viernes, 20 de marzo de 2020

Fotos antiguas de Lucena y Encinas Reales (Córdoba)


Lucena (Córdoba)
Lucena es cabeza del partido de su nombre, en la provincia y diócesis de Córdoba.
Su población era de 21.029 habitantes según el censo oficial de 1910, comprendiéndose en ella la aldea de Jauja y el caserío de Navas del Cepillar.
La población se halla en una hermosa llanura declinada hacia el Sur, por cuyo lado la resguarda de los vientos el cerro del Hacho y la sierra de Araceli, que recibió este nombre por haber visto en ella, sus naturales, porción de aras o altares entre las ruinas del templo de los romanos, según el señor Madoz. En su cumbre más alta y sitio donde estuvo la atalaya para observar las avenidas de los moros de Granada, se halla edificado en santuario de la Virgen , dominando un panorama extensísimo sobre las provincias de Córdoba, Málaga, Granada y Sevilla, con mas de treinta poblaciones. En el santuario es donde se venera la imagen de la patrona de Lucena, antiquísima escultura traída de Roma en 1566.
En la partida de las Navas tiene los baños de Orcajo, en donde existió un estanque de construcción romana. El terreno es cultivable; manan en él varias fuentes y arroyos (como Las Pilas y El Moro). Participa el término de llano y monte, cultivándose parte en regadío y su mayor extensión en secano.
Las principales producciones consistían en vino, aceite y cereales. Había en esa época caza y ganadería. La principal industria era la velonoría, que de antiguo tiene fama, por sus numerosas fábricas, que exportaban a varias naciones de Europa y América. Además se fabricaba alfarería y loza. Había también mercado semanal y ferias anuales.
La población es extensa, con hermosas calles aceradas y empedradas. Su alumbrado es eléctrico y tenía dos paseos y varias fuentes públicas.
En esta ciudad hubo fundaciones monacales, de Dominicos (1576), Franciscanos (1696), San Juan de Dios (1565), Mínimos (1710), Carmelitas descalzos (1690), Alcantarinos (1713), y monjas agustinas, carmelitas, franciscanas, dominicas y otras.
Por las inmediaciones de la ciudad pasa el riachuelo de Cascajar (nacido en sierras de Priego); el arroyo Gaena y otros, riegan también el término de Lucena.
Entre los hijos ilustres de Lucena merecen citarse a don Diego Fernández de Córdoba ( que apresó al rey Boabdil); al capitán general don Martín Alvarez de Sotomayor y a los publicistas don Pedro Antonio Folch de Cardona y don Luis de Baraona Soto.
Ayuntamiento. 1916.
En la misma plaza de Alfonso XII y frente a la parroquial iglesia de San Mateo, ofrece su amplia fachada la Casa de la Ciudad, habilitando los claustros de antiguo edificio.
El Mercado. 1916.
Se celebraba todos los sábados, por antigua concesión real, y revisten importancia sus transacciones mercantiles.
Palacio del Duque de Medinaceli. 1916.
Data de los tiempos feudales su primitiva edificación, que es de piedra sillares. En tiempo posteriores ha ido sufriendo varias modificaciones en su arquitectura.
Plaza de Alfonso XII. 1915.
En esta hermosa plaza, que ocupa el centro de la población, además del ayuntamiento, recae la parroquia de San Mateo, edificada de 1498 a 1544, de suntuosa fábrica de cantería.
Retablo de la parroquia de San Mateo. 1905.
El retablo de la parroquia de San Mateo es notable por su delicada talla y gusto arquitectónico. Sus relieves representan la vida y muerte de Jesús, más los cuatro evangelistas. En el centro se venera la patrona de Lucena.
El Sagrario. 1905.
Soberbio artesonado en la iglesia de San Mateo. 1918.
Portada de la Epístola. 1905.
Portada del Evangelio, de la iglesia de San Mateo. 1905.
Patio de San Juan de Dios. 1915.
Fue convento de Religiosos de este nombre, fundado en 1565. Posteriormente estuvo destinado a hospital Municipal.
Convento y Plaza de San Agustín. 1915.
La portada del templo es un delicado trabajo de cantería, en combinación de variados mármoles. El interior es de estilo churrigueresco, con alto retablo en el altar mayor y artesonado de talla.
Fachada de San Juan de Dios (Hospital). 1914.
En la plaza de su nombre aparece el convento de monjas de San Agustín, cuya iglesias solo la fachada ofrece algo de arte.
Convento de San Francisco. 1914.
Fue fundado en 1696, bajo la advocación de la Madre de Dios, por don Luis Fernández de Córdoba.
Patio del convento de San Francisco de Asís. 1928.
Fachada de la parroquia del Carmen. 1915.
Además de la parroquia de San Mateo, que es la primitiva, existe en Lucena la del Carmen, de más moderna construcción y elegante estilo arquitectónico.

