lunes, 20 de mayo de 2019

El Rey Don Fernando III, Conquistador de Sevilla.

El Rey Fernando III, "El Santo".
(Conquistador de Sevilla.)
Pendón de la Ciudad de Sevilla, que se custodia en el Archivo de las casas Capitulares.
La Conquista de Sevilla por el Rey San Fernando, hecho trascendental de nuestra baja Edad Media, ya que representó el más decisivo avance de aquella época en pro de la Reconquista cristiana hasta el punto que dejó presentir la unidad española, sin duda lograda entonces, si posteriores circunstancias históricas no hubiesen torcido el curso feliz de los acontecimientos. Este ilustre suceso coincidió con otro de no menor relieve y significación en la historia de nuestra Patria, que tuvo también por escenario la incomparable Híspalis, siempre vencedora de cuantas civilizaciones, romanas, visigóticas, árabe, se aposentaron en su seno. El año de mil doscientos cuarenta y ocho es así mismo el año de la fundación de la Gloriosa Marina Castellana, encarnada en la preclara figura de su primer Almirante Ramón de Bonifaz, eficaz partícipe con los ejércitos del Santo Monarca en la Conquista de la inmortal Ciudad del Guadalquivir.
Sevilla en el siglo XIII.
Castillo gótico en el Alcázar de Sevilla.
Nave de los palacios góticos del Alcázar sevillano, vulgarmente conocidos por "Baños de Doña María Padilla"
Patio del Yeso.
La tradición oral hispalense sitúa la muerte del Santo Rey Fernando III de Castilla, en las cuadras o aposentos cercanos al llamado patio del Yeso del Alcázar, cuya fotografía acabamos de ver. Aquellos palacios sevillanos, de cuya riqueza y esplendor nos hablan los nostálgicos autores cordobeses de la época postcalifal, vieron pronto surgir las góticas construcciones castellanas que redoblaron el poder defensivo y suntuario del Alcázar hispalense.
Estamos viendo algunos elementos fotográficos de esas primeras construcciones castellanas de los viejos alcázares conquistados por Fernando III el Santo, y a continuación unos conjuntos arquitectónicos que decoran el retablo mayor de nuestra catedral, en los que se pueden apreciar muestras muy fidedignas de importantes grupos monumentales del siglo de la conquista.
Grupos arquitectónicos que decoran el retablo mayor de la Catedral de Sevilla.
 MUDEJAR.
La conversión al cristianismo de las riquísimas mezquitas que engalanaban la Sevilla monumental del siglo XIII, dió motivo aun tipo peculiar de arquitectura -el mudejarismo- que haya su expresión más rica y variada en la gran metrópoli andaluza. A continuación algunas muestras de esta simbiosis de estilos y modos constructivos, que habían de lograr su máximo esplendor en el inigualable acierto del gran alminar de la Giralda, la primera torre cristiana y más famosa por su esbeltez y belleza.
Transformación de la Giralda. Izquierda, en su primitiva fábrica musulmana. Derecha, modificaciones en los primeros tiempos de la conquista. y centro, estado actual después de la genial transformación de Hernán Ruiz.
Torre de Omnium Sanctorum
Torre de Santa Catalina, según diseño de Guichot
Torre de Santa Marina.
Torre de San Marcos, según el diseño de Guichot.

Traslado del cuerpo de San Fernando a la Capilla Real.
Grabado del siglo XVIII, donde se puede leer: "La Función más Regia que ha havido en el Mundo, COLOCACIÓN DEL CUERPO DEL REY D. Fernando con asistencia de Nueve Personas Reales en Sevilla el día 14 de Mayo de 1729."
LOGIA, DEL SANTO REY D. FERNANDO III,
POR SU HIJO ALFONSO X
Aquí yace el Rey muy honrado D. FernandoSeñor de Castilla y de Toledo, de León, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia y de Jaén, el que conquistó toda España, el más leal y el más verdadero y el más franco y el más esforzado y el más apuesto y el más honrado y el más sufrido y el más humildoso y el que más temía a Dios y el que más le hacía servicio y el que quebrantó y destruyó a todos sus enemigos y el que alzó y honró a todos sus amigos; el que conquistó la ciudad de Sevilla, que es cabeza de toda España, y pasó aquí en el postrimero Día de Mayo en la era De mil y doscientos y noventa años.
(A continuación, Texto en romance, latín, árabe y hebreo de las lápidas existentes en la tumba de San Fernando, de la Capilla Real hispalense).
Lápida con texto en Romance.
Lápida con texto en Latín.
Lápida con texto en Árabe.
Lápida con texto en Hebreo.
Urna de San Fernando
En el centro de la Capilla Real, al pie de las gradas del presbiterio, se guarda el cuerpo del Santo monarca, encerrado en una rica urna de plata repujada, costeada por Felipe V.

ICONOGRAFIA FERNANDINA
A partir de la canonización del Santo Rey se extiende de modo singular por las tierras de Sevilla su representación plástica. Ello explica que antes del periodo barroco apenas se hallen manifestaciones que lo acrediten.
Tanto los imagineros - Roldán - como los pintores - Murillo, Herrera, Valdés - rivalizaron en realizar obras artísticas dedicadas a exaltar la figura de San Fernando, que son galas de templos y museos sevillanos. Así por ejemplo, la efigie venerada en la Catedral y debida a la gubia de Roldán, que sale procesionalmente el día del Corpus o las que se veneran en la iglesia de los Venerables Sacerdotes.
San Fernando, la escultura de Roldán, tal como sale en la procesión del Corpus. Se venera en la Catedral de Sevilla.
San Fernando, según el cuadro existente en la Alcaldía de Sevilla.
- - -
Lógicamente el Convento de San Clemente, fundado por el bienaventurado Monarca, había de poseer varias figuras, tres de las cuales que se reproducen, no son de gran interés artístico, aun cuando sea notorio testimonio de veneración y piedad.
San Fernando sentado en su trono, imagen que se conserva en el Monasterio de San Clemente.
Otra imagen fernandina del Monasterio de San Clemente.
La más curiosa de las imágenes fernandinas del Monasterio de San Clemente.
Azulejo, con la efigie del Santo Rey, que decora la portada del histórico Convento.
Antiguas enseñas militares que se custodian en el Archivo del Excmo. Ayuntamiento. (Dibujo de Comba, según fotografía de E. Beauchy, publicado por la Ilustración Española)
1, Pendón de la ciudad de Sevilla.
2, Orla perteneciente al mismo, que adorna en la actualidad una antigua colgadura.
3 y 4, Bandera y espada que pertenecieron, según la tradición a Fernando III (El Santo).
Espada del Santo Rey.
Hebilla del cinturón y espuelas del glorioso Rey San Fernando.
Llaves de la Ciudad que se conservan en el Tesoro de la Catedral hispalense.

REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN FERNANDO.
Las Cortes de Cádiz en 31 de Agosto de 1812, cuando era más enconada la lucha por nuestra Independencia contra los ejércitos invasores de Napoleón, crearon la Real y Militar Orden de San Fernando, para premiar los hechos heroicos y distinguidos del Ejército y de la Marina en campaña.
Esta Orden, que por su venera se denominó por antonomasia la Laureada de San Fernando, fue desde entonces, no solo la más alta y casi inaccesible condecoración castrense, sino de un prestigio sin mácula. Su historia es una serie de hechos dignos de la Epopeya y del Romancero, realizados desde el General o Almirante en Jefe hasta el más oscuro soldado.

60 comentarios:

  1. Magnífica esa Sevilla en el siglo XIII y este gran reportaje histórico que has realizado. Cuando observaba las imágenes del Mudejar, no dejaban de venirme imágenes a la mente de la plaza de toros de Las Ventas que vive ahora el mundial del toreo.

    Qué bueno volver a leerte Manuel. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Interesantísimo todo el trabajo que has hecho alrededor de la figura de Fernanado III el santo, uno de los reyes más importantes que tuvo España durante la Edad Media. Muy buena entrada y muy completa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Magnificas fotografías,impresionantes y enriquecedor el relato histórico,preciosamente informado, gracias por compartir tanta cultura
    Un abrazo Manuel ....nos vemos ???.
    Alf

    ResponderEliminar
  4. Impresionante post reuniendo tanta y tan variada información acerca de San Fernando y de los primeros tiempos de la conquista de Sevilla, querido Manuel.
    Siento muchísimo la perdida de tu madre, querido amigo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, querida amiga.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Una muy interesante etrada. Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Magnífica entrada, me gusta mucho la Historia así que he disfrutado mucho leyendo lo que has escrito sobre Fernando III el Santo y me ha parecido muy curioso el escrito de su Hijo Alfonso X el Sabio en la tumba de su padre.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  7. Fernando III el Santo, siempre será recordado en la historia de Sevilla...por cierto, soy una gran amante del arte mudejar. He visitado poblaciones que tienen buena muestra de ese arte.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Un gran aporte histórico.
    Y una detallada y estupenda información.
    Muchas gracias, Manuel.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Un reportaje histórico muy interesante con hermosas fotografías que dan fe de la grandeza de este rey con la conquista de Sevilla.
    Lástima como digo otras veces, que no recuerde dentro de poco, todo lo que leo en tu blog para ilustrarme de temas tan interesantes de la historia.

    Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  10. Me he vuelto a dar, Manuel, un baño de cultura hispana.
    Se agradece.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la entrada, con muchas cosas importantes que no conocía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Que post tão completo y detalhado, Manuel!
    Mucha pesquisa y interesse de tu parte, isso nós ya lo sabemos.
    Mucha História sobre el Santo Rey. Fotos muy preciosas y que devem perdurar.
    Abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Cielo.
      Un abrazo y buen fin de semana.

      Eliminar
  13. Un buen reportaje sobre este rey que unió definitivamente los antiguos reinos de León y Castilla.
    Por cierto dentro de pocas fechas se celebra su festividad el 31 de mayo si no recuerdo mal. También a primeros de junio fue su proclamación como rey de Castilla en un pequeño pueblo palentino, la coronación fue unas fechas mas tarde en Valladolid.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Fernando III pasó a la historia por conquistar tan espléndida ciudad para la cristiandad. Sevilla y su figura están indeleblemente unidas.
    Y ahora dos reflexiones. La primera es que me explico la causa por la que el francés Felipe V acabó bautizando a su segundo hijo con el nombre de Fernando. ¿Sería por su devoción a este rey tan alejado de la corte versallesca?
    La segunda es que me ha chocado siempre las vestimentas de un rey medieval vestido a la moda del siglo XVI con grandes gregüescos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Qué cambiada está Sevilla en esas fotos.
    Ahhh, qué si te sirve de consuelo Manuel, respecto a lo de las manos, yo soy igual que tú, ja ja ja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola Manuel, muy interesante la historia de este Rey, del que apenas conocía su historia.. :-)))
    Hablando de otra cosa no se si alguien te ha comentado que tienes un virus en el blog desde hace tiempo.. El tema es que al querer hacerte un comentario se me abren ventanas emergentes que me dicen que tengo que instalar un antivirus y es ahí donde si acepto me cuelan el virus. Entonces tengo rápidamente que cerrar todo y salir del navegador.. Es muy complicado comentarte.. El caso es que esto ya me pasó a mi y a más gente.. Y el virus suele estar instalado en el contador de visitas. Lo quitas y se acabó el problema.. Te lo digo porque si hay mas gente que le pase lo que a mi.. No te comentarán por evitar esto.. Bueno yo te lo digo para que lo sepas.. Si te extraña lo que te digo, te puedes poner en contacto con ayuda en Blogger y veras que ellos te dicen esto.. Un cordial saludo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Ana, y me alegro de que ya se haya resuelto.
      Saludos.

      Eliminar
  17. Como siempre Manuel una entrada impecablemente documentada y que nos cuenta un pedacito de historia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Preciosa historia que no conocía
    Gracias

    Isaac

    ResponderEliminar
  19. Muy interesante. Es importante saber la historia de nuestras ciudades, saber por lo que ha pasado, es nuestra propia historia. Genial.
    SAludos.

    ResponderEliminar
  20. Manuel, como haces siempre, dejas una entrada llena de cultura y un pasadp lleno de historia. Me ha gustado mucho las imágenes de la Giralda, en las distintas épocas. Aiempre digo, que cuanto saber se perdío por el irracional convencimiento de que los católicos eran los elegidos, fuera de España todos los demás. Y fueron los antiguos árabes y los judios los que hicieron de España un crisol de culturas como nunca había tenido, dejando cada una obras de incalculable valor. gracias Manuel, por estas entradas tuyas que no se encuentran en ningún libro de historia.

    Un abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
  21. I tuoi post mi fanno sempre più innamorare della tua città. Ho appena terminato di fare un diaporama utilizzando le foto di un amico che è stato a Siviglia qualche settimana fa. Come ti avevo già detto avrei dovuto esserci anch'io ma ne sono stato impedito. Ho potuto quindi visitare la città virtualmente. Buon WE.

    ResponderEliminar
  22. De nuevo, otra lección de historia para el conocimiento de todo aquél que aprecie un interés cultural. Me ha sorprendido la Giralda y su evolución así, como esa famosa laureada y su procedencia. Un abrazo y mis felicidades Manuel. Juan.

    ResponderEliminar
  23. Tu trabajo tan detallado es digno de aplaudir y valorar.
    He estado en Sevilla pero nunca había visto la Giralda con tanto detalle. Mil gracias.
    Y gracias también por tus letras en mi espacio, siempre es una satisfacción comprobar que los amigos blogueros no me olviden.
    Cariños y buena semana que comienza.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  24. Hola, Manuel, "vivo sin vivir en mí" pero siempre encontraré un momento para venir a disfrutar e ilustrarme de tus crónicas tan exhaustivas como amenas y vistosamente ilustradas.

    Me ha gustado mucho ver esas transformaciones del arte mudejar, y reconozco que la torre de la catedral se ha hecho con mucho Arte, no así el añadido católico de la catedral de Córdoba que ha quedado como un burrullo que afea el conjunto.

    Y me ha encantado conocer a fondo la vida de este singular y santo monarca. Y por supuesto, la logia que le dedicó su hijo a su muerte, eso sí que es amor.

    Entre su muchos piropos me quedo con lo de apuesto, poco frecuente en nuestros monarcas, quizá debido a la endogamia.

    Como siempre, ha sido un placer visitarte y aprender de tu mano, Manuel.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  25. Reconozco Manuel que muchas de las representaciones de San Fernando las desconocía, no es de extrañar que sean tantas y tan variadas por la importancia que tuvo en nuestra ciudad, celebraremos pronto su onomástica sin dedicarle un año más su día festivo.

    Gracias por la información tan completa que compartes con nosotros.

    BESOS

    ResponderEliminar
  26. Hola, Manuel.
    Interesante reportaje del rey Fernando y su historia. Muchas cosas las desconocía. Me ha sido grato leerte.
    que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
  27. Mudou considerável as igrejas suas torres do séc XIII, elas ficaram mais encorpadas detalhes mais suntuosos.
    Gostei de conhecer a história e as representações em forma de arte das imagens do rei.
    Obrigada pela sua presença lá na casa e boa entrada de mês de
    junho.

    ResponderEliminar