viernes, 10 de noviembre de 2017

Trigueros, tiene un Santo, afiliado a la UGT.

San Antonio Abad, de Trigueros (Huelva), está afiliado a la UGT.
No se trata de un hecho forjado por la calenturienta imaginación de un meridional, sino de un suceso verídico, que parece un cuento.
Es en Trigueros, un pueblo de la provincia onubense, blanco como el jazmín, limpio como los chorros del oro, tranquilo y sosegado, como que no padece hondas preocupaciones, ni sufre torturadoras necesidades.
Es Patrón de este dichoso pueblo San Antonio Abad, y siempre se le tuvo una extremada veneración, rivalizando en sus fervores los devotos de todas las clases sociales. Fue San Antonio Abad, en vida, poderoso y eminente, y un glorioso día en que se incendiara su corazón con fuegos de humildad, y se santificara con virtudes excelsas, renunció a todos sus bienes, entregándolo a los pobres y retirándose a la soledad del desierto.
Una vista de la Plaza de la Libertad, exornada con motivo de las fiestas.
No pueden olvidar las clases proletarias este ejemplar rasgo del santo varón, y así se lo admiran, dedicándoles todos sus entusiasmos.
Para hacerlo más de ellos no se contentaron en Trigueros con venerarlo en los altares, y con aclamarlo frenéticamente, durante la pública procesión con que anualmente se le festeja, sino que al crearse el Centro Obrero adherido a la Unión General de Trabajadores, allá por el año 1928, lo inscribieron con el número uno, en la lista de sus afiliados, extendiéndole el correspondiente carnet, que dice de esta manera: "Antonio Abad. Edad, ciento un año. Profesión, Santo. Vecino, de Trigueros".
Y todos los demás socios turnan en el pago de la cuota del Patrón, con lo que está siempre libre de morosidad.
Desde un balcón próximo están "tirando", mientras el santo, a corta distancia, preside la ofrenda, en medio de la muchedumbre.
Todos los años, a mediados del mes de Enero, dedica Trigueros a su excelso patrón una gran fiesta religiosa y popular, en ella se desborda el entusiasmo de los vecinos en tales términos, que no son para describirlos.
El Domingo por la mañana, el alcalde se hace cargo del santo y lo entrega al fervor y a la alegría de los vecinos. Ellos, lo pasean por todas las calles de la villa, sin dejar atrás ni a la más humilde y apartada, atronando el ambiente con vítores y aclamaciones.
El Santo sale de la Iglesia. El alcalde empuña el cetro simbólico, que más tarde entregará, al pueblo soberano.
La imagen del Santo, entre fervorosa devoción, en la calle principal de Trigueros.
Y sucedía repetidamente esta cosa singular, en extremo pintoresca y emocionante, delante del paso del santo, iban una multitud de pedigüeños, no solo del pueblo, sino de los circunvecinos. Un cohete lanzado desde un balcón es la señal, para que el paso se pare ante la casa, y para que los necesitados se apresten a recibir las limosnas, que por el balcón les había de arrojar. y presto, una lluvia de artículos alimenticios, prendas de vestir y dinero cae sobre aquella multitud, que con ansias locas corre a disputárselos, sin ninguna clase de acometividad colérica, ni de desenfrenados atropellos. Y así, durante todo el Domingo hasta que anochecido se recoge en la iglesia, después de haber recibido el más fervoroso homenaje del pueblo.
El lunes se celebra la función oficial para llevar el santo a su ermita, repitiéndose las mismas y pintorescas escenas de entusiasta devoción.
La procesión del año 1932, que es a la que corresponden esta imágenes, se revistieron de mayor solemnidad, si cabe, que en años anteriores, ya que el alcalde republicano puso empeño en extremar la nota, para demostrar que no solo merecen los mayores respetos las efusiones tradicionales del pueblo, sino que hay que tenerlas en cuenta, para gobernarlo y servirlo.
A cambio de la aportación económica, voluntaria, se regala al vecindario un hermoso "paquidermo". He aquí la soberana estampa del año 1932, adornado con la clásica faja, en la que aparecen bordadas una inscripción alusiva y la simbólica enmienda.
También el presidente del Centro Obrero del que es socio el santo patrón, acompañó el paso hasta la iglesia, confundido con la multitud fervorosa.
Ello demuestra la capacitación de estas gentes, cuando de tal modo sabe sentir los latidos del pueblo, y apreciar hasta que punto son profundos y sinceros.
Buen ejemplo a imitar por tantos otros pueblos españoles, ciegos en su intransigencia y sectarismo.
Desde los balcones, los vecinos lanzando monedas, al paso del Santo, afiliado a la Casa del Pueblo.
Notable fotografía que muestra la curiosa actitud de un grupo de pedigüeños, en ocasión de recibir las limosnas, que les reparten desde un balcón.

59 comentarios:

  1. Jajaja muy bueno, y no cabe duda de que no sería mala persona, cuando los propios trabajadores, lo afiliaron a la UGT. Vaya historias interesantes las que nos cuentas. Y efectivamente; al margen de ser creyente o no, no hay que ser sectarios, ni radicales, ya que en las religiones también hay gente muy buena.

    Abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  2. ¡Pero cuanto arte!
    ¡Ay que ver las de curiosidades de los pueblos que estoy aprendiendo gracias a ti, Manuel!.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Manuel.Me ha gustado mucho todo lo que cuentas de san Antonio Abad.Es muy gracioso y ejemplar.
    Te doy las gracias por tu amabilidad al interesarte por mi.Gracias a Dios estoy bien pero muy ocupada en tareas que me impiden escribir y publicar.Haré los posibles por visitarte y comentar tus interesantes y originales reportajes.
    Un abrazo amigo
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, Carmen, de que estés bien.
      Un fuerte abrazo, amiga.

      Eliminar
  4. Manuel curiosa filiación esta, si que conocía la del cura del popular barrio madrileño del Pozo del Tío Raimundo pero este era una persona física ya que hablo del que ejercía dicho cargo en la época de la transición, pero esta de un santo me resulta llamativa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Per una volta tanto sono il primo avenire su uno dei tuoi post. MOlto interessante e penso che questa tradizione viva ancora oggi. Buon fine settimana.

    ResponderEliminar
  6. Manuel, como siempre genial la entrada. Siempre es un placer leerte y me encanta volver por tu espacio. He prolongado el verano más de la cuenta!! Espero ponerme al día poco a poco.
    Un abrazo
    Clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Clara. Me alegro mucho de que estés ya de vuelta, te estaba echando de menos.
      Gracias y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Manuel, buenas noches. Que maravilla leerte, interesante y curioso lo que nos cuentas hoy. Muchas gracias por tu gran trabajo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Bien por un pueblo y el sindicato que se mantienen fieles a su patrón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Questo Santo ha seguito la strada di San Francesco che, anche lui, lasciò tutti i beni per seguire la sua fede ed aiutare i poveri. Bel post Manuel, buon fine settimana.

    ResponderEliminar
  10. Realmente logras que se te lea con mucha atención, es muy interesante lo que nos transmites, siempre me ha gustado y atraído pasar por tu blogger.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Aprendo montón contigo, me agrada visitar tu blogger.
    Cuánta bondad, pasa cuando el corazón es inmenso.

    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  12. Muy interesante y bonito reportaje, me ha encantado. Besos y buen día.

    ResponderEliminar
  13. Hoy has contado una alegre y maravillosa historia, acompañada de excelentes fotos, en especial la última

    Paz&Saludos a San Antonio Abád

    ResponderEliminar
  14. Me ha gustado mucho esta entrada Manuel.
    Una fiesta encantadora para homenajear a este santo, y muy peculiar lo de la afiliación a la UGT.
    Muy entretenida la lectura.
    Un abrazo y buen domingo.

    ResponderEliminar
  15. Realismo mágico es esta deliciosa historia que nos cuentas, Manuel. De este pueblo blanco y limpio como los chorros del oro, y de su santo afiliado a la UGT. Que despierta el fervor y admiración de sus vecinos sin "fronteras" ideológicas o de clase.

    Memorable que hasta el alcalde republicano compite por demostrar quien es más "intenso" celebrando con su pueblo la fiesta del santo,sin saltarse ni una sola tradición o fervor, cerdo enorme incluido.

    Quizá la única nota que tuerce la sonrisa que ha acompañado a toda esta crónica, es la procesión de los pedigüeños, que me ha recordado, con la última foto en la retina, buenísima por cierto, a la España del los "Santos Inocentes"

    Sabes, Manuel, que no puedo volver a ver la película, pese a que la encuentro maravillosa, me entristece demasiado.

