lunes, 20 de febrero de 2023

Fábrica de Pianos Piazza, de Sevilla.


Fábrica de Pianos Piazza, de Sevilla.
Fachada de la importante fábrica de pianos y armoniums, de D. Luis Piazza. 1914.
Un constructor de pianos,  D. Cayetano Piazza, de Bolonia (Italia), que pasaba por Sevilla con destino a Argentina para crear allí una nueva fábrica de pianos, se enamora de esta ciudad de tal modo que cambia sus proyectos americanos y animado por su mujer, la francesa Rosa Yennesses, decide fundar la fábrica de pianos en la capital hispalense; esto ocurre en 1850.
Desde esta fecha y hasta mediados del siglo XX, estaba muy generalizada una enfermedad nacional, ridícula e intolerable, del "extranjerismo", obligada a no reconocer el mérito de las cosas propias, y a aceptar como bueno e indiscutible todo lo que venía amparado de un nombre extraño, sin que a su vista nos preocupara mucho la comprobación de su autenticidad.
Por eso es labor de justicia la de hacer activa propaganda de los grandes centros industriales, que fueron prestigio y riqueza para el país.
Con esta entrada doy comienzo a una serie, sobre las industrias sevillanas de la época, a la que por derecho propio perteneció esta gran fábrica.
Otra perspectiva de la Fábrica de Pianos "Piazza", situada en la calle Feria, 170.
Otra perspectiva de la fábrica de pianos, en la concurrida calle Feria.
Como ya he referido anteriormente, Pianos Piazza, fue fundada en 1850 por D. Cayetano Piazza; décadas después, bajo la experta dirección de su hijo D. Luis Piazza continuo su desenvolvimiento y desarrollo, hasta llegar a las cumbres de la perfección, conseguida a costa de grandes estudios y de extraordinarios sacrificios en el orden material. Los pianos y armoniums de la casa Piazza, llevaron siempre como garantía de su éxito, el esmero en su construcción; la calidad de los materiales, que eran cuidadosamente seleccionados, y la especialidad en la manera de construir las tapas armónicas, verdadera dificultad que supieron vencer con un éxito tan grande, cuanto que permitía a la fábrica de Piazza, la competencia con las demás casas constructoras, de donde quiera que sean en cuanto a sonoridad de sus instrumentos.
Taller de construcción de tapas armónicas. 1914.
Esto justificaba la distinción que mereció siempre la importante fábrica sevillana en todas las exposiciones a las que se había presentado, y los premios que como reconocimiento de su valer le otorgó Sevilla en 1858 y 1874. Hasta 1914 que es la fecha a la que corresponden estas imágenes, además se le otorgaron de Cádiz en 1862 y 1879; Pontevedra, en 1880; Logroño, en 1897; Granada, en 1903; Córdoba, en 1904; y en la Exposición Hispano-Francesa, de Zaragoza, en 1908, dándoles el gran Diploma de Honor. La actividad y el celo de los señores Piazza tuvo su debida recompensa en la exportación que conquistaba los mercados extranjeros, salvando triunfadora las fronteras, y en el renombre justo de la casa, la más importante de cuantas se dedicaron, en nuestro país, a este género de producción.
Una de las grandes salas de máquinas. 1914.
Vista parcial de uno de los talleres de ebanistería. 1914.
Vista parcial de uno de los talleres de afinación.
Gráfico de la fábrica de un anuncio de 1892.
D. Luis Piazza, deseoso de dar mayor impulso a sus negocios y de poner al alcance de todas las fortunas la adquisición de buenos pianos, además de la venta de sus propios pianos, que ya eran los favoritos de SS. AA. RR. los Serenísimos, y Sres. Infantes Duques de Montpensier, decide convertirse en representante en exclusiva en Sevilla y su provincia, de las reputadas fábrica de Erard de París, de Ronisch, de Dresde y Carl Hardi de Stuttgart (Alemania), y de la de órganos expresivos de Alexandre Pére et Fils, de París. y Estey y Cía. de Brattlevoro (Estados Unidos)...Como así se dice en este anuncio de 1892.
Anuncio de 1915.
Anuncio de 1916.


Si deseas conocer otros establecimientos fabriles, industriales o comerciales, de Sevilla, por favor, haz clic: AQUÍ.

78 comentarios:

  1. Hola Manuel. Que reportaje más hermoso, cuanta solera en esas imágenes. Como siempre triunfas con Sevilla.Feliz semana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante, Manuel. Perdura hoy la fábrica?
    En San Sebastián hasta hace muy poco, había una fábrica de órganos eclesiásticos. Murió el propietario y...
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Tantas imágenes con su historia (para guardar), texto y narración admirable, todo perfecto, Manuel. Cuanto me gusta saber de que existe gente que, como tú, se dedican a divulgar "lo nuestro", nuestra historia.
    Un abrazo, Manuel.

    ResponderEliminar
  4. Una crónica que habla de la industria instrumental extraño que en este recale en Sevilla, el industrial italiano, y constructor, haya preferido quedarse en SEvilla para instalar su fábrica afamada de pianos, y luego distribuidora de otras marcas de prestigio de Europa. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  5. Hola Manuel
    Tal parece, mi país se perdió la oportunidad de tener una excelente fábrica de pianos al decidir quedarse en tus pagos Cayetano Piazza.:):)
    Creo que aún, al menos en mi país, una gran porción de los y las habitantes sostienen eso que dices de "aceptar como bueno e indiscutible todo lo que venía amparado de un nombre extraño"

    Otro gran informe con magníficas imágenes amigo y ¡una preciosidad esos afiches!
    Abrazo ¡buena semana!

    ResponderEliminar
  6. Um artigo fantástico, com um excelente trabalho de pesquisa quer em informação, quer em antigas imagens.
    Abraços e uma boa semana

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado que Logroño ( mi tierra) fuera una de las capitales españolas que le concediera un premio a esta fábrica.Saludos

    ResponderEliminar
  8. Judging by the above post, Piazza father and son deserve a lot of honor and appreciation for their great contribution to the city of Sevilla and music - a piano factory and prizes won by their product.
    The pictures displayed in your post, are both of historic and photographic value.

    ResponderEliminar
  9. Dices bien querido Manuel, de siempre se apreciaba más todo lo de fuera que lo propio, increíble, pero cierto, menos mal que ya parece estamos dando la importancia que debería tener todo el potencial que hubo y seguimos teniendo a día de hoy en cualquier tipo de fabricación y producto nacional.
    Como siempre, nos dejas un fabuloso reportaje con un espléndido recorrido por la historia de Andalucía y por ende, de nuestra España tan vilmente castigada y en este caso, por una de las más emblemáticas fábricas de pianos.
    Un gran abrazo amigo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  10. Manuel, este relato que armas basado en la vida y obra de hoy tiene película y me extraña que no haya sido llevada al cine. Cayetano Piazza y Luis Piazza tienen su biopic je, je. Es cierto que en el tema del extranjerismo hemos sido muy simples, pero también lo hemos llevado a nuestro terreno y a veces hemos exportado "humo" en otros países.
    Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  11. Hi Manuel! I thank you for the interesting information. The topic of pianos and pianos is important for me, because I learned to play the piano.
    Manuel I salute you!

    ResponderEliminar
  12. No conocía esa industria antigua de la ciudad. Siempre me ha fascinado la música de piano. es mi instrumento preferido, aunque considero la importancia de otros cuando se trata de la actuación de una orquesta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Maravilloso post, Manuel.
    Desde luego que maravilla que la ciudad atrapara a este gran fabricante de pianos
    Voy a disfrutar mucho de esta serie dedicada a enclaves industriales de nuestra ciudad.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Que bonita entrada Manuel, y es como siempre un placer conocer todo lo que públicas de tu tierra. Gran fábrica la que montó este italiano lo cual le vendría muy bien a Sevilla.
    Es cierto que siempre se apreciaba más cosas del extranjero que lo propio, mala cosa minimizar lo nuestro.
    Hermosa publicación y fotografías.
    Un abrazo Manuel y buena semana

    ResponderEliminar
  15. Como siempre nos traes un buen reportaje. Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  16. Como no enamorarse de Sevilla Manuel. Esa fábrica tenía que tener un olor especial. Me encanta el olor de la madera cuando se trabaja con ella. Gracias por darnos a conocer tanta historia buena como tenemos
    Buena noche.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Grazie pr le bellissime foto!Buon pomeriggio.

    ResponderEliminar
  18. Es una belleza de reportaje, Manuel.
    Otra maravilla de historia que nos regalas.
    Por eso siempre es estupendo venir a verte.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  19. Entrañable entrada, amigo. La historia no muere ni logran esconderla o desvirtuarla gracias a que existen investigadores como vos.

    Abrazo más que agradecido.

    ResponderEliminar
  20. Cómo están las cabezas!!! Había leído: pianos y pizzas, y digo.... qué tendrá que ver una cosa con la otra??? ja ja ja. No tengo remedio.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  21. Desconocía la historia de esta fabrica Manuel y la verdad es que ha sido todo un placer poder aprenderla contigo. Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Nos dices que en aquellos tiempos se valoraba mas lo foráneo que lo local, algo que sigue siendo bastante normal no se cuando aprenderemos.
    Agradecerte que nos traigas un nuevo gran articulo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Hola Manuel!!!Igual mas de uno de esos pianos sigue en uso hoy día.. Muy interesante el post... Saluditos desde Madrid...

    ResponderEliminar
  24. Qué interesante!!! Y que desconocido para mí.
    Una suerte que Piazza viajará hacia Argentina e hiciera escala en la maravillosa Sevilla.
    Como para no enamorarse de ella y construir ahí esa fábrica!!!
    Pianos que embellecen estancias y notas musicales, melodías, que evocan emociones.
    Un abrazo fuerte Manuel.

    ResponderEliminar
  25. Qué fascinante resulta leer tus artículos estimado Manuel. Todos los datos que aportas, las fotografías...es como trasladarse en una máquina del tiempo. No puedo evitar repetirme en este sentido.
    Esa fábrica de pianos es fantástica. No dejes de regalarnos estos artículos tan interesantes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Me ha gustado mucho este relato histórico, de verdad nunca había escuchado o pensado como sería una fábrica de pianos, tanta belleza que donan sus acordes, la madera especial, en fin cada detalle a mil de fino para lograr excelencia...
    Me encantaron esos viejos afiches tiempo para no olvidar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Mi muy estimado y admirado Manuel.

    Te vuelves a lucir con creces con esta magnífica reseña a la que acompañas con una vistosa perspectiva de la fábrica de pianos, de la calle Feria.

    Fuerte abrazo, pleno de aprecio.

    ResponderEliminar
  28. Gracias a ti Manuel, a pesar de haber visitado Sevilla en varias ocasiónes, desconocía la historia que nos relatas tan magistralmente haciendola aún más atractiva con las fotografías que aportas en ella, es un placer detenerse en tu blog porque cada entrada que nos dejas es merecedora de que le dediquemos tiempo por la enseñanza que nos regalas
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  29. Desconhecia que tivessem sido construídos pianos em Espanha... realmente estamos mais habituados a associar estes instrumentos a outros países!...
    Estamos sempre a aprender! Um erro crasso não valorizarmos a nossa própria indústria, em tantas vertentes... por isso estamos tão dependentes em certas áreas produtivas, hoje em dia... quando a economia podia florescer com tantas industrias alternativas!
    Excelente trabalho, como sempre, Manuel! Parabéns!
    Um grande abraço! Bom fim de semana!
    Ana

    ResponderEliminar
  30. mi estimado amigo Manuel es una brillante esposición de la fabrica de pianos la Piazza de Sevilla
    unida al texto ,con el estupendo reportaje fotografico , es como darse un paso en las calles de enton-
    ces y vivir un dia dentro de la misma ciudad sevillana oro de luz y vida ...muchas gracias por compartir
    con todos nosotros tan elaborada entrada Manuel , un fuerte abrazo , tu amigo . jr.

    ResponderEliminar
  31. Una interesante historia de la fabricación de pianos, Manuel. Trabajas mucho con hechos históricos y fotografías. Disfruté mirando las fotos y los anuncios. Los pianos también se produjeron en San Petersburgo, se llamó "Octubre".

    ResponderEliminar
  32. Manuel, no sabía que en Sevilla se creó tan importante fábrica de pianos. Todo un reto para los dueños y trabajadores que se esmeraron en la superación y obtuvieron grandes premios. Has hecho un buen trabajo que te honra a ti y a Sevilla por albergar cultura y creatividad, amigo. Todo lo relacionado con la música es importante para el hombre, que lo engrandece por dentro y lo hace más humano y divino.
    En cuanto a lo que me preguntas, te diré que, la naturaleza y la espiritualidad humana están profundamente unidas en mis poemas.
    Te dejo mi abrazo entrañable y admirado por tu buen hacer y amor a nuestra historia, cultura y costumbres.

    ResponderEliminar
  33. Un articolo davvero intenso, e molto interessante, corredato di speciali foto. Davvero apprezzato
    Un caro saluto,silvia

    ResponderEliminar
  34. Una antica fabbrica di pianoforti, che bello e che rare immagini sei riuscito a trovare !!!Non ho capito se questa fabbrica esiste ancora, probabilmente no. Resta comunque una grande testimonianza del passato. Un caro saluto.

    ResponderEliminar
  35. Respuestas
    1. Y yo siempre contento y feliz de verte por aquí.
      Un saludo, amiga.

      Eliminar
  36. Fabricar pianos no tiene que ser nada fácil.
    Feliz semana y un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Una fábrica de pianos. ¡Qué belleza!. Ya imagino los maestros afinando con maestría su mágico sonido. El sonido del piano es maravilloso.
    Muy bello reportaje. Siempre se aprende contigo.
    Abrazos Manuel

    ResponderEliminar