sábado, 30 de noviembre de 2019

Monumento a la Purísima Concepción, en Sevilla.


Monumento a la Inmaculada Concepción, en Sevilla.
Monumento a la Inmaculada.
Sevilla dio una prueba más de religiosidad, celebrando una fiesta, con motivo de la inauguración del monumento levantado a la Purísima.
Este monumento conmemorativo del Tercer Centenario del Voto y Juramento Concepcionista hecho por ambos Cabildos, eclesiástico y municipal, en 8 de Diciembre de 1917,  e inaugurado en igual día de 1918.
Fue erigido en la Plaza del Triunfo, de Sevilla, por suscripción popular, siendo proyectada su parte arquitectónica por don José Espiau y Muñoz y las esculturas obras de Lorenzo Coullaut Valera. En los cuatro frentes aparecen las del padre jesuitas Juan de Pineda, de Murillo, de Martínez Montañés y de Miguel Cid, todos ellos fervientes cantores del dogma de la Inmaculada en la teología, la pintura, la escultura y la poesía. La figura de la Virgen, de mármol blanco, que corona el monumento, traduce en bulto redondo la imagen que Murillo pintó en 1678, por encargo del canónigo don Justino de Neve, presidente eclesiástico del Hospital de los Venerables de Sevilla, que terminó donando a la iglesia de dicho hospital.
Postal.
Preparativos para la inauguración con motivo de la fiesta de la Purísima.
El día de su inauguración, en la Catedral se congregaron los colegios, asociaciones religiosas, comisiones civiles y militares, bandas de música y el clero, bajo la presidencia del cardenal Almaraz. En la comitiva formaron también tropas de Infantería, de las que guarnecían la población, con bandera y música.
El cardenal bendijo el monumento y acto seguido, el diputado católico señor Rojas Marcos pronunció un elocuente discurso, cantando las glorias de la Inmaculada. A continuación, la Junta ejecutiva del monumento hizo de él entrega al alcalde, y éste correspondió también con un discurso de tonos levantados y elocuentes. El momento de descubrir el monumento fue solemnísimo, mientras las bandas de música tocaron la Marcha Real, repicaron las campanas de la Giralda, el Orfeón sevillano entonó el himno de Miguel Cid y la Sociedad Colombófila  dio suelta a cuatrocientas palomas. El acta de la entrega está firmada por el gobernador militar, en representación de S. M. el Rey.
Aspecto de la Plaza del Triunfo, durante la inauguración del monumento a la Purísima Concepción, el 8 de Diciembre de 1918.
El monumento, en la actualidad:

Si hace clic sobre las imágenes, las puede ver ampliadas.

40 comentarios:

  1. Cómo siempre, una ducha de cultura de buena mañana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Wonderful sculptures and history.
    Thank you for sharing, Manuel!

    Have a lovely weekend.

    ResponderEliminar
  3. Que bonita escultura y que bonita inauguración, seguramente muy emocionante para los que allí estuvieran.
    Las fotos preciosas Manuel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tienes, amigo Manuel, una tonelada de atractivos recuerdos de la historia de Sevilla.Gracias por exponerlos.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Manuel. Bonito el contraste entre las fotos de hoy. El blanco y negro más el color hacen ver la evolución de los tiempos y paisajes. La Inmaculada Concepción es fundamental o al menos una de las claves de mi existencia :-). Mis padres nacieron el La Linea de la Concepción lugar cuya patrona e iglesia más destacada es dedicada a la Inmaculada. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La del Triunfo es una de Plazas más bonitas de Sevilla y la unica de España donde se pueden encontrar todos los estilos arquitectónicos desde el Arte romano al contemporáneo, exceptuando el románico.
    La belleza de la Inmaculada blanca sobre el fondo del cielo azul de Sevilla formando la bandera Concepcionistas es impagable.
    Gracias por un post tan bello en vísperas de una de las fiestas grandes de la ciudad.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. El monumento a la Purísima ha ganado mucho con los años.Saludos

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado conocer este monumento a la Purísima con la que comparto nombre.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Desde luego... después de un descanso... veo que sigues enseñándonos cosas estupendas... un saludo desde Murcia....

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias es hermoso descubrir tanta belleza escondida,gracias un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Hola, Manuel, bonito combinación de imágenes en blanco negro. Seguro que el día de su inauguración, fue un día para el recuerdo.
    Manuel, gracias por tu cercanía!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Mi querido Manuel.

    Admiro siempre tu exquisito arte.

    Te dejo un abrazo pleno de aprecio