido durante muchos años al amparo del Giraldillo, pues vivía en el Barrio de Santa Cruz y era como uno más de los vecinos...
    En su última restauración estaba yo todavía en Sevilla. Estuvo expuesto en una de las puertas de la Catedral, si no recuerdo mal. Hasta creo que conservo alguna fotografía de entonces.
    Gracias de nuevo por tu excelente trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maripaz, y aún sigue expuesto en esa puerta, es una réplica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Maravilloso trabajo.

    Muy interesante .

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  13. La figura del Giraldillo siempre me ha causado gran curiosidad. Es una escultura magnífica. Lo que no sabía es lo de las jarras. Cómo estaban las pobres. Ahora da gusto verlas.
    Un abrazo amigo Manuel.

    ResponderEliminar
  14. Amigo Manuel,eres un buén observador,a esa fotografia solo te he retocado la mirada,
    En la naturaleza podemos encontrar verdaderas maravillas
    Saludos desde Jerez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan por tu sinceridad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Todo un lujo esta entrada sobre las restauraciones Manuel. Me ha llamado especialmente la atención, la del Giraldillo. Gracias!
    Un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
  16. Increíble lo de las jarras, son preciosas. No me había fijado nunca. Cuando vaya por ahí lo haré gracias a ti. Precioso el coloso, aunque sí que quedó un poco como un mecano. Y el giraldillo, tampoco lo conocía.
    Gracias, Manuel .
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gracias a ti siempre.
      Un abrazo, Celia.

      Eliminar
  17. Oi amigo,
    Lindo trabalho de restauração. As jarras são lindas
    Minhas férias são por doença que talvez demore muito para sarar, ou mais dois meses. Vamos ver se tenho sorte, porque dor tenho muita dor, devido ao líquido que colocaram nos meus pés com infiltrações.
    Obrigada
    Beijos no coração
    Minicontista2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que tengas una pronta recuperación.
      Un abrazo y ánimo, Doris.

      Eliminar
  18. Oi Manuel,
    Obrigada pela força.
    Amanhã vou comprar uma botinha para eu não ter impácto com a sola dos pés com o chão.
    Beijos no coração
    Minicontista2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece estupendo, y que te vaya muy bien.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Hola amigo!! con tu exhaustiva descripción de la restauración del Giraldillo nos dejas una vez más el gran conocimiento que tienes sobre Sevilla. Muchas gracias por compartir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Boa tarde, excelente publicação a dar a conhecer a historia que é sempre interessante em conhecer.
    AG

    ResponderEliminar
  21. Eres un embajador nato de tu tierra, y eso está muy bien. Andalucía tiene tanto y tan bueno, que da mucho de sí, siempre y cuando por supuesto, quien lo exprese sea un experto informador, como tu lo eres.

    Abrazo. Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable, Rafa, y muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Madre mía, ya no volveré a mirar la Giralda de la misma manera, ahora me fijaré en los detalles y me acordaré de ti.

    ¡Que buen reportaje, Manuel!, no había visto de cerca el Giraldillo y mucho menos las jarras de azucenas. Y mientras te escribo caigo que la imagen de tu blog es precisamente la hermosa cara de la Victoria, claro.

    Soy amante del Arte en general, pero de la escultura en particular. ¿Me imaginas llorando a los pies del David de Miguel Ánge? Pues ocurrió. Tuve la suerte de verlo recién restaurado y con muy poca personas.

    El Giraldillo así de cerca se ve muy hermoso.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tesa, y eres una afortunada por lo del David, ya me gustaría a mi.
      Un beso.

      Eliminar
  23. Que reseña histórica y fotográfica tan bien concebida.

    Aprecio mucho que nos la participes.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ricardo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  24. Muy interesante Manuel. Que tengas un feliz año.

    ResponderEliminar
  25. Interesantísima entrada y para mí la mejor contemplación del Giraldillo. Gracias por compartirla. Feliz Año.

    ResponderEliminar
  26. As pessoas entram em nossa vida por acaso, mas não é por acaso que elas permanecem.
    Obrigada pela presença amável!
    TALENTO MARAVILHOSO EM RESTAURAR PRECIOSIDADES...
    CAPTURASTES BELAS IMAGENS, PARABÉNS!

    Beijos Marie.

    ResponderEliminar
  27. Ciao Manuel, interessantissimo questo post che dimostra come i restauratori abbiano lavorato benissimo.
    Puoi farmi un favore e ritornare da me per vedere se riesci ad aprire il filmato dell'ultimo post. Ho usato una tecnica diversa e spero veramente che tu possa vederlo. Grazie in anticipo e buona settimana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elio y ahora mismo paso, para ver como funciona ahora. Ya te cuento.
      Un abrazo.

      Eliminar
  28. El Giraldillo es una veleta preciosa y digna de ser cuidada.
    Las Jarras de azucena, no as conocía.
    Gracias Manuel
    Un abrazo
    Cecilia

    ResponderEliminar
  29. A Verdade Em Poesia, está a tentar visitar a todos os seus seguidores,
    para deixar abraço amigo e agradecer por termos ficado juntos mais um ano,
    desejar também que este ano lhe traga muitas alegrias, e grandes vitórias.
    Atenciosamente. António.
    PS. tive de seguir outra vez porque estava sem foto, ou sem endereço.

    ResponderEliminar
  30. Manuel, muy hermoso trabajo el que nos dejas, la restauración del Giraldillo, es muy interesante se ve que le han hecho un excelente trabajo, y las fotografías son estupendas.
    Un grande abrazo!

    ResponderEliminar
  31. Impresionante e interesantisima la informacon que nos proporcionas sobre el Giraldillo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  32. Interesantisima entrada, Manuel. Me ha encantado. Un abrazo.

    ResponderEliminar