Encinas Reales (Córdoba)
Encinas Reales más la aldea Vadofresno sumaban una población de 2809 habitantes según el censo oficial de 1910. Situado su término en la parte Sur del partido y emplazado cerca de las sierras de Rute y Cuevas Altas.
La población tenía el pavimento empedrado, fuentes públicas y alumbrado por electricidad.
El término limita al Norte con el de cabra; al este, Rute; Sur, Archidona y Antequera, y Oeste Estepa y Aguilar. El terreno participa de llano y monte.
Artesonado del Calvario. 1916.
Es curiosa por su detallada talla y soberbios escudos nobiliarios de los ángulos, en esta cúpula. Es obra del siglo XVII.
Sierra de Cuevas Altas. 1916.
Una de las principales altitudes del término de Encinas reales es la Sierra de Cuevas Altas, cultivada en su mayor parte, en secano.
Fachada de la Parroquia. 1916.
Dedicada a Nuestra Señora de la Expectación, fue aneja a una de las de Lucena. Su interior es sencillo, con modestos altares.
El Calvario. 1915.
La iglesia ofrece en su interior un buen retablo de gusto plateresco, en cuyo nicho principal se venera un busto del Ecce-Homo.
Vista general. 1915.
Al lado de la carretera ocupa un llano, desnivelado ligeramente, entre terrenos secos labrantíos.
Ayuntamiento. 1915.
Muy cerca de la iglesia parroquial se eleva el vetusto caserón destinado al Ayuntamiento, cuyo interior ha sufrido modernas restauraciones.

Si desean ver otros pueblos de la provincia de Córdoba, por favor, hagan clic: AQUÍ.

35 comentarios:

  1. Precioso documento histórico amigo Manuel. Qué gran y buen hacer el tuyo con tan buena y amplia información. Es un verdadero placer el leerte y poder contemplar semejantes fotos históricas de un gran e incalculable valor.
    Gracias por compartir tan buena y bella información.
    Un fuerte abrazo amigo y cuídate de este maldito coronavirus.

    ResponderEliminar
  2. Precioso post, Manuel.
    Tu blog es ahora una perfecta vía de escape para refugiarnos y viajar por todos estos hermosos lugares.
    Cuídate mucho
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. El hecho de que publique me hace pensar que estás bien, lo cual es un amuy buena noticia.
    Luego que me permite disfrutar de uno de tus geniales reportajes de rescate de la memoria geográfica de los bellos parajes y pueblos de tu gran Andalucia.
    Un abrazo y cuidate.

    ResponderEliminar
  4. Como siempre gran trabajo Manuel, es un placer leerte, siempre muy muy interesante. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Se ve que es una ciudad grande y que a través de los años su población habrá aumentado considerablemente. Un gran reportaje.Saludos

    ResponderEliminar
  6. Lo que conozco es Lucena. La parroquia de S. Mateo, vista por fuera, no me hacía pensar lo maravillosa que era por dentro. Otra cosa que me impresionó fue el Santuario de la Virgen de Araceli, patrona de esta ciudad.

    En la aldea de Encinas Reales, no he estado nuunca.

    Cuídate.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Muy buen trabajo sobre una ciudad que se ve es todo arte. Qué lujo de ciudades y pueblos tenemos en Andalucía.
    SAludos.

    ResponderEliminar
  8. Lucena es una auténtica maravilla y los documentos gráficos que aportas así lo atestiguan. ¡Qué ganas de volver a viajar y poder ver estas maravillas de nuestra España en directo!
    Cuídate Manuel y gracias por seguir al pie del cañón.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Manuel! Es una suerte que la cuarentena no nos impida seguir comunicándonos en nuestras "casas virtuales"
    Así que acá estoy disfrutando de tu nueva entrada.
    Excelente documento y esas fotos tan valiosas me han transportado a aquellos tiempos. ¡Hubiera estado feliz curioseando en el mercado de Lucena!

    Ya llegará el momento en que vuelva a Andalucía y entonces iré a conocer determinados sitios que, en el mientras tanto, voy conociendo en tu ilustrativo blog.

    Abrazo, sin contagio, amigo Manuel

    ResponderEliminar
  10. Querido Manuel :

    En estos días de incertidumbre creo que el ingrediente de la fe en Dios es el mas importante junto con el seguimiento estricto a lo que nuestras autoridades digan y estipulen.

    Cuídate mucho.

    Estas en mis mejores oraciones. Ponme por favor en las tuyas.

    ResponderEliminar
  11. Me encantan especialmente los artesonados, me parecen fantásticos.
    Gracias por tu labor de difusión y documentación para que no se pierda la memoria de estas joyas.
    Espero que estés muy bien, tú y los tuyos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Increíble que estos monumentales edificios se hayan conservado tan bien y su historia perdure en el tiempo y espacio.
    Gracias Manuel por esta evasión (turismo) que nos regalas con historial y fotografías.
    Me alegro que estés bien y sigas escribiendo.
    Abrazos grandes

    ResponderEliminar
  13. Me parece un reportaje precioso, siempre con tan lindas imágenes. Un abrazo y mucha salud.

    ResponderEliminar
  14. Que tiempos tan bonitos, leerte es un placer. Saludos y cuidate mucho amigo.

    ResponderEliminar
  15. Si hablaran la piedras...
    Excelente post... Feliz Domingo.... Cuídate Manuel...

    ResponderEliminar
  16. Bonitos lugares los que mos traes hoy y que pronto espero se puedan disfrutar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Qué excelente información!!. A mí me encanta viajar. De Andalucía conozco bastante y guardo unos recuerdos fantásticos.
    Un fuerte abrazo.
    Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  18. Asombran las muchas iglesias ricas de Lucena, sus callejuelas y sus grandes plazas. A pesar del paso del tiempo espero que se mantengan todos los valores históricos y patrimoniales que en su día lucieron en esas fotografías magníficas.
    Un saludo y cuídate

    ResponderEliminar
  19. Bonito paseo al pasado, es como que el mundo se ha parado de repente, en realidad es lo que estamos viviendo ahora mismo.

    Abrazote utópico.-

    ResponderEliminar
  20. Hola, Manuel, espero que estés llevando bien el confinamiento rodeado de tus postales antiguas y demás cachivaches que te gusta coleccionar y te hacen feliz, bueno, eso no lo sé con certeza, lo imagino.

    Como siempre muy interesante, Manuel.

    Y digo yo que a lo mejor era de la aldea de Jauja quien le puso nombre a una ciudad de Perú de mismo nombre que según la Rae es el origen de la expresión "Esto es jauja"

    Creo que el confinamiento me estña afectando ya, Manuel.

    Me ha encantado como siempre pasar por aquí leer todo y ver cada foto con curiosa minuciosidad.

    Un abrazo, y mímate y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  21. Como siempre mucha informação histórica y belas fotos.

    Besos, Manuel e cuida-te!

    ResponderEliminar
  22. No sabes cuanto me gustan las fotografías antiguas; es como si viajara en el tiempo, y eso que no conozco en la gran mayoría de la fotos su imagen contemporánea. Yo guardo también muchas fotografías antiguas de San Sebastián que voy recopilando y disfruto mucho comparándolas con la actualidad, aparte que muchas me traen recuerdos de mi niñez.
    Un fuerte abrazo Manuel!

    ResponderEliminar
  23. Pasar por tu blog.es entrar en las historias de mi tierra.

    ResponderEliminar
  24. Sempre belli i tuoi post e le fotografie che metti, mi piacerebbe visitare il Palazzo del Duca.
    Un abbraccio.

    ResponderEliminar
  25. Qué bella ciudad desconocida para mí.
    Hoy me has acercado a ella. He descubierto tanto arte y tanta belleza en sus monumentos, fachadas, calles...
    Esas fotografías son un lujo.
    Muchas gracias por compartirlo. Me ha encantado.
    Un abrazo muy fuerte Manuel.

    PD. Yo también me siento orgullosa de tenerte por amigo, y que post a post nos regales esos tesoros que guardas y que ofrecen mucho de ti.
    Cuídate mucho!!!

    ResponderEliminar
  26. Que lindo lugar, muy buen registro en fotos que tienen más de un siglo. Ver estas imágenes, es sentir por un momento que el tiempo se detiene.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Son imagenes preciosas, de un gran valor y si van acompañadas de excelentes textos explicativos pues mucho mejor, saludos y cuidaros mucho tu y tu familia en estos momento tan duros, un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Un gustazo, estar en su blog, con esas fotos en blanco y negro, rescatadas de la memoria en sepia, de una ciudad con historia y trascendencia en España, sino también en la de los países latinoamericanos.Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  29. Another interesting history. There were many great buildings in the past, artifacts that they were in victories. The hospital looks great.

    Thank you for sharing those amazing photo and their story as well.

    Stay well
    A hug!

    ResponderEliminar
  30. Hola Manuel mil gracias, por acercarnos ahora más que nunca con tus imágenes, a caminar virtualmente por nuestros pueblos y ciudades de Andalucía. Estoy segura que muchos te lo agradecen, y por supuesto una servidora! Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  31. Llama la atención, aunque no es la primera vez, comprobar la gran cantidad de conventos que adornaban los pueblos de Andalucía de España toda. Lucena con casi todas las órdenes religiosas asentadas en ella, es ejemplo.
    Un saludo, Manuel, y que todo vaya bien en estos días de obligado confinamiento.

    ResponderEliminar
  32. Es una maravilla recrearse viendo tan extraordinarias fotografías. Se ve que eres muy trabajador, pues buscar tantos palacios y escribir sobre ellos, lleva su tiempo, cosa que te agradecemos.
    Un abrazo bien fuerte.

    ResponderEliminar
  33. Muy linda tu entrada de hoy... Gracias siempre

    Isaac

    ResponderEliminar
  34. Hace tres años estuve visitando Lucena y con tu entrada he conocido muchas cosas que ignoraba Manuel, muchas gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar