miércoles, 31 de agosto de 2016

Iglesia parroquial de San Pablo. Aznalcázar. (Sevilla)


Iglesia parroquial de San Pablo. Aznalcázar (Sevilla)
Edificación religiosa erigida en tierras de Sevilla durante la Baja Edad Media calificada justamente como "una de las obras maestras de la arquitectura mudéjar sevillana". 
Su capilla mayor, motivos decorativos, baquetones de apeo, sistema exterior de contrarresto y ménsula de tipo cordobés que descargan el alero, determinan la relación entre ella y las cabeceras de las iglesias sevillanas de Omnium Sanctorum, San Andrés y San Esteban. Ya el profesor Angulo en su obra, establece la referida relación y las agrupa en torno al que él llama "maestro de 1356".
Así pues, se cree que para este ábside - técnicamente la zona más antigua del edificio- cabría fijar la fecha en las postrimerías de la XIV.ª centuria; quizás hacia 1400.
Y según lo afirmado por Angulo, se piensa que el buque de la iglesia está ya plenamente situado en el siglo XV. A este respecto conviene reseñar una lápida redactada en caracteres góticos que apareció en las ruínas del templo y que está adosada al colateral del lado del Evangelio. Dice así:
La fabrica desta egl[es]ia de / Señor Sa[n]t Pablo es obligada  pa[ra] siempre de faser ca[n]tar la Missa de la Crus los viernes / del año por Alfonso Enrriq /ues Canonigo de la egl[es]ia de / Sevilla e Beneficiado desta.
Parece ser que el citado canónigo podría identificarse con el homónimo que don Joaquín  Hazañas, en su obra Maese Rodrigo da por fallecido a principios de 1479 y sepultado en la capilla de San Gregorio de la Catedral Hispalense.
El 7 de Septiembre de 1932, las hordas al servicio del marxismo incendiaron el templo; perdiendo las cubiertas, retablos e imágenes. A  continuación veremos una pequeña muestra de lo desaparecido en este incendio.
Vista de la iglesia después del incendio.
Interior después del incendio.
Interior después del incendio.
Presidía un retablo barroco al estilo del siglo XVIII y destacaban en él un gran tabernáculo y rico Manifestador eucarístico, una escultura del Apóstol de los Gentiles, titular de la iglesia. A los lados, figuras del Santo Angel de la Guarda y de San Antonio de Padua; un relieve de la Santísima Trinidad e imagenes del Patriarca San José y de San Juan Nepomuceno. Dos retablos neoclásicos, donde se veneraban las imágenes de San Francisco de Paula y de la Soledad.
Todo ello despareció,  así como el coro, el órgano y un buen cuadro de la Purísima, situado en la nave central.
Portada lateral.
Virgen de la Piña (destruida)
Nave del Evangelio.
Nada se conserva de lo que les voy a reseñar de esta nave, pues todo pereció en el incendio del templo: Veneradas imágenes del Cristo de San Pablo y de la Virgen de la Piña. Retablos del Corazón de Jesús; Crucificado con la Virgen de las Angustias y San Juan y otro con la figura ecuestre del Apóstol Santiago.

Orfebrería y Ornamentos.
Arca de plata (destruida).
Magnífico Arca repujada y cincelada con un bello relieve en cada una de sus caras; uno de sus punzones llevaba el nombre de su autor, Gargallo, que la construyó a fines del siglo XVIII.
Relieve de la Sagrada Cena (único resto del arca de plata).
Llave del Arca, con su cadena de plata dorada con cuentas de nácar, y que también fue destruida.
Templete (destruido)
Otra obra también de la misma fecha y autor que la anterior, era este bellísimo templete para la Custodia, de plata repujada y cincelada.

57 comentarios:

  1. Bonitas estampas, y buen repaso histórico. Bien hay que reconocer, que en aquellos años de la República, hicieron muchas canalladas con monumentos religiosos, y eso no está justificado.

    Abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  2. Una auténtica pena todo lo que se perdió, por un mal concepto sobre los bienes eclesiásticos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Como me gusta que nos enseñes nuestra tierra lejos de tópicos y de folclore.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Qué pena, Manuel :(
    Fantástico reportaje y fotos, como siempre.
    BEsos

    ResponderEliminar
  5. Que lástima que sucedieran esas cosas, pues se pierde un patrimonio histórico que no se recupera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Es una pena que destruyán el arte que es de todos.

    No sé porque tanto odio ala Iglesia.

    Un abtrazo.

    ResponderEliminar
  7. Que bela postagem, muito interessante!
    Abraços!
    Mariangela

    ResponderEliminar
  8. Triste perdida como tantas, Manuel. Buen trabajo, amigo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Manuel , yo digo lo mismo que Rafa , ya que todo lo que se perdió en el incendió en la guerra y los posibles saqueos , a día de hoy todo eso sería bien cultural y a lo mejor llegaría a ser patrimonio de la humanidad .
    Como siempre es un placer el pasar por aquí y leer tus interesantes entradas .
    Besos de flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Flor, y tenéis toda la razón.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Excelente e belo trabalho, gostei de ver estas fotografias antigas.
    Um abraço.
    Andarilhar

    ResponderEliminar
  11. Un bello lugar histórico, bello homenaje en este reportaje interesante y muy ilustrado con hermosas fotografías...es una lástima lo ocurrido a tan hermosas reliquias.
    Abrazo Manuel

    ResponderEliminar
  12. Lástima que ocurran estas cosas.
    Un estupendo reportaje,
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hola, Manuel.

    Hoy inicio mi rentrée tras un largo impás vacacional. Quiero agradecerte el comentario que dejaste en mi última entrada.
    En cuanto a tu trabajo en este tu blog, porque para mi es eso, trabajo de gran mérito, decirte lo de siempre, mi enhorabuena.

    Un abrazo

    Fina

    ResponderEliminar
  14. Hola mi querido Manuel, unplacer poder disfrutar de tus maravillosas entradas donde se puede disfrutar de tanto conocimiento. Muchas gracias y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Boa tarde, suas belas publicações transporta-me para o passado, assim ganho conhecimento.
    Boa semana,
    AG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo, por estar siempre ahí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. ¡Hola Manuel! ¡Qué pena de pérdidas! ¡Qué buen documental!

    Me alegro de verte por aquí de nuevo.
    Yo, por mi parte, acabo de llegar de examinarme del "listening" del nivel B2 de inglés en la Escuela Oficial de Idiomas. Puedes imaginarte que le temía más al calor que iba a pasar, que al examen. Al llegar allí, sobre las 17:45, hacía 50 grados y más tarde, cuando vinieron más estudiantes para examinarse de otras materias, sobre las 19:00, el termómetro marcaba 58º. Puedes imaginarte que para hacer el examen y evitar los ruidos de la calle, hemos tenido que cerrar todas las ventanas y puertas y parar los ventiladores del techo, porque allí no hay aire acondicionado. Menos mal que me llevé el abanico, pero mientras hacíamos el examen, no se podía abrir ni el abanico para no hacer ruido.
    Ahora sólo queda esperar el resultado, que será el próximo 19 de septiembre. A ver si ya he conseguido, por fin, el título B2 de inglés, que bastantes horas he pasado trabajando en ello.
    Buena impresión tengo, que ya es importante.
    Bueno, me despido, que no quiero entretenerte más.
    Deseo que bajen las temperaturas y podamos respirar.
    ¡Besos y cuídate mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana, tranquila que verás como apruebas.
      UN fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. Tus collecciones de postales,son imanes qque atraen a muchos seguidores
    Saludos desde Jerez

    ResponderEliminar
  18. Leyendote y aprendiendo
    Gracias por compartir
    Cariños

    ResponderEliminar
  19. Cada una de tus entradas, amigo Manuel, denotan una preocupación absoluta por el detalle, aparte de la grandiosidad de los testimonios gráficos.

    Gracias desde el otro lado del "charco", bien al sur.

    ResponderEliminar
  20. Hola amigo!! De nuevo estoy por aquí después de un mes de descanso. Que hermosa debía de ser la iglesia Manuel y que pena de destrucción. Gracias por compartir, ya que cada vez que paso por tu blog adquiero más conocimiento.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Las que más me han gustado son las de la iglesia post incendio. No me juzgues, pero debo admitir que tengo un gusto algo interesado en lo sombrío, lo lúgubre y a veces macabro ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, tranqui que no te voy a juzgar.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  22. Hola amigo Manuel, ya estoy de vuelta voy poniéndome al día con los blog. Tus entrada esta siempre llena de un conocimiento que muchos desconocemos. Muchas gracia por compartir con todos nosotros, en trabajo que dedicas a tus entradas.
    Te dejo un grande abrazo!

    ResponderEliminar
  23. Todas las fotos bellisimas, impresionándome. sobretodo el relieve de la Sagrada Cena.

    Un abrazo grande, mi querido Manuel

    ResponderEliminar
  24. Manuel, después del descanso estival, aquí me tienes dispuesta a leer tus crónicas tan bien documentadas y llenas de pequeños detalles que acentúan el interés del lector.
    Son magníficas.
    Un abrazo de bienvenida.

    ResponderEliminar
  25. Gran reportaje Manuel, además Aznalcázar es un sitio del que he oído mucho hablar por un buen amigo de allí. Un año tengo que ir para Santiago. Espero que estés bien, yo ya he vuelto de vacaciones. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  26. Cuánto conocimiento Manuel, cada entrada me hace descubrir tantas historias y lugares por conocer.
    Gracias por compartirlo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las gracias siempre a ti Conxita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  27. He supuesto que habría sido reconstruido, y así he visto que ha sido, pero siempre hay cosas irrecuperables para siempre. Bueno es que se sepa como quedó, innecesariamente, lo que las nuevas generaciones ya no hemos podido ver.
    Un saludo, Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo, creo que se reconstruyó todo lo destruido en esa época, menos un convento.
      Muchas gracias.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  28. Mi estimado MANUEL

    Te envío un fuerte abrazo al mejor estilo andaluz.

    ResponderEliminar