miércoles, 10 de octubre de 2018

Antesala Capitular, de la Catedral de Sevilla.

Antecámara Capitular, de la Catedral de Sevilla.
En la grandiosa catedral de Sevilla no solamente es admirable la obra de arquitectura que sobre las ruinas del palacio de los almohades, que fue residencia de los soberanos moros, levantara la piedad de aquél pueblo en el año 1402, y lo que de la obra erigida por los artistas de Jusuf y Jakud, se respetó al comenzar la cristiana edificación, como la esbelta torre mauritana, que es actualmente asombro de cuantos la contemplan y ha dado celebridad universal a la ciudad, que la cuenta entre sus monumentos y el hermoso patio de los Naranjos, que daba acceso a la gran mezquita.
Una de las puertas de la antesala Capitular.
Aparte de los tesoros artísticos que encierra aquél grandioso templo, de sus bellezas arquitectónicas, de sus magníficos retablos, de sus pinturas valiosísimas, de los prodigios escultóricos con que el arte de varios siglos ha ido valorándolo, existen otros departamentos que por no ser asequibles al visitante, permanecen casi ignorados, no obstante ser de un excepcional interés para cuantos admiran la belleza que se debe al ingenio humano.
Detalle del interior de la antesala Capitular.
Entre estos merece sin duda especial mención la Sala Capitular, la antecámara, y las Sacristías Mayor y Menor.
Comenzó la construcción de estas dependencias ciento treinta años después de haber dado comienzo las obras de la Catedral, cuando Carlos I elegido emperador de Alemania, recibió la corona de rey de romanos en Bolonia, y su hijo el infante Don Felipe había sido jurado príncipe. El gran arquitecto D. Diego de Riaño proyectó simultáneamente la Sala Capitular, de gusto greco romano, la Sacristía Mayor, de estilo plateresco y la Sacristía menor, del orden gótico bastardo.
Aunque algunos autores han atribuido estas obras a Hernán Ruiz, puede afirmarse de un modo categórico que se deben al citado Diego de Riaño, como hace constar Cean Bermudez, cuyas noticias documentadas en el Archivo de la Catedral, no consienten la menor duda.
Estatuas de mármol representando las Virtudes, que decoran la antesala Capitular.
Se entra en la Sala Capitular por la capilla de la Purificación, ofreciéndose en primer término una pequeña pieza sobre cuyas puertas se ven unas medallas que representan a David y Salomón, al Salvador y a la Virgen. Da una de estas puertas acceso a una más amplia estancia, magníficamente decorada, que es la antecámara de la Sala del cabildo, más generalmente conocida como antesala Capitular, que es, la que nos ocupa hoy.
Las paredes de esta Sala, están decoradas con hermosas obras de esculturas labradas en mármol y situadas entre pilastras jónicas,. La bóveda está adornada igualmente con fajas y molduras. En los frontispicio de las cuatro puertas, que se abren en la Sala, se ofrecen las figuras de los cuatro Evangelistas en actitud de escribir; además de los bellos grupos de las paredes, inspirados en asuntos de las Sagradas Escrituras, se ven dos medallas redondas en los testeros y entre los bajorrelieves, bellas figuras que representan las Virtudes.
Relieves, en mármol, representando pasajes bíblicos del Antiguo Testamento. 
No se conoce el nombre del escultor, a quien se deben estos grupos; únicamente se sabe que fueron encargados a Génova, por el Cabildo; debajo de las esculturas existen unas inscripciones en verso, compuestas por el canónigo D. Francisco Pacheco.
Uno de los medios puntos de las cuatro puertas de la Sala.
Desde esta suntuosa antecámara, se pasa a la Sala del Cabildo, de gran magnificencia; pero, por no extenderme mucho, he decidido presentarla en breve, en una nueva entrada.
Gracias por su visita.

64 comentarios:

  1. Seguramente, Manuel, de poder visitar la Catedral de Sevilla, yo no tendría una visión tan amplia de su pasado y presente como en tus reseñas.

    Saludo austral.

    ResponderEliminar
  2. Fabulosos esos relieves de marmol.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Interesantes siempre tus reseñas sobre los edificios históricos de Andalucia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Magnífico retrato sobre uno de los espacios más sugerentes de la catedral de Sevilla en un texto emociante y desbordante de pasión como no merece menos tan hermosa obra de arte como es en su conjunto la catedral sevillana.
    Un abrazo Manuel y disfrútala mucho tu que la tienes tan cerquita.

    ResponderEliminar
  5. Es una catedral, que merece la pena ir a conocerla ¡ es preciosa ! Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Es un espacio impresionante ¿verdad?
    ¿Sabías que en la serie La Peste es la sala dónde se reúne los Caballeros Veinticuatro?
    Maravilloso post amigo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Estimado Manuel tengo que decirte que me encanta leerte, es espectacular la información que nos muestras, gran trabajo. Muchas gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Que bonito todo lo que nos muestras, me encanta los relieves en mármol. Si vuelvo a Sevilla lo tendré en cuenta.
    Gracias por tus entradas tan artísticas.
    Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  9. Recuerdo haber estado en ella y haberme hecho fotografías hace unos años. De este espacio artístico hay que destacar, al margen de su riqueza patrimonial, la luz que penetra desde las ventanas y que permite contemplar la estancia en toda su grandiosidad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Magnifica a estatuária e os baixos-relevos da da Capitular da Catedral.
    Um abraço e continuação de uma boa semana.

    Andarilhar
    Dedais de Francisco e Idalisa
    O prazer dos livros

    ResponderEliminar
  11. Hace tiempo que no voy, pero recuerdo haberla visitado en varias ocasiones. Son lugares que nunca te cansas de visitarlos.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Los relieves deben de ser sorprendentes, yo hace muchos años la visité pero apenas la recuerdo con lo cual he podido disfrutar este capitulo de la catedral.
    Un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Pues visité la catedral hace unos años, y recuerdo haber visto la sala capitular. Toda la catedral es preciosa e inmensa; hace menos tiempo, las colas para acceder me disuadieron, y aproveché el tiempo para ver otras maravillas de la ciudad, que no son pocas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Toda una belleza.
    Me encanta Sevilla.
    Tengo que volver y disfrutar de nuevo de tantas cosas fantásticas.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola Manuel!

    ¡Que preciosidad de entrada! Los que no podemos visitar esa fantástica Catedral de Sevilla, tenemos el privilegio de visitar este tu lindo espacio, donde nos empapamos del buen Arte y cultura.
    Me encantan las estatuas de mármol, que representa las cuatro Virtudes cardinales; serían, Justicia, Prudencia, Templanza, y Fortaleza. Pero, el Amor, la Caridad, son también muy importantes.
    Un placer pasar por este rincón donde se respira arte por los cuatro costados. Gracias.
    Un saludo muy cordial.
    Y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  16. Bellísimo lugar que espero volver a ver...

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  17. Como te decía...muy interesante.

    Hacer una visita a la catedral leyendo todos estos detalles hace que mires cic otros ojos.

    BESOS

    ResponderEliminar
  18. Lindo blog!
    Ja seguindo
    aguardo sua visita.
    Bjins
    CatiahoAlc.

    ResponderEliminar
  19. Conozco algo de esa maravillosa catedral. Y me gustó mucho lo que ví.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Preciosa Sevilla atraves de estas imagenes, encantado de volver a visitar tu blog,saludos.

    ResponderEliminar
  21. Ciao Manuel, come ogni volta ci fai venire la voglia di viaggiare. Purtroppo l'età e le finanze non lo permettono sempre e ci si accontenta delle tue belle descrizioni. Grazie e buon proseguimento di settimana.

    ResponderEliminar
  22. Olá, Manuel!
    Desta vez posso dizer que já visitei este grande e preciosa Catedral.
    Gostei de saber mais sobre ela. Obrigada!
    Fica bem, Manuel.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  23. Hola Manuel, me gustan las imágenes antiguas porque encierran muchos recuerdos.

    ResponderEliminar
  24. Sevilla es hermosa,es un regalo tu entrada,saludos

    ResponderEliminar
  25. Hola Manuel.
    Una joya arquitectónica.
    Yo me quedé fascinada ante su grandiosidad y su belleza.
    Y me ha encantado documentarme sobre ella, con lo expuesto aquí, por ti, al detalle.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Creo que te comenté en otra entrada que me admiran esos detalles de los relieves, esas piedras delicadamente talladas, me parecen admirables. Igual que la labor de documentación tan exhaustiva en cada una de tus entradas, has de tener un archivo fotográfico impresionante. Felicidades por ese trabajo que permite recuperar estas joyas.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Hace muchos años que estuve en Sevilla, mi viaje no fue muy agradable y lógicamente apenas vi las cosas tan maravillosas que tú, con tus fotografías y texto nos enseñas.
    Me gustaría volver, pero lo tengo difícil.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento María, y verás como algún día se presenta una nueva oportunidad.
      Muchas gracias, y un beso.

      Eliminar
  28. Hola Manuel.Una maravilla la catedral de Sevilla.
    Gracias por tan claras y bien documentadas explicaciones.
    Me ha encantado
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Hola Manuel , espero que sepas perdonarme ya que por tener obras en el edificio donde vivo , como también nos están instalando la fibra , muchos días no tengo Internet y muchas veces no puedo visitaros , pero ahora que tengo un ratito , para decirte que me a gustado esta entrada sobre todo los tallados en la catedral , que maravilla , de verdad que te digo que monumentos de esta clase , si que tienen que ser patrimonio del bien cultural , para que la gente los pueda ver y disfrutar , me gusta mucho tus entradas , por que son un verdadero trabajo de información y documentación , para que lo puedas compartir con todos nosotros , te deseo una feliz noche besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por todo, y de perdones nada, sino todo lo contrario, agradecido siempre, por tus visitas y amables comentarios.
      Un beso.

      Eliminar
  30. Usually, I never comment on blogs but your article is so convincing that I never stop myself to say something about it. You’re doing a great job Man. Best article I have ever read

    Keep it up!

    ResponderEliminar
  31. Encantadoras imajenes,,Me encantó este post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar