lunes, 30 de septiembre de 2019

Antigua "Clínica de San José", en Sevilla.

Antigua "Clínica de San José", en Sevilla.
El Decano de la Facultad de Medicina y Cirugía, de Sevilla, presidente de la Real Academia de Medicina y catedrático de Obstetricia y Ginecología de la Escuela Provincial de Medicina de Sevilla, don Enrique Tello  y García, tuvo a bien instalar a principios de 1921, una moderna clínica para partos y enfermedades de la mujer, en la calle Conde de Cifuentes (Prado de San Sebastián, 1), justo al lado del antiguo y desaparecido "Teatro Portela".
Don Enrique Tello y García.
La clínica se hallaba montada en un amplio edificio, de suntuosa traza arquitectónica, con admirables perspectivas debido a su estratégica situación, acondicionado a toda higiene y capaz de satisfacer los deseos y comodidades del espíritu más exigente de la época.
El hermoso edificio donde estaba instalada la Clínica de San José.
La clínica que estaba engalanada con gran lujo y confort, disponía de amplios dormitorios con balcones, donde no faltaba el más pequeño detalle; comedor, sala de lectura y de reuniones, cuartos de baño, quirófano, gabinete de rayos X; aparatos de Diatermia, Radium, Luz Ultravioleta, además de Laboratorio Histoquímico, Bacteriológico, y, en general cuanto hacía de un establecimiento de esta índole, modelo de perfección y riqueza.
En el centro, el director; de derecha a izquierda, D. Isidoro Tello,  los doctores D. Antonio Tello y D. Lucas Bermudo y personal de la clínica.
Contaba además, la Clínica de San José, con un bien montado servicio de cocina, un delicioso jardín y una preciosa y artística capilla, estando el régimen interior de la casa a cargo de las Hermanas de San Vicente de Paúl.
Entrada del Hall. 
Detalle de una habitación.
Gabinete de Radioterapia y Radiumterapia.
Quirófano.
A principios del siglo XX, Sevilla estaba muy necesitada de establecimientos como este que acabamos de ver; pero, en las dos primeras décadas de dicho siglo, hubo una generación de hombres de talento y valientes emprendedores, como éste doctor Tello, y el doctor Murga, del que también ya les he hablado, además de otros que en breve les contaré, que dotaron a Sevilla en cuanto a clínicas y centros terapéuticos en medicina, a la cabeza del país.

35 comentarios:

  1. Hola Manuel, me alegra ser la primera que comento tu maravillosa entrada depués de un verano sin aparecer por los blogs. Hoy hay muy pocos hombres que se preocupen por una sanidad más efectiva, que estos pioneros de la medicina, son en verdad héroes porque con muchos menos medios que hoy hay, hicieron de su vocación una entrega hacia otros hombres y sus enfermedades.
    Deseo que estés bien y desde el corazón, te envío un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Cuabdo la atención médica no estaba masificada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso post, Manuel, que pone en valor la grandeza de estos profesionales que tanto hicieron por la sanidad en nuestra ciudad.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Una magnífica clínica para esos tiempos, tengo una hermana, un hermano y una cuñada ginecólogos.Me ha sorprendido ver a las Hermanas de San Vicente de Paul pues yo estudié en un colegio de ellas y llevaban esa toca, ahora ya se la han cambiado.Saludos

    ResponderEliminar
  5. Esses profissionais amavam o que faziam
    diferentes de alguns hoje em dia que trabalham só por dinheiro.

    r. Obrigada pelo comentário lá na casa.
    O espaço que temos é bem pequeno;
    a conclusão que tiro é que dá pra se fazer as coisas na premissa do "faça você mesmo"; e viver com menos também pode se ter muita qualidade de vida.
    Que bom que aprecias as imagens.
    Tenha uma boa entrada de mês de outubro.
    PAZ E BEM.

    ResponderEliminar
  6. Fue un gran avance en su tiempo. En tiempo de nuestras abuelas los niños nacían en las casa.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Madre mía, cómo han cambiado las cosas!¡Qué diferencia con las de ahora! Pero en aquellos años debía ser una de las mejores clínicas...Me encanta ver las fotos antiguas. Un abrazo, Manuel.

    ResponderEliminar
  8. La medicina en tiempos del blanco y negro, amigo Manuel, tenía rasgos notables de humanidad, que en nuestra época technicolor no se encuentran fácilmente.

    ResponderEliminar
  9. Precioso edificio el de esta clínica en aquellos tiempos donde la medicina todavía no tenía los elementos necesarios pero desde luego eran suplidos por la dedicación e interés de los doctores, como el de este gran hombre que fue el precursor de una moderna clínica, como nos cuentas.
    Un placer y un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  10. Seguro que era una clínica muy importante para la época, gracias por llevarnos un poco al pasado, muy buenas imagenes. Abrazos feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. En la Clínica San José de Madrid nació mi hija. Me ha hecho, por tanto, mucha ilusión conocer la historia de la clínica sevillana del mismo nombre. Un gran abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  12. Que interesante Manuel, me encantan tus entradas. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Muito interessante esta reportagem com belas fotografias antigas, aproveito para desejar a continuação de uma boa semana.

    Andarilhar
    Dedais de Francisco e Idalisa
    O prazer dos livros

    ResponderEliminar
  14. Precioso reportaje, enriquecedor de la historia de esa hermosa tierra,estas haciendo una gran labor,didáctica.
    Que no decaiga..
    Un abrazo desde VIGO.

    ResponderEliminar
  15. Un reportaje interesante sobre lo que avanzo la medicina por el entusiasmo de unos pocos hace unos cien años.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Qué edificio tan imponente Manuel, más bien parece un palacio por su arquitectura, dice mucho de la importancia de su uso, y la categoría que tendría en la ciudad.

    Feliz Fin de Semana!!!

    BESOS

    ResponderEliminar
  17. Es impresionante la fuerza que se tiene cuando amas una profesión, como los doctores que citas. Remueves Roma con Santiago hasta lograr tus metas en beneficio de la comunidad.
    Un gusto leerte, Manuel.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Siempre que leo alguna entrada relacionada con las instalaciones antiguas relacionadas con actividades que han avanzado tanto con el paso del tiempo, no puedo evitar pensar en que seguramente cualquiera de nuestros modernos hospitales de hoy visto dentro de cincuenta años causará la misma impresión que a nosotros nos causa ver aquello. Esa clínica sevillana en los años veinte sería la admiración de todos. Así es como se avanza, poco a poco con lo mejor de cada tiempo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Estimado Manuel admiro tu trabajo, es increíble lo mucho que se puede aprender contigo, muchas gracias y un fuerte abrazo. Feliz otoño.

    ResponderEliminar
  20. Certo che per l'epoca questa clinica doveva veramente essere all'avanguardia. Ottimo post Manuel. Un amichevole abbraccio.

    ResponderEliminar
  21. Interesante historia.
    Estupendo documento.
    Un beso. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  22. Es increíble la riqueza de tu bella Sevilla

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  23. Entonces la sanidad estaba al alcqance de muy pocas personas, sobre todo acomodadas. El resto de los mortales no podía pagarse un médico, ni siquiera cuando estaba próximo su fallecimiento por una causa tan banal como una gripe. Poco a poco el sistema intentó paliar esta grave deficiencia, sobre todo con uniciativas de tipo privado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  24. Vaya pedazo de clínica para la época, Manuel.
    Me fascinan tus relatos de la historia de una ciudad a la que he estado ligada gran parte de mi vida, y a la que quiero con toda mi alma.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Sin duda fueron pioneros en la salud pública.
    Has hecho una entrada que los honra!
    Abrazos Manuel.

    ResponderEliminar
  26. Hola Manuel, venir a leerte es aprender cada día más de la historia, para el tiempo en que se hizo la clínica me imagino que solo asistirían personas acomodadas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. No tenía conocimiento de que existió esta clínica ni había oído hablar del Teatro Portela. Pasar por tu blog siempre me aporta descubrir algo nuevo de nuestra historia.
    En cuanto a lo que me preguntabas al visitarme hoy, en la editorial te lo envían a tu casa sin gastos de envío. Puedes encontrarlo en librería Nuño c/ San Luis, en Un gato en bicicleta en c/Pérez Galdos,22. No sé si estará en alguna otra.
    Hacía tiempo que no sabía de ti, he estado algo delicada de salud.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Hola, Manuel!

    Siempre aprendo tanto con tus posts.
    Soy Portuguesa y no conheço a História dessa cidade y de sus instituições.
    Me gustam os postais tão antigos.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Hola Manuel, cuanta historia bonita de tan bella ciudad. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  30. Interesante Manuel, desde luego es una manera de homenajear a aquellos que fueron un poco pioneros en lo suyo, aunque estoy de acuerdo con Conchi que debía ser una clínica solo al alcance de unos pocos afortunados.
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Hola Manuel, fantástica entrada. Ojalá hubiera más de estos doctores con la sabiduría que ellos tenían. La Clínica San José de Madrid, yo sí la conozco.
    Abrazos cariñosos.

    ResponderEliminar
  32. Hola Manuel, nostálgico y hermoso post, Buen homenaje a los que fueron unos genios.
    Feliz día amigo.Un abrazo

    ResponderEliminar