sábado, 3 de diciembre de 2011

Postales y estampas de la Giralda.

Postales de la Giralda, de Sevilla.
Santa Justa y Rufina, por Juan de Espinal.
.El Giraldillo. Foto: Jean Laurent (Albúmina) 1865
La antigua calle Borceguinería. Foto: Lucien Levy - 1883.
Vista desde el patio de Banderas. Postal de principios del s.XX.
La Catedral, desde el patio alto del Alcázar. Foto:Helio Paul de Vigier(Gelatinohaluro), 1926.
Plaza de Doña Elvira con Catedral de fondo. Foto: L. Rosin (Huecograbado) 1928.











                       







































Para ver más información sobre la Giralda, haga clic en: 

La Giralda 
Por D. Anibal Gonzalez Alvarez-Ossorio. (Arquitecto)
Difícil empeño es el de buscar coincidencias entre las opiniones emitidas por los diversos autores, acerca del origen de la construcción de la Torre. Entre todas ellas, parece que tiene más verosimilitud la que atribuye su fundación al célebre soberano almohade Yacub Almanzor (El Victorioso). El abuelo de este emir, Abd-el-Mumen, fue el que organizó el Gran Imperio de Occidente, que los Almorávides no había sabido más que conquistar.
    Edificó en 1150, en Tin Mel (Atlas), una mezquita prototipo del estilo morisco que había servido de inspiración a toda la arquitectura del Maghreb. Este soberano vivió  en Sevilla seis años (1171-1176).
    Yacub Almanzor continuó la obra de su abuelo, y el estilo de sus construcciones refleja, perfectamente, la nobleza de su reinado. Desdeñó los materiales deleznables, como yeso y el tapial, y adoptó el ladrillo y la piedra, interpretando las grandiosas concepciones con una sólida construcción y una ornamentación sencilla y clara.
    En Marrakech edificó en el año 1190 la célebre torre denominada la Katubia, que tanta semejanza tiene con la torre sevillana. También construyó la Casbah, con su admirable puerta; doce palacios y la mezquita, inmensa, capaz de contener un ejército completo.
    Fundó Rabat en 1193, que hizo fuera la segunda ciudad del imperio; edificó la mezquita y comenzó la construcción de la torre Hassan (1195), compañera de la Katubia y de la de Sevilla.
    Almanzor fue un soberano andaluz y africano. Residió en Sevilla tres años (1195-1198), e hizo de esta ciudad un delicioso lugar, edificando una fortaleza a orillas del río, amplió la gran Mezquita y, probablemente, en el año 1195 activó la construcción del alminar que actualmente es la Giralda y que se terminó en 1198.
    Hay quien afirma que empleó para ello parte del rico botín que obtuvo en la batalla de Alarcos (19 de Julio de 1195), tan desgraciada para Alfonso VIII de Castilla.  Almanzor murió en Sevilla, a consecuencia de una herida, en 1199.
    El arquitecto de estas tres torres fue, según la leyenda, un musulmán de Sevilla llamado Guever. Sin embargo, no es probable que fuese el mismo artista el que concibiera y realizara estas obras, pues, aunque existe gran semejanza en la estructura general, son muy diferentes la ornamentación, las proporciones y los detalles de dichas torres.
    Además de las dificultades originada por la distancia, mucho más en aquellos tiempos, hace dudar que una sola persona pudiese efectuar casi simultáneamente tan ardua labor.
    El alminar sevillano tenía una altura de 250 pies, y terminaba con cúpula revestida de azulejos y cuatro grandes esferas de bronce doradas, una sobre otra, tan brillantes, que el sol se veía sus resplandores a ocho leguas de distancia (Crónica General de España). Así se ofrecía a la vista cuando la Ciudad fue conquistada por el Rey San Fernando.
    Por cierto se cuenta, que al firmase la capitulación querían los moros obtener permiso para derribar la Torre, y el Infante Don Alfonso que se hallaba presente y sabía apreciar la importancia del maravilloso alminar, contestó "que solo un ladrillo que derribasen, no dejaría solo un moro a vida en Sevilla" (crónica de San Fernando).
    El terremoto sufrido el 24 de Agosto de 1356, que tantos daños causó en Sevilla, produjo la caída del remate formado por los cuatro globos, que hizo Abu-Seith-el-Sigrilli (el silicano), y quedó por lo tanto el alminar incompleto y desairado.
Por el cuadro que representa a Santa Justa y Rufina (que se conserva en la capilla de los Evangelistas), pintado en el año 1555 por Hernando de Sturmio, se sabe que se reemplazó el remate primitivo y la cúpula por un campanario, constituido por dos pilares de ladrillos, cubierto de tejas y terminado por una cruz de hierro.
    El cabildo celebrado el 5 de Enero de 1558 acordó llevar a efecto el plan trazado por Hernán Ruiz, y magistralmente desarrollado por el genial arquitecto, que terminó esta obra en el año 1568, siendo Pío V Pontífice y reinando en España Felipe II.
    Afirma Ceán Bermudez que Hernán Ruiz fue quien hizo la terminación de la Giralda. Se sabe (según Ortiz de Zúñiga) que nació en Córdoba, que desempeñó simultaneamente el cargo de maestro mayor de la Catedral de Córdoba y Sevilla. Hernán Ruiz supo resolver de una manera genial todas las dificultades impuesta por la construcción de la torre y por el dificilísimo enlace con la obra mauritana, consiguió, una silueta perfecta de proporción y armonía.
    Y este hombre que tuvo la inspiración genial de producir tan portentosa maravilla, fue combatido por sus contemporáneos, y siglos más tarde, sigue siendo criticado por muy distinguidos arqueólogos e historiadores que califican la obra de pesada y deplorable gusto.
    Sevilla está en deuda con el insigne maestro Hernán Ruiz, pues no sabemos que se haya hecho nada para enaltecer la memoria del verdadero autor de la giralda, símbolo y emblema de Sevilla, porque sobre un basamento morisco sobriamente trazado y ornamentado con un arte inconfundible, supo levantar una composición de un perfil, de una silueta tan original, tan noble, tan sugestiva, que es expresión delicadísima del arte propio de la ciudad y de su fe cristiana, recordada en lo mas alto por la hermosa obra de Bartolomé Morel.
     De la Conferencia leída en la sesión inaugural de la Academia de Estudios Sevillanos el día 11 de Enero de 1929.

6 comentarios:

  1. HOLA!! SOY AL CHICA DE LA CAFETERIA DEL INSTITUTO!!!
    ESTO VA EN MARCHA!!!!!!
    MUY CHULO SI SEÑOR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Barbara muchas gracias, tú, tan amable como siempre y perdona que haya tardado en responderte. Un abrazo.

      Eliminar
  2. La verdad es.... precioso,buen trabajo, y un deleite para la vista... gracias Manolo por ello



    Mª Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu amables palabras.Un saludo.

      Eliminar
  3. Debo decir tito, que después de hacer un profundo sondeo de tu blog, me he quedao prendado con la cantidad de imágenes desconocidas para mi que aquí puedo ver y así deleitarme con ellas. Sevilla es un tema que me apasiona, y en este blog se siente la sevillania que tu llevas dentro. Felicidades y gracias por compartir tan grandes imágenes con el mundo.

    Bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose por tu bonito comentario. Un beso para todos.

      Eliminar