martes, 20 de abril de 2021

Los "Cacharritos" de la calle del Infierno.

Los niños, y la calle del Infierno, en la Feria de Sevilla.
También los niños dan alegría a la fiesta.
Y hasta tocan la guitarra.
Decía don Luis Ortiz Muñoz, que lo bueno de la Feria es que tiene para adultos y para infantes; cada cual en su sitio, y...Dios en el de todos. Pero los niños están como en su paraíso, un paraíso a su medida, y a la de sus padres, que los visten expresamente para la Feria; si, niñas con sus trajes de gitanas; si, niños, con su traje corto. Los días antes de Feria se agotan en Sevilla, entre mayores y menores, las telas de lunares, los peinecillos de colores, los sombreros de ala ancha....porque quien posee criaturitas de uno u otro sexo, ya tiene para lucirlos; ellas como gitanas vistas con los gemelos del revés; ellos, como flamencos castizos, vistos de la misma manera, eso si, sin que a las niñas, ni a los niños les falte un detalle. todo en miniatura, pero como se visten en ocasiones, sus padres.
Otros van -muchos- con sus vestidos corrientes aunque, claro está, nuevos y mejores para presentarse en el festejo. ¿Que dirían, ¡cielo santo!, las amistades?, por eso, hay que echar la casa....por la Feria, y se echa. Luego tiempo habrá de saldar el déficit.
Realmente la Feria constituye una diversión infantil, hasta el punto de que los mayores, para estar más a tono, rebajan sus años y acrecen su optimismo; se hacen, en suma, más niños.
Los "caballitos" del ferial.
Toda la feria, a cualquier hora, parece una inmensa algarabía infantil, ¡hasta la abuela!, repantigada en su "caseta", se ha rejuvenecido. Y si nos acercamos a "la Calle del Infierno" -que es donde están los espectáculos típicos, con sus barracones de circo, o de laberinto, o de "fenómenos": la mujer más esto o lo otro del mundo; el hombre más esto o lo otro del globo-; si no acercamos, repito, a la Calle del Infierno, y nos zambullimos en su estruendo, apretado de gente, entonces se verá más claro -a pesar del polverío- que la feria es delicia para la gente menuda.
En la Feria de Sevilla. ¡Adelante, señores!. Pintado por Angel Díaz Huertas, en 1912.
Allí, en el infierno -el nombre le sienta como las propias rosas-, allí hay gente de todas las edades, desde niños, que apenas se mantienen  en pie, hasta mayores que se encuentran en el otro polo de la vida. Todos van, ancianos e impúberes, pero niños todos, dispuestos a reír y a gozar en la variedad de "tíos vivos", "norias", "trenes eléctricos", "caballitos", "tiro al blanco"...., como si ni lo hubieran hecho jamás.
La Noria en día de Feria. Por Angel Díaz Huertas, 1911.
Mientras, la Feria transcurre entre bordoneos de guitarra, sones de "cante jondo", ritmo de "sevillanas", palmas de acompañamiento, y, sobre todo, explosión ininterrumpida de risas infantiles. Tal es, pudiera decirse, su trasfondo más sutilmente lírico: la risa del niño y del hombre que, por suerte, para el niño, se infantiliza.

Tras dos años sin celebrarse la Feria de Abril de Sevilla, la Asociación de Feriantes, solicitó al ayuntamiento de Sevilla autorización para poder celebrar en los terrenos de la Feria un parque de ocio efímero, que les de algo de oxígeno para un tiempo, ya que llevan año y medio sin poder trabajar debido a esta terrible pandemia; a lo que el Ayuntamiento accedió concediéndoles autorización para que permanezcan durante todo este mes de Abril, siempre que se lleve a cabo un control estricto del aforo, y se respeten las medidas de seguridad y las distancias correspondientes, por lo que en el recinto que tiene 80.000 metros cuadrados, solamente se han podido instalar un 65% de "cacharritos, de los de toda la vida, que acuden habitualmente a esta mundialmente conocida Feria de Abril.

Los cacharritos de la calle del Infierno, en tiempos del coronavirus. 

Si haces clic sobre las imágenes, las puedes ver ampliadas.

Si deseas ver otros temas relacionados con la Feria de Abril, de Sevilla, por favor, haz clic: AQUÍ.

79 comentarios:

  1. Hola Manuel. Que bonita entrada recordando con nostalgia tiempos mejores en esta magnífica Feria de Abril, donde como tu dices, es la alegría de chicos y grandes.
    Yo solo conozco la de Córdoba porque fui con unas amigas y una de ellas es de allí, y nos lo pasamos estupendamente, bailamos sevillanas muchísimo en cada caseta que entrabamos, pues allí son de libre entrada.
    Las fotografías de los niños son preciosa, da encanto verlos así vestidos. Muy bonitas también las fotos de los cacharrito de la calle del Infierno, igualmente las pinturas de Angel Díaz Huertas.
    Un placer haber recorrido estos lugares de tu mano.
    Un abrazo y feliz semana a pesar de las restricciones.

    ResponderEliminar
  2. I am glad it could come back, even smaller and with reduced numbers.

    ResponderEliminar
  3. ¡Cuantas horas habremos pasado ahí...!
    Una entrada preciosa para recordar otras ferias pasadas...Yo a este sucedáneo que han montado este año no he ido la verdad.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. It is a great event for children to get experiences and make a memory.
    It seem so many great entertainments, no wonder both children and young adults love this event :)

    A hug

    ResponderEliminar
  5. Qué lástima que por segundo año consecutivo no se pueda celebrar esta maravillosa feria de abril. Parece increíble cómo el tiempo es implacable y se nos lleva como en un soplo fechas en el calendario que nos abruma y deja un poso de nostalgia y dolor. Pero pronto esto pasara y esas calles y esas atracciones y casetas, volverán a estar a rebosar de alegría. En tanto ésos días llegan, es un alivio contar con el recuerdo y las gratas sensaciones que os regalas con tu estupendo artículo.
    Un abrazo y cuídate.

    ResponderEliminar
  6. Jolín que bien me lo iba a pasar yo en esa calle del infierno con lo que m egustan las ferias.Todos los años he acudido a las de Logroño por lo menos un día pero desde esta pandemia y otras circunstancias hace ya 3 o 4 años que no acudo.Los feriantes lo estarán pasando muy mal y me parece muy acertado que en Sevilla les hayan permitido trabajar siempre y cuando se respeten las normas sanitarias por parte de todos que no es tan difícil y así todos contentos.Saludos

    ResponderEliminar
  7. Quisiera alguna vez visitar Sevilla durante la feria! El nino tocando la guitarra es ’cute’. Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga Riitta, y anímate que no te vas a arrepentir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Quedarse sin Feria, es provisional, los niños volverán a disfrutar de ella.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, Manuel!

    He disfrutado con esta entrada como un enano je, je. Esa mezcla entre pasado y actualidad ha dejado un texto muy dulce acompañadas de esas trabajadas imágenes. Una de las cosas que más he disfrutado cuando era un niño y también de adulto ha sido en la Feria Real de La Linea de la Concepción. Allí también existe esa "calle del infierno" que especialmente rugía en las noches con ese colorido tan especial. Además es en verano y con la playa cerca imaginarás que era el plan perfecto para un niño. Veremos que hacen este año porque la vacunación va muy justa para llegar al verano.

    Un fuerte abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  10. ¡Ainnnssssss! Las de horas tan estupendas como divertidas que pasé en tan ruidosa calle. Es la parcela de la feria muy buscada en la infancia y juventud y siempre prostestando por lo poco que duraba, jeeeeee

    El circo también me gustaba, y llevábamos a nuestros hijos y a la vez a los sobrinos, no nos "aburríamos", jaaaaaa...creo que es lo que menos evolucionó de nuestra entrañable Feria de Abril.

    Gran entrada, plena de lindod recuerdos.

    Besos.


    ResponderEliminar
  11. Yo recuerdo cuando era niña, que para mí la feria noi era nada más que la calle del infierno. No quería nada más que subirme en las atracciones de feria, pero como es lógico me poníann un límite.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. En estos días estaríais disfrutando de esa feria que tanta fama tiene, esperemos sea el ultimo año suspendida.
    Al leer el enunciado pensé en otro tipo de cacharritos y la denominación de la calle en parte no me sorprende ya que aquí tenemos una montaña denominada "pico del infierno" situado en la provincia de Palencia es la cima secundaria del Peña Prieta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Manuel , sabes leyendo la entrada a mi padre de 73 años se le han llenado los ojos de lagrimas
    Te contare que el desde que nació era feriante , ya que toda su familia por parte de padre eran feriantes , mi abuelo tenía un puesto de tiro al blanco y de almendras garrapiñadas , y su hermano tenía una pista de coches de choque ,y se pasaban todo un año , yendo de un lugar a otro con la feria , y justamente aquí pasaron muchos años ya que siempre que llegaba la feria de Abril , iban allí.
    Hoy has hecho feliz a mi padre con esta entrada , ya que como siempre tus entradas son muy interesantes
    y esta lo es y yo también la he disfrutado mucho , te deseo una feliz noche besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que le haya gustado a tu padre y que le haya traído bonitos recuerdos, e imagino que con tantos cacharritos, habrá estado por todas las ferias de España.
      Flor, un beso para ti y un fuerte abrazo para tu padre.

      Eliminar
  14. Que maravilloso paseo por la feria al leerte, tan lejos y tan cerca de mi..... Saludos amigo. Que tengas un lindo dia. Cuidate.

    ResponderEliminar
  15. El público infantil no se aburre los día de feria porque, entre "los cacharritos" y lucir los trajes típicos, se lo deben pasar fenomenal. En Béjar a "los cacharritos" se les llama "los caballitos" y antes se ponían durante los dos periodos de feria en mayo y en septiembre en pleno centro de la ciudad. Ahora se han trasladado a las afueras, al recinto ferial, para alegría de los vecinos del centro y para disgusto de la mayoría que son incapaces de recorrer los doscientos metros que los separan del casco urbano.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, esos doscientos metros de distancia siempre vienen bien, y más, si se ha tomado uno dos copitas de más en la feria. je,je.
      Un saludo.

      Eliminar
  16. Un delicioso reportaje, las fotos preciosas Manuel.
    Cuanta añoranza en ellas.

    Feliz día, un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Hola Manuel!!! Muy bonitas imágenes y qué niños tan lindos!... espero que estés disfrutando de estos días dentro de lo que se puede... Feliz semana

    ResponderEliminar
  18. Hola Manuel!Så fine bilder!
    Jeg likte de gamle fotografiene av en svunnen tid.
    Magisk!Og så vakre dem er!
    Elegante i klær og holdning.Det lyser respekt og glede!

    Barna ser veldig nydelige ut.Og så er dem så blond!Det må være noe baslisk blod der tror jeg hih hih

    Du har delt en veldig givende historie fra ditt land.Takk for at du deler!

    Anita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anita, y me ha hecho mucha gracia lo de los vascos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. De mayor no tengo recuerdos de la feria pero mi familia no deja de contarme que si el látigo, que si la escalesita tal... bueno, y que mi padre puso una caseta que se llamaba: Madrid - Sevilla o Sevilla - Madrid, que de tal detalle ya no se acuerdan :))
    SAludos.

    ResponderEliminar
  20. Un trabajo exquisito, Manuel, qué placer disfrutar de todo el reportaje.
    Y en este caso, un aplauso para esos políticos que han sabido ponerse en la piel de los feriantes y de todo el público. Mayores, y sobre todo pequeños, que tendrán posibilidad de respirar alegría, que tanta falta nos hace a todos.
    Gracias por traerlo a la página.

    ResponderEliminar
  21. ¡ Que preciosos recuerdos ! esperemos que el año que viene se puedan disfrutar. Muchos abrazos Manuel.

    ResponderEliminar
  22. Muy lindas fotografías las de los niños y, por supuesto, unas excelentes imágenes.
    Tiene que ser fantástico poder disfrutar de esa Feria tan alegre y preciosa.
    Ya me gustaría poder hacerlo.
    Me encantó tu reportaje.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Amigo Manuel no te lo vas a creer, pero ya somos dos, las neuronas ya nos fallan de vez en cuando, este post lo comenté el mismo día de su publicación y no lo veo, me da la impresión que después de escribirlo no le di a publicar 😂😁.
    Como siempre es un post maravilloso de una Feria tan querida por todos. Como lo disfrutan los chavalines, es una gozada y cuantas anécdotas quedaran de esa entrañable fiesta sevillana. Esperemos que el próximo año se puedan disfrutar de lleno y no con tantas precauciones.
    Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, Juan; ya sabemos los dos que la edad no perdona.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  24. Hola Manuel. Que pena que un año más este bicho nos prive de las fiestas. Una entrada preciosa, los niños son alegría. Un enorme abrazo y muchas gracias por tu precioso trabajo.

    ResponderEliminar
  25. Manuel ¡qué entrada más placentera y estupenda!
    Un texto lleno de ternura, añoranzas y recuerdos. Un texto tan bien narrado por vos que dan ganas de seguir leyendo y metiéndose en cada rincón de esa feria.
    ¡Y las fotos! Todo una maravilla
    Gracias amigo querido por este paseo ¡ya quisiera yo estar allí algún día no muy lejano!
    Abrazo y ¡buen fin de semana! -que ya está empujando al viernes-

    ResponderEliminar
  26. La feria de abril de Sevilla, revela que es una tradición con gran arraigo popular, y es precisamente la raigambre que se junta con la idiosincrasia del pueblo, la que mantiene estos eventos identarios de pueblos y comunidades. Observo cómo hay calles de tradición para el asentamiento de los feriantes y su comercio. Me llamó la atención lo de la Calle del infierno, que es de mayores atractivos mecánicos y circenses. Aquí, donde vivo, nunca hubo una tradición de ferias. Entiendo, desde lo sociológico y folclórico, que una festividad nueva puede arraigarse, pero las ferias que intentaron crear, no tenían raíz alguna que la afianzara, a no ser de generar un espacio para la libación, y el municipio captar recursos con impuestos.
    Manuel, grato leerlo y seguir pensando con sus registros fotográficos, en la importancia del arte de Daguerre, hoy puesto en las manos de todos con la digitalización y la virtualidad, para que el pasado, la memoria y la historia tengan una herramienta útil, en la fotografía. UN abrazo desde mi cubil colombiano. Carlos.

    NOTA BENE: Hoy 23 de abril día mundial del libro, y del idioma Español, que le hizo grande, Miguel de cervantes Saavedra, a quien escribí este Breviario, en mi espacio El balido de la oveja:
    Breviario en el día del idioma
    Creo que un tipo del talante de Cervantes: aventurero, vivalavida, soñador, guerrero, peleador de tabernas, abierto al amor en ese espíritu del cazador al acecho, estaba maduro para escribir una novela capaz de romper con el teocentrismo medieval, y burlarse de sus idealistas caballeros de cota, malla y armadura. Creía, más en el hombre de carne y hueso, putañero, bufón, y viviendo la vida, por eso El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha-

    Disculpa, esta digresión, apreciado Manuel.
    Carlos, desde mi cubil colombiano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo, Carlos, de disculpas nada, sino todo lo contrario, muy agradecido y todo un honor el que compartas con todos nosotros tan linda narrativa sobre El Ingenioso Hidalgo.
      Un fuerte abrazo y que disfrutes de un buen domingo.

      Eliminar
  27. También los niños sufren las consecuencias de que las grandes ferias no se celebren, por segundo año consecutivo. Aunque al menos se intente paliar de la mejor manera posible, para disfrute de los niños y supervivencia de los empresarios.
    Un saludo; Manuel.

    ResponderEliminar
  28. Muy lindo tu reportaje de la escasa feria de Sevilla Manuel. Espero que para el próximo año ya podamos celebrar Feria, Semana Santa, Carnavales, Reyes, etc.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  29. ¡Ay, Manuel que ilusión!...
    Llevo toda la semana acordándome de Sevilla y su Feria.
    Es más, he compartido en mi Facebook fotografías que conservo de los últimos años que estuve en la Feria.
    El Paseo de Caballos, los bailes en las casetas, la algarabía de la Calle el Infierno, el rebujito, las tapitas, los amigos, el chocolate y los churros...
    Grandes y pequeños disfrutan de la fiesta.
    ¡Qué ganas de volver!
    Siempre me alegras la vida cuando te visito.
    Gracias, mil gracias.

    ResponderEliminar
  30. Las 2 fotos primeras de los Chavalines me encantan. Qué penica me ha dado el ver la feria. Este pasado año no se pudo celebrar aquí tampoco y este que estamos.... ya veremos y eran dos ciegos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Che belle immagini !!! Un ritorno alla normalità; sono contenta per voi che avete potuto fare questa fiera di Aprile, anche se in forma ridotta. Saluti. Ciao

    ResponderEliminar
  32. Bonito homenaje a la feria de Abril en Sevilla amigo Manuel, una auténtica pena y ya por segundo año que no se pueda disfrutar, cuantas perspectivas, sueños, negocios alrededor de ella rotos, me gusta esa serie fotográfica, esos recuerdos que todos tenemos de la feria, luego los años nos van apaciguando pero la Feria es la Feria.
    Un Fuerte abrazo.,

    ResponderEliminar
  33. Deve ser espectacular poder apreciar toda a cor, alegria e grandeza da Feira de Sevilha. Quando tudo voltar mais ao normal gostaria de poder ir conhecer.
    Brilhante reportagem.
    Abraços

    ResponderEliminar
  34. Hola, Manuel!

    La Feria de abril de Sevilha deve ser grandiosa e com mucho que ver. Los ninos lhe dão mucha graciosidade.
    Es muy interessante a comparação k tu haces da Feria antes e despois da pandemia.

    Las fotos son muy belas, tanto as k estão a blanco y negro, quanto las coloridas.

    Gracias por me mostrares tanta beleza e partilhares essas maravilhas.

    Besos y salud.

    ResponderEliminar
  35. Madre mía que recuerdos al ver esos cacharritos amigo. Así se llamaban también en Cáceres y los tenía al lado de mi casa. Había un gran descampado enfrente y allí montaban la feria. Poco importaban los ruidos los días que duraba la fiesta. Gran reportaje
    Esperemos que sea el último año que no se puede distrutar de tantas cosas.
    Buena noche Manuel. Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Unas fotos excelentes, al igual que el relato y un cierto tono de nostalgia al final...

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  37. Αγαπημένε φίλε,
    Αυτή η ανάρτηση θυμίζει σε όλους μας την ομορφιά της ζωής.
    Κι είμαι βέβαιος πως τα παιδιά θα ξαναβρούν πολύ σύντομα όλες τις χαρές που τους στέρησε η πανδημία.

    ResponderEliminar
  38. Magnifica reportagem fotográfica, sobre esta emblemática Feira! Grata por esta formidável partilha, que nos fez percorrê-la... de 1911, à presente data!... Estão fantásticas as imagens, que nos dão uma noção da imensa extensão da mesma! Vamos esperar que para o ano, a Feira, retome a sua actividade em pleno, sem quaisquer condicionalismos!
    Um grande abraço! Feliz semana!
    Ana

    ResponderEliminar