    Me encantó lo de prefesión:santo.

    Qué placer y disfrute leerte y mirar tus "postales antiguas", Manuel.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  16. Hola Manuel, interesante historia y excedente fotografías. Cuantas historia interesante hay en los rincones de nuestra geografía, y esta es una de ellas.
    Un calido abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Como cada vez, Manuel, ¡Notable! instructivo y evocador.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Es que a un santo siempre hay que tenerle a la vera de uno, sea de la religión que sea, creyente o no, por si cae algún milagrillo. Mejor amigo que enemigo, vamos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Muy interesante historia y muy buenas las imágenes.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Fascinante la descripción y todo tu post, las imágenes son super cheveres Manuel, besos :*

    ResponderEliminar
  21. ¡Inmenso Manuel!

    Una entrada que es una verdadera genialidad y que se lee en un suspiro por las riquezas de anécdotas que van implícitas en el texto. Y es que la historia de un santo afiliado a la UGT además es muy curiosa, interesante y que desconocía por completo. Me ha interesado también el pueblo que mencionas por su blancura que lo hace ser radiante. Y para finalizar, una imagen espectacular con las personas pidiendo limosna con esos rostros que son retratos de una época. Felicidades Manuel, ha sido una entrada didáctica y muy divertida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Interesante la historia de este santo, de la que tenía un vago conocimiento...lo que ignoraba por completo es la afiliación a ese sindicato...si tuviéramos la mitad de la solidaridad de este santo no habría familias pasando necesidades.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Fiquei a conhecer a história de San Antonio Abad, de Trigueros em Huelva, as fotografias são fantásticas.
    Um excelente trabalho de investigação.
    Uma boa semana.

    Andarilhar
    Dedais de Francisco e Idalisa
    O prazer dos livros

    ResponderEliminar
  24. Hola Manuel.. No sabía de esta historia. Como siempre tu blog tan interesante y con bonitas y evocadoras imágenes. Un saludito desde Madrid

    ResponderEliminar
  25. Olá Manuel!
    Obrigada pelo comentário no meu roldeleituras.
    Gostei do que vi no teu blogue e acho que vou ficar por cá.
    Estive uma única vez em Sevilha. Amei!
    Abraço.
    Beijo.
    (É agora que vou aprender castelhano...).

    ResponderEliminar
  26. Ese sí que es un socio más que honorario, Manuel. Resulta admirable pero comprensible, la devoción que San Antonio Abad despertó en sus fieles seguidores.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Manuel, me has dejado con la boca abierta de admiración. Por cómo la cuentas, por lo que tiene de solidaria, y por la idiosincrasia que demuestra el pueblo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  28. El chinico está de buen año, ja ja ja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Como siempre place visitarte
    Buenisimo lo que compartes de seres que saben darse como el Santo mencionado y el estar afiliado anecdotico!!!!
    Me pregunto en la actualidad es tambien asi?
    Cariños

    ResponderEliminar
  30. Tus colecciones de postales,pueden servir de base para muchos escritores

    ResponderEliminar
  31. Es impresionante pensar que la mayoria de esa gente tan animada ha ahora desaparecida....

    ResponderEliminar
  32. Me gusta que el santo tenga el carnet de la UGT, muy curioso como lo procesionan y la costumbre de lanzar desde un balcón monedas, comida, ropa etc...me gustaría vividlo en persona.

    Un abrazo amigo Manuel.

    ResponderEliminar
  33. Jajaja, me ha encantado la afiliación del santo...
    Me apasionan tus crónicas y reportajes, siempre tan bien documentados y con unas magníficas fotografías.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Curiosa historia de una fiesta singular. No se privan de nada en Huelva hasta tienen un santo afiliado a la UGT.
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Mi agradecimiento por su visita Feliz fin de Semana Saludos

    ResponderEliminar
  36. Es un santo muy popular; y no me extraña que se regalara "un hermoso paquidermo". No en vano ante dicho santo se exponen los animales para su bendición el día de su festividad, y en Valencia el Santo, además de Abad, se le conoce con el popular apodo de San Antonio del porquet. Siendo tan popular es naturalmente lógico su afiliación sindical.
    Fenomenal entrada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar