miércoles, 28 de febrero de 2018

José García Ramos. sevillanos ilustres (I)

El pintor sevillano, don José García Ramos.
Cuando se dice, el pintor de los tipos y de las costumbres de Sevilla, enseguida se recuerda a D. José García Ramos, ya que ningún otro artista de la tierra de María Santísima, ha sabido traducir como aquel ilustre pintor la gracia, el donaire y la majeza de los hijos de la gentil ciudad de la Giralda, ni expresar la alegría, el encanto y la originalidad de sus fiestas y costumbres populares.
Como el autor, así era su obra: rebosante de buen humor, de optimismo, de salero y de gracia.
A pesar de sus luchas por la fama y por la vida, que no fueron nada breves ni de ligeras, el popular artista siempre tenía una frase donairosa en los labios, y un rasgo ingenioso en la punta de su lápiz, y un color vivo en la brocha de sus pinceles.
Salida de un baile de máscaras. José García Ramos, 1905.
Nació en Sevilla en 1852, y desde muy niño se dedicó al arte de la pintura, haciendo sus estudios en la Escuela Provincial de Bella Artes, de Sevilla. En la clase del natural y colorido, tuvo por maestro a D. Eduardo Cano; mas habiéndose suspendido las clases con motivo de la revolución de 1868, se fue al lado del maestro Jiménez Aranda, produciendo entonces sus primeras obras.
El maestro se trasladó a Roma, y tras  él marchó García Ramos, después de habérsele negado la protección oficial que solicitara, teniendo que vivir de sus propios recursos, entonces harto mezquinos.
Trabajó con denuedo y sin descanso, y así pudo mantenerse en la Meca del Arte, donde bien pronto hizo destacar sus excelentes dotes de pintor. Luego, hizo un viaje a Nápoles y Venecia, y a su regreso a Roma pintó uno de sus cuadros más celebrados: El Rosario de la Aurora, de ambiente netamente sevillano.
"El Rosario de la Aurora". José García Ramos, 1882.
Vivió algunos años en París, donde destacó asimismo su relevante personalidad de excelso artista, y ya hecho un verdadero maestro, volvió a su Sevilla, de cuya Escuela de Artes e Industrias fue profesor, y de cuya Academia de Bellas Artes fue uno de los miembros más preeminente.
También dio clases en su estudio, acudiendo a recibir sus enseñanzas lo más selecto de la juventud dedicada al cultivo del bello arte de la pintura. Se encontraba entre sus discípulos más distinguidos y aventajados, S. A. la Infanta Doña Luisa de Orleáns, el ilustre arquitecto D. Juan Talavera, tan inspirado como amante de las tradiciones arquitectónicas sevillanas; el esclarecido escultor Agustín Sánchez-Cid, los laureados pintores Cuesta, Alfonso Grosso y Santiago Martínez; los admirables ceramistas Manuel García Montalván y Escalera Díaz, y muchos más que continuaban con hondos fervores los ejemplos y la dirección del maestro inolvidable, perpetuando el genio y la gracia de Sevilla en sus obras sevillanísimas.
"Pelando la pava". José García Ramos, 1885.
D. José García Ramos, casi siempre escogió para tema de sus dibujos y sus lienzos, los tipos más populares de Sevilla y sus costumbres  más llenas de color y donosura. Así también glosó de la manera más salada e ingeniosa, la actualidad; basta recordar entre los primeros, los graciosos guardias municipales, dormidos en los quicios de las puertas, durante actos de vigilancia; el majo jacarandoso pelando la pava montado en su caballo pinturero, el florero gentil ofreciendo gallardamente las rosas y los jazmines de su canasto; hágase memoria entre las segundas, de la bella y popular procesión de la Pastora de Capuchinos, del Rosario de la Aurora interrumpido en mitad de la calle por la presencia de un toro bravo desmandado, o de la cofradía dispersada por la lluvia; y entre los últimos, en fin, no se olvide aquel dibujo rebosante de humorismo, en que ponía un gracioso comentario a la Ley del Descanso Dominical, con el tipo de un borracho sosteniéndose, para no caer a tierra, en dos guardias que le acompañaban.
La tormenta o anulación de la procesión. José García Ramos.
Se cuentan del maestro sin números rasgos de ingenio que alborozan, como cuando llegó a Sevilla el ilustre Jimenez Aranda, después de su larga permanencia en París; éste, llegó con su levita, su sombrero de copa y su gran melena, que ordinariamente había usado en la capital de Francia. Acudieron a la estación para recibirlo muchos compañeros y discípulos, entre estos últimos García Ramos; y después de los saludos correspondientes, dijo el que acababa de llegar: "Y ahora señores, ¿adonde nos dirigimos?", a lo que le contestó el sevillanísimo García Ramos: "A la barbería, maestro".
Baile por bulerias. José Garcia Ramos, 1884.
"Malvaloca". José García Ramos.
"Pareja de baile". José García Ramos, 1885.
Sevilla dedicó a su memoria, una apacible y luminosa glorieta, en sus jardines más tranquilos y poéticos: los Jardines de Murillo. Proyectó la parte arquitectónica Juan Talavera; pintó su retrato en el arco, Cuesta, y los demás discípulos reprodujeron en cerámica los cuadros más famosos del maestro inolvidable. La Infanta Doña Luisa de Orleáns, honró el acto de inauguración de la glorieta, con su presencia.
Todos los materiales con que se construyó el monumento, fueron sevillanos: el azulejo, el ladrillo en limpio y tallado y la cal blanca.
Los alumnos del notable pintor sevillano, señor García Ramos, en la inauguración de la glorieta dedicada a la memoria de su maestro.
En el centro del precioso recinto, apenas si se levanta una fuente, cuyo surtidor es una lengua pregonera de la fama del artista que con más acierto y gracia, supo interpretar la forma y el espíritu de Sevilla.

Fuente: Las imágenes de sus pinturas, son bajadas de Internet. El resto, no.

72 comentarios:

  1. Preciosa todas, una joya con solera.
    Feliz día Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carmen.
      Buen fin de semana.

      Eliminar
  2. Me encanta el colorido y la temática de los cuadros, y esa narración tuya, emotiva como siempre, e ilustradora.
    Gracias Manuel.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  3. Es uno de mis pintores favoritos, Manuel, que supo reflejar como nadie ese espíritu costumbrista propio de fines del XIX y principios del XX.
    Hoy quiero desearte felicidades como a todos los que como yo, tuvieron la suerte de criarse comiendo gazpacho, pringà y prescaito frito. A los que saben que en Semana Santa empieza el verano. A los que se ríen hasta de su sombra, y a los que exageran cuando cuentan historias. Felicidades a todos los que pueden disfrutar de campo, mar, playa y nieve sin salir de su tierra y a todos los que han salido y la echan de menos. Felicidades a los vagos y a los trabajadores, a los que cuentan chistes y a los que no. Felicidades a todos y cada uno, por tener la suerte de poder ver el mundo desde un sitio privilegiado y respirar un aire diferente. ¡Viva Andalucía!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu felicitación.
      Gracias, Isabel.
      Besos.

      Eliminar
  4. Por lo que nos muestras no cabe duda de que era un gran talento.

    Abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  5. Que gran pintor.. Que bellas pinturas.. Que tengas buena semana

    ResponderEliminar
  6. No conocía la pintor ni esos cuadros costumbristas que por lo que comentas reflejan muy bien el espíritu de la época.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Otra de tus clases magistrales en esta ocasión de un gran artista sevillano.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Bonito y merecido homenaje a un pintor poco conocido a pesar de que el Museo del Prado cuente con dibujos suyos y algún lienzo. No cabe duda de que fue el pintor de los usos y costumbres de la ciudad de Sevilla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Nadie mejor que él. por haber nacido en Sevilla, sabría calar tan hondo en sus gentes para pintar como lo ha hecho, y así podernos dejar, con sus cuadros, la preciosa huella de las costumbres de la época.
    Gracias por compartir su vida.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  10. Hermoso paseo por la biografía y la obra de García Ramos. Gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Encantado de volver a visitar tu blog despues de mi larga ausencia, me encantan tus imagenes, saludos.

    ResponderEliminar
  12. Magnifico don que permite dejar plasmada bellamente tantos sentires
    Preciosos los cuadros
    Cariños

    ResponderEliminar
  13. 2ª: Hola Manuel, D. José García Ramos ue el autor del primer cartel ofiacial de la Feria de Sevilla, allá por el 1890. Es uno de mis pintores sevillanos favoritos.

    Magnifica exposición de cuadros, me gustaría saber la fuente del texto.

    Esta vez te envio un segundo comentario desde otro ordenador, el primero, desde el mío, no lo veo.

    Haces una ardua y meritoria labor, impagable, Manuel.

    ¡¡¡GRACIAS!!!

    Un besote.

    ResponderEliminar
  14. Ciertamente un interesante homenaje ...

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Que entrada más bonita e interesante, me encanta esta pintura que nos muestras, muy abundante de colores y a la vez tenues, un gran artista José García Ramos sin ninguna duda, dejando plasmado las costumbres y paisajes andaluces.
    Me ha encantado como has desarrollado el tema.
    Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  16. Hola Manuel, pues una vez más con tu trabajo -en este caso de reconocimiento a Don José García Ramos- quedo reconfortado como si hubiera salido de una clase de historia del arte que tanto me gusta admiro. Además la anécdota de la barbería me ha puesto la sonrisa en los labios. Como tú sabrás mejor yo, en el mundo taurino había frases de este tipo de los antiguos maestros que eran autenticas sentencias y con mucha ironía. Por otro lado, invitarte a que visites el Museo Cruz Herrera de La Linea de la Concepción (Cádiz), si algún día te pilla de camino, (ahí nacieron mis padres y veraneo yo) en el que se recogen grandes obras del pintor especializado en retratar la belleza de la mujer andaluza.
    un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y por supuesto que en cuanto pueda paso a visitar ese Museo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. Me gustan los pintores que saben captar los momentos así que lo que representa las tradiciones de un pueblo.
    Bonitos sus lienzos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Genios del costumbrismo que bien merece la pena conocer a pesar de que su pintura fue denostada y caída en desgracia durante el siglo XX a la llegada de los ismos. Me recuerda mucho su pintura a Fortuny, de quien tomó el estilo. No en vano ambos estudiaron en Roma.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Estas pinturas de José García Ramos são fantásticas e de uma grande beleza.
    Um abraço e bom fim-de-semana.

    Andarilhar
    Dedais de Francisco e Idalisa
    O prazer dos livros

    ResponderEliminar
  20. Ja ja ja, pelando la pava!!! Me encanta esa frase, ja ja ja. Buen finde y un abrazo fuertote.

    ResponderEliminar
  21. Muy interesante.
    Fantásticas pinturas. Sin duda, un excelente pintor.
    Feliz fin de semana.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Ottimo come sempre, Manuel. Scusa la lunga assenza ma ti garantisco che è giustificata. Buona domenica.

    ResponderEliminar
  23. Muy interesante conocer las pinturas de don José García Ramos. Me gustan por la luz que les impregna y por los momentos instantáneos de los que se vale. Excelentes, así como la información que tú nos transmites. Nosotros decimos "haciéndose la pava", me hizo gracia.
    Un abrazo grande Manuel.

    ResponderEliminar
  24. Magnificas pinturas que reflejan la realidad de una época.
    Gracias por las explicaciones oportunas y claras.
    Me ha encantado todo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Magníficas pinturas que retratan una época de manera magistral.
    Me ha encantado leerte como siempre, querido amigo, Manuel.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  26. Excelente, mi querido Manuel.

    Que magnífico arte literario, histórico, y fotográfico.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ricardo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  27. Manuel, a veces quisiera saber quien te provee de la historia e imágenes de tanto valor cultural y que con ese cariño que nos tienes compartes, es bello post :* besossssssss

    ResponderEliminar
  28. La vida de este hombre, demuestra, que por muy dura que sea la vida, cuando se tiene una gran vocación, se pueden vencer todos los obstáculos.

    Me han gustado mucho sus pinturas y el tesón que demostró en su vida este gran pintor.

    Besos

    ResponderEliminar
  29. Hola Manuel
    La verdad me quede impactada con las postales y el material. Mi preferido de este post es el del la pareja de baile de 1885. No conocía a Ramos, pero sus pinturas reflejan gran espontaneidad ¿El texto es narrativo o es verídico? Me gustó Mucho (disculpa la ignorancia)
    Me gusto tu blog así que de ahora en más, me veras en tus futuros posteos. Los espero con ansias.
    Un beso desde Argentina, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Paula, y bienvenida.
      El texto es biográfico de la vida de este ilustre pintor.
      Un beso.

      Eliminar
  30. No me estraña que se mantuviera en la Meca del Arte pues su pintura es la de un genio.

    Un abrazo de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
  31. Vocación y empeño tuvieron su premio.
    Las pinturas son una maravilla y fiel reflejo de una época.
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Amigo Manuel,tu blog es una gran parte de nuestra tierra

    ResponderEliminar
  33. No conocía la obra de García Ramos y me hace pensar lo agradable que debió haber vivido en Sevilla en esos tiempos...

    Luz&Vida

    Isaac

    ResponderEliminar
  34. Amigo, cada vez que te leo me maravilla más saber un poquito más de nuestra tierra gracias a ti. Siempre te digo que no se de donde sacas tanta información por todo ello te felicito por acercarnos con tu buen hacer a la cultura de nuestra querida Ándalucia. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  35. Lo conozco recién ahora a don José. Se puede decir más que nunca, estimado Manuel, "nunca es tarde...cuando la dicha es buena".

    ResponderEliminar