martes, 20 de septiembre de 2022

Capilla de San Pedro, de la Catedral de Sevilla.


Don Fray Diego de Deza, en la Capilla de San Pedro, de la Catedral de Sevilla.
El insigne Prelado hispalense falleció en el Monasterio de San Jerónimo de Buena Vista, extramuros de Sevilla, el 9 de Junio de 1523, y su cadáver fue llevado, con gran pompa, a la Capilla del Colegio de Santo Tomás, fundación del sabio maestro del príncipe Don Juan. Allí, en hermoso sepulcro de alabastro, reposaron sus cenizas hasta la invasión francesa, en que fue destrozada la urna y esparcido los huesos por la soldadesca napoleónica, que convirtió en cuartel el colegio.
Busto de Fray Diego de Deza.
Del primitivo sepulcro se salvó únicamente la estatua yacente que se colocó en el sarcófago, en cuyo frente se esculpió una inscripción latina, que vertida al castellano por el docto humanista don José Vázquez y Ruiz, dice así:
"Consagrado a Dios - este busto de mármol del Ilmo. y Rmo. Sr. Don Diego de Deza, arzobispo de Sevilla, adornado con las sagradas infulas de otras diócesis y con los mayores honores, fundador munificentisimo de este Colegio mayor, fue destruido en pedazos bárbaramente por los invasores franceses en el año 1810, esparcidas sus veneradas cenizas por todas partes y amenazado a destruirse por completo; los alumnos de este Colegio, siempre agradecidos y obligados hacia él, procuraron en tiempo de paz, y a sus expensas, que esta prenda de amor fuese reparada y restituida a su pristina forma en el año de la reparación de la salud 1814".
Sepulcro de D. Fr. Diego de Deza, en la Catedral.
El Ayuntamiento de Sevilla, a propuesta de don Francisco de Borja Palomo, alumno del Colegio, trasladó el sepulcro el 1 de Junio de 1884, a la capilla de San Pedro, de la Catedral, donde, desde entonces, se halla. Sobre el Sarcófago y adosada al muro, fue puesta nueva inscripción latina, que, traducida al castellano, dice así:
"Consagrado a la Virtud y a la Ciencia -El muy reverendo Fr. Diego de Deza, arzobispo de Sevilla, verdadero padre de la patria, honra esclarecidísima de la familia dominicana, confesor de los Reyes Católicos Fernando e Isabel y preceptor del príncipe D. Juan, hijo de estos, protector generoso y fiel de Cristobal Colón, desligado del cuerpo en el día 9 de Junio de 1523, vive en la eternidad. Esta preciosísima estatua destruida casi por completo, y el sepulcro violado temerariamente en el Colegio de santo Tomás por el ejército invasor de la Galias que todo lo destruyó, los alumnos de este mismo Colegio cuidaron restaurar en el año 1814. Pero después, destinada la iglesia de Santo Tomás a usos profanos, un antiguo y piadoso discípulo de aquel famosísimo Colegio, procuró que este sagrado monumento fuese trasladado aquí, con licencia del Excmo. Cabildo de esta Santa Iglesia, y a expensas del espléndido Municipio sevillano, el día 1º de Junio de 1884."
Para más información de este sepulcro, pueden ser consultadas, entre otras, dos obras interesantes que hemos tenido en cuenta en estos apuntes: Curiosidades antiguas de Sevilla, por D. José Gestoso y Algunas noticias referentes al fallecimiento del príncipe Don Juan y al sepulcro de Fray Diego de Deza, su ayo, por D. Manuel Gómez Imax, Sevilla 1890).

La Capilla de San Pedro, en la actualidad.

Si haces clic sobre las imágenes, las puedes ver ampliadas.
La reja de la Capilla, es obra de Fray José Cordero, 1778.
El retablo de San Pedro fue diseñado por el arquitecto Miguel de Zumárraga y realizado por el ensamblador Diego López Bueno (1620/1625) con pinturas de Francisco de Zurbarán (1625): Cristo y San Pedro caminan sobre las aguas, Cristo entrega las llaves a San Pedro, San Pedro cura a un paralítico, visión de los animales impuros, San Pedro Sumo Pontífice, arrepentimiento de San Pedro, Quo Vadis, Inmaculada y liberación de San Pedro, Padre Eterno (copia posterior).

Si deseas ver otros temas relacionados con la Catedral de Sevilla, por favor, haz clic: AQUÍ.

43 comentarios:

  1. Hola Manuel. Que maravilla leerte, es increíble todo lo que aprendemos contigo. Excelente entrada. Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Thank you for showcasing so much of your countries history.

    ResponderEliminar
  3. Mais uma fascinante aula de história. Fotos deslumbrantes.
    .
    Uma semana feliz
    .
    Pensamentos e Devaneios Poéticos
    .

    ResponderEliminar
  4. Las guerras siempre destruyendo patrimonio.
    Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  5. I think I visited this cathedral in my last visit to Spain. I am so impressed by the depth of research into the history by you as always

    ResponderEliminar
  6. Cuantas historias interesantes encierra cada rincón de esa catedral, como está maravillosamente explicada por ti.
    BESOS

    ResponderEliminar
  7. Manuel, siempre es emocionante ver y leer tus reportajes. Gracias y besos.

    ResponderEliminar
  8. Grazie per queste foto molto belle!

    ResponderEliminar
  9. Que pena, la historia está llena de destrucciones, menos mal que siempre hay alguien que restaura en lo posible, lo que fue estropeado (como en esta ocasión que cuentas) dejando así un recuerdo de lo sucedido. Aun así, y aunque no estamos en guerra, hay quienes pretenden quitar artes simbólicos... que forman parte de la historia.
    Como siempre un placer conocer de tu mano situaciones y momentos.
    Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  10. Qué belleza de capilla y cuanto arte e historia lleva en sus entrañas. Es una de las catedrales más bellas del planeta y con merecida justicia también es de las más conocidas por nuestros compatriotas.
    Gracias por el esfuerzo, cariño y trabajo que realizas en cada entrada.
    Un fuerte abrazo, Manuel.

    ResponderEliminar
  11. Como siempre amigo Manuel, una excelente clase de historia y de barbarie napoleónica como tantas otras destruyendo fragmentos importantísimos de la historia.
    Un placer leerte siempre así como tan válidas y magistrales clases amigo Manuel.
    Un fuerte abrazo y buen resto de semana.

    ResponderEliminar
  12. Siempre me maravilla leerte, tus textos (igual que me sucede con los de FJT, Francisco Javier Tostado), me encantan y hasta repito. Conocer, saber de nuestra historia, es una devoción.
    Gracias, Manuel y, ya sabes, no dejes de escribir nunca.
    Feliz jueves.

    ResponderEliminar
  13. Es terrible lo destructivas que pueden llegar a ser las guerras. He estado en dos ocasiones en la Catedral de Sevilla hace años y no me acuerdo de nada...que pena.Saludos

    ResponderEliminar
  14. Tanta historia desconocida, amigo... Qué bueno tenerte allí para detectarla, investigarla y difundirla...

    Abrazo una vez más agradecido.

    ResponderEliminar
  15. Despues de ver y leer tan extenso pero magnifica entrada, me he pasado por la preciso Catedral, cosa que me ha gustado y me ha visto mi hijo y dice que la Giralda es el Minarete de la antigua Mezquita. Yo no lo sabía.
    Un abrazo amigo Manuel.

    ResponderEliminar
  16. Siempre me ha fascinado, la gran belleza de la catedral de Sevilla.
    Me gusta tu buena labor informativa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. A mí, siendo de un país muy joven, me maravilla todo lo que muestras, y la historia, me gusta mucho leerte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Magnífico post, Manuel en el que cada párrafo nos llena de la historia y secretos de nuestra bella Magna Hispalensis.
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Una lástima tanta destrucción!!.
    Y una gran historia, que desconocía.
    La catedral de Sevilla es una preciosidad.
    Un gran abrazo. Feliz otoño.

    ResponderEliminar
  20. La crónica da justa razón de los monumentos sagrados y el reposo de quienes han ganado la santidad, ESta capilla de San Pedro con los restos del santo, es una belleza arquitectónica, y me fascina, por esa fascinación que me producen los retablos. NO sé, se me ha quedado pegada la idea, de que inglesia sin retablo no es iglesia, es que el retablo, pintura sobre la madera, en este caso de imágenes sacras, hacen hieráticos estos espacios. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  21. Hola, Manuel, espero que no te hayas derretido mucho en este verano tan caluroso. Pensaba mucho en cómo estaríais los que vivís en esta hermosa tierra, si nosotros teníamos el Mediterráneo a 32º y noches tropicales...Uf.

    Pasada por fin la canícula, me pongo de nuevo en marcha. Y vengo con gusto a tu blog docto y, sin embargo, muy ameno a disfrutar de la Historia y la Cultura que con tan florido lenguaje, que sabes que me fascina, y tan bien ilustrado nos muestras en tus cuidados posts. Aprendo y disfruto mucho, Manuel, no puedo pedir más.

    Deberían esta prohibidas las guerras y, si no, al menos, destrozar los bienes culturales. Menos mal que siempre hay alguien que consigue rescatar la Historia, o parte de ella de la barbarie.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Para lo que fue en realidad poco se conoce hoy a nivel popular lo que significó la invasión francesa, no sólo en cuanto a su crueldad con la población, sino también con referencia a los destrozos de nuestro patrimonio.
    Así que felicidades por compartir tus conocimientos.
    Donde también se lucieron fue en la Costa catalana, y así quedaron poemas épicos que recuerdan sus episodios, como los del reverendo Valls Riera dedicados a Mataró.
    Vamos a por el otoño, que ojala nos traiga un tiempo de paz. Un saludo, Manuel.

    ResponderEliminar
  23. Gracias Manuel por todo lo que nos regalas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. En ese periodo histórico entre 1808 y 1812 se cometieron muchas tropelías con algunas obras de arte, en algunos de los lugares que visite las tropas francesas tan solo destrozaron las narices de los personajes de los sepulcros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Hello my good friend! I thank you for next interesting information. I’m glad that I, thanks to you, I can learn a lot about Spanish history!
    Manuel I wish you a good weekend!

    ResponderEliminar
  26. Otro gran informe Manuel. Claramente eres un apasionado por la historia y la docencia. Pues no solo se trata de que tú la conozcas sino del amor con que la trasmites para que todos y todas podamos aprender un poco más y ¡vaya que lo logras!
    Conozco la magnífica catedral de Sevilla, pero no sabía todo lo que hoy nos cuentas sobre La Capilla de San Pedro.
    Preciosas imágenes también, como siempre.
    Va mi abrazo admirado por tu excelente buen hacer.

    ResponderEliminar
  27. Cuñanto daño hizo la francesada. El ejemplo del sepulcro de Diego de Deza solo fue uno más. Lo extraño es que no destrozaran la estatuta yacente.... Mejor no preguntárselo... Lo bueno es que la reconstrucción fue casi inmediata y para los tiempos que corrían no es baladí porque había muy pocos recursos económicos y menos para recomponer sepulcros.
    Un saludo
    Soy Carmen Béjar. Que no me deja meter mi cuenta esta vez.

    ResponderEliminar
  28. Uma capela que adorei conhecer, através das suas excelentes imagens, e como sempre também através de um soberbo suporte informativo! Excelente trabalho, Manuel!
    Um grande abraço! Feliz semana!
    Ana

    ResponderEliminar
  29. Olá Manuel!
    Que bom está aqui para ler-te, como sempre seu blog é uma verdadeira aula de muitos conhecimentos.
    Tenha uma feliz semana com muita paz e saúde.
    Um abraço

    ResponderEliminar
  30. Tenho pena de não conhecer Sevilha, pelo que agradeço a partilha.
    Abraço amigo.
    Juvenal Nunes

    ResponderEliminar
  31. It is interesting to read the information about the cathedral.

    ResponderEliminar
  32. Preciosa capilla, cuantas ganas tengo amigo Manuel de volver a visitar la catedral de Sevilla, hace ya tantos años que no recuerdo muchas cosas de ella y es tan impresionante que hay que visitarla despacio y disfrutar de todos sus tesoros e historias.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Cuantos tesoros en la catedral de Sevilla. Es una maravilla.
    Espero que todo vaya bien, Manuel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Purtroppo non ci sono mai stata di persona ma vedo che la cattedrale di Siviglia è ricca di opere d'arte. ; interessante la storia della Cappella di S. Pietro. Saluti.

    ResponderEliminar
  35. Creo que de nuevo hay que felicitarte por el trabajo que has realizado en relación con este episodio tan lamentable. Las guerras son la mayor barbarie que puede darse en nuestro género humano y deben desatarse los más turbios instintos de maldad que llevamos los hombres dentro de nuestro código genético. Pienso que odiar a un enemigo externo es siempre más llevadero que el odio desatado entre españoles que aún pervive y enfrenta a muchas gentes de nuestro solar hispano. Parece que perdonar es mucho más difícil que odiar. Un abrazo de paz y amistad.

    ResponderEliminar
  36. Muito interessante este post.

    Arthur Claro
    http://www.arthur-claro.blogspot.com

    ResponderEliminar
  37. hermosa Capilla de San Pedro en la catedral de Sevilla Manuel donde tu relato es un estenso lujo de detalles con los que acompañas las expresivas fotos de la misma y dan gloria verlas , llenas de magnificencia y exaltación de sus pinturas y el gran marco en el que estan ubicadas unas ya desaparecidas y otras en todo su esplendor, gracias Manuel por tan bellos informaciones que nos compartes , un fuerte abrazo y feliz semana querido amigo , tuyo siempre .jr.

    ResponderEliminar
  38. Hello Manuel :=)
    Thank you for your comment. I'm guessing that you came over from my good friend Teresa's blog! Some years ago, I was on holiday in the beautiful city of Seville. My husband and I together with two of our friends visited the beautiful Seville Cathedral and marvelled at the altar and the colourful and descriptive paintings by Francisco de Zurbaran. The war and destruction that occurred in the Chapel by the French soldiers was a great catastrophe, thank you for this account of what happened after. A most interesting read.

    ResponderEliminar
  39. Como siempre Manuel, cada vez que nos compartes una entrada es enriquecedora la información que dejas en ella, creo que todos los que te visitamos nos sentimos agradecidos porque gracias a ellas conocemos datos importantes e historicos de nuestra querida Sevilla, un gran abrazo

    ResponderEliminar
  40. Hola Manuel!!! Muy interesante... Qué derroche de arte que a veces no sabemos admirar... Cuídate!!!

    ResponderEliminar
  41. Como he disfrutado de tu mano esa visita a la Capilla de San Pedro que visité con frecuencia durante mis largos años en Sevilla. Me has hecho revivir de nuevo, aportando muchos detalles que desconocía, esas visitas a la Catedral.
    Un abrazo agradecido.

    ResponderEliminar