domingo, 10 de junio de 2018

La Corta de Tablada, de Sevilla.


La Corta de Tablada, en el río Guadalquivir.
Desde finales del siglo XVIII se empiezan a realizar diversos proyectos (Corta de la Merlina, en 1794, en Coria del Río; la de la Fernandina, en 1816, aguas arriba de Isla Menor; la de los Jerónimos, en 1888, también en Isla Mínima, y en  los proyectos de Corroza, de Pastor y Landero, Moliní, etc.) encaminados a establecer una navegación más ágil por el río, cuyos fondos se encontraban muy obstruidos por la periódicas avenidas y los peligrosos tornos que hacía prácticamente inviable la fluidez de la navegación.
El ingeniero director de las obras, Sr. D. Luis de Moliní.
Las cortas son, dicho en pocas palabras, una desviación del Guadalquivir, del cual se suprime un pronunciado recodo, abriendo nuevo y amplio cauce en línea recta.
La Corta de Tablada o Canal de Alfonso XIII, elemento central del Plan de D. Luis M. Moliní, ponía en comunicación directa el fin del tramo de ría en que existía los muelles, y  principiaba el entorno de los Remedios, con la parte central del tramo en curva de Puerto Parra. Tiene una longitud de 5864 metros; una profundidad que variaba de 13 a 16 metros, y una anchura a la altura de bajamar, comprendida entre los 80 y 100 metros.
Merced a ello, podían llegar al puerto, que a raíz de esta nueva obra quedaba a 115 kilómetros de la costa, buques de 25 pies de calado y 10.000 toneladas de desplazamiento.
Como no les quiero atiborrar con los muchos datos técnicos que tengo, de esta importante y trascendental obra, que supuso para Sevilla, además de la modernización del puerto, fue una de las obras más importante del plan general de defensa de Sevilla, contra las inundaciones del Guadalquivir; hoy, les voy a ofrecer solamente imágenes de la inauguración del comienzo de obras en 1909; y en la próxima entrada, les contaré y mostraré imágenes, de la inauguración oficial que se llevó a cabo el 6 de Abril de 1926, y que se hizo coincidir con la inauguración del puente de Alfonso XIII, ya que formaba parte del mismo proyecto.
Marzo de 1909.
El público en las tribunas esperando la llegada de los Reyes.
El ingeniero director Sr. Moliní, enseñando a S. M. el Rey el plano en relieve, del futuro puerto de Sevilla.
S. M. el Rey oyendo las explicaciones del ingeniero alemán, representante de la casa constructora de la maquinaria.
Cavadora de la Junta de Obras del Puerto, empleadas en la Corta de Tablada.
Máquina excavadora funcionando ante los Reyes.
Los Monarcas presenciando la bendición de las obras por el arzobispo Sr. Almaraz.
S.S. M.M. al salir de la tribuna, después de firmar el acta de inauguración.
Marzo de 1915.
Sus majestades D. Alfonso y Doña Victoria, y su Alteza el Infante D. Alfonso, a su llegada a la ciudad de Sevilla, para comprobar los trabajos de la corta de Tablada.
S. M. el Rey, durante la visita que hizo a las obras.
Su Majestad la Reina Doña Victoria y el Infante D. Alfonso, visitando en automóvil la Corta de Tablada.

40 comentarios:

  1. Si que había expectación por ver el inicio de las obras.
    Como siempre un buen relato de los que nos ofreces.
    Por cierto antes de ocupar el sillón arzobispal sevillano Monseñor Almaraz ocupo el obispado palentino.Por cierto tiene en la ciudad de Palencia dedicada una calle céntrica donde se encuentra el seminario mayor e iglesia de la Compañía a un paso de la calle Mayor Principal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tomás, por esos interesantes datos que aportas.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Recuerdo la cota de Chapina desaparecida con las obras de la Expo
    92 y la de Tablada que protegieron Sevilla de las tremendas riadas que la asolaban. Es un tema muy interesante que tratas con ese espíritu didáctico que invade siempre todos tus posts, querido Manuel.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. QUÉ COCHE MÁS BONITO , MANUEL , EN EL QUE LA REINA DOÑA VICTORIA VISITA LA CORTA DE TABLADA .

    UN FUERTE ABRAZO.

    GUILLERMO

    ResponderEliminar
  4. Genial información y, sin duda, muy interesante.
    Como siempre, muy bien documentada.
    Te deseo una feliz semana.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Unas fotos con mucho valor histórico.Saludos

    ResponderEliminar
  6. Realmente interesante ...

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  7. Estupendo y bonito reportaje. Feliz semana y besos.

    ResponderEliminar
  8. Qué interesante Manuel, me parece un plan hidráulico bastante acertado para la época. Cuando visité a unos familiares en Alcolea del Río, me contaron diversas anécdotas sobre el cauce del Guadalquivir y los avatares por lo que habían pasado todos los habitantes del valle. Las fotografías son un gran recuerdo histórico.

    Muchas gracias por una labor que no tiene precio. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Una gran obra d eingeniería que ponía a Sevilla en el punto de mira del avance técnico en España y que hacía navegable para los barcos de esa época el Guadalquivir hasta la propia ciudad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Toda la información y documentación que reúnes, son de un gran valor. Yo creo que ni muchos archivos disponen de tanto.

    Abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  11. Ciao Manuel, prima di tutto grazie per la tua visita da me e poi, dovrò veramente decidermi di fare una vacanza a Siviglia per veder i posti che tu ci fai vedere pubblicando foto del tempo che fu. Buona settimana.

    ResponderEliminar
  12. Desconocía que se diera ese nombre a los canales. Sabía que forman la más moderna parte del puerto sevillano, donde están los astilleros etc..., pero poco más. Interesante, como siempre, sus entradas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. No conocía nada relacionado con esa gran labor de ingeniería, el lograr una desviación del río para hacer el camino navegable más recto, tuvo que ser un acontecimiento digno de admiración en aquellos tiempos.
    Gracias por tu información y fotos.
    Cariños y buen comienzo de semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  14. Me alegra que traigas esta importante obra de ingeniería a tu blog, nadie suele hacerlo. Hablamos de arquitectura pero casi nadie da importancia a las obras de ingeniería. Es justo que se reconozca su valor.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me impregné una vez más, Manuel, de lugares insertos con ventaja en la vida española. Incluyo en el concepto las eternas aguas del Guadalquivir, tan utilizadas por soñadores, poetas y escritores.

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola Manuel!

    Que bello y buenos es saber poder plasmar por lo menos parte de la historia de un pueblo, tu pueblo, la gran Sevilla.

    Las fotos son bellas e importares hablan a la par de tu pluma.
    Gracias por compartir tus interesantes letras.

    Te dejo un beso y mi gratitud por tu huella: y también mi gran estima.
    Se muy, muy feliz.

    ResponderEliminar
  17. Hola, querido amigo!

    Gracias por tu visita y gentis palabras. El tradutor no es fiável, portanto es mejor tentar entender o português.

    Que post completo y maravilhoso para quién gosta de História y Sevilha es una cidade maravilhosa. Obras deste calibre ya no se hacem, ahora.

    Las fotos estão excelentes y parecem atuais. Te congratulo! Yo soy licenciada en História, portanto, mucho mi gustam estes assuntos.

    Un beso con mucha estima.

    ResponderEliminar
  18. Tu blog es una maravilla, Manuel. Con enorme precisión y muy bien documentado, traes retazos de historia.
    Como enamorada del sur y sus gentes, me encanta saber un poquito más de su historia. Agradezco a la vida el haberte encontrado por este medio, por todo lo que me aportas. Gracias una vez más querido amigo.

    ResponderEliminar
  19. Fruto de esos grandes trabajos que se fueron acometiendo h hecho que se puedan dar paseos por ese río y llegar a ser navegable hasta Sanlucar de Barrameda.

    Muy buen trabajo de investigación.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Fiquei a conhecer mais um pouco da riquíssima história de Sevilha.
    Um abraço e tenha um bom dia.

    Andarilhar
    Dedais de Francisco e Idalisa
    O prazer dos livros

    ResponderEliminar
  21. Fotos encantadores y texto de una epoca pasada.
    Buen trabajo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Nuevamente tu blog,me hacer conocer historias de esta tierra mia

    ResponderEliminar
  23. Fotografía e información traducidos en tesoro histórico de la humanidad.
    Un recorrido interesante en el tiempo. Siempre aprendo en tu blog Manuel
    Gracias por tanta generosidad.
    Un abrazo en la distancia.

    ResponderEliminar
  24. Mais um excelente post, Manuel.
    Sempre a aprender - apesar de algumas dificuldades na leitura.
    Besos e bom domingo.

    ResponderEliminar
  25. Estupendo Manuel, las fotos nos llevan a tiempos idos con esas usanzas tipicas del momento y maquinaria acorde a los tiempos
    Tomate una cervecita en mi nombre por aca no lo hago muy seguido je je ya tengo suficiente estampa je je
    Cariños que son calidos gracias a la estufa!!!!!!!

    ResponderEliminar
  26. En aquellos tiempos, un Hispano-suiza solo lo tenían el rey y muy pocos más, También se realizaron importantes obras en los puertos y en los primeros saltos como Ricobayo, en El Duero, para generar energía aprovechando el tirón de la industria y de su maquinaria vigente.
    Un excelente reporte fotográfico e histórico Manuel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Mi muy apreciado Manuel :

    Gracias por darnos a conocer tan interesante historia de El ingeniero director de las obras, Sr. D. Luis de

    Me encanta todo lo que publicas.

    Abrazo sevillano.

    ResponderEliminar
  28. Ya ves, Manuel, soy una apasionada de la ingeniería, me fascina, aunque no entienda mucho los conceptos técnicos son proyectos que siempre se plantean desafíos algo soñadores de entrada, en este caso hacer navegable el Guadalquivir para buques de gran calado en una ciudad sin mar.

    Además he aprendido lo que es una corta, que no tenía ni idea.

    Como tantas veces Manuel me lo he pasado en grande con las fotos y la historia.

    En cuanto a lo del Hispano Suiza, alguien muy querido por mí, nada que ver con la realeza, tuvo uno allá por los años 60. Me gustan mucho los coches antiguos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  29. Me ha encantado todo lo que has recopilado para que nos enteremos todos de la buenas cosas que han hecho nuestros antepasados.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Menudo automóvil más feico, no me gusta na de na, ja ja ja.

    ResponderEliminar
  31. Un placer pasar por tu blog, excelente entrada Saludos

    ResponderEliminar
  32. Qué gran reportaje, Manuel. Me gustan mucho las fotos que hoy nos muestras (que siempre me gustan pero hoy me han llamado mucho la atención). Curioso ver a la reina en el coche. No tenía ni idea de que era una corta, por lo que siempre que paso por aquí aprendo algo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Muchas gracias estimado amigo, contigo me pongo al día en historia y me encanta, gran trabajo. Veo en las fotos que la maquinaria cambió mucho, pero hay cosas que no cambian nunca. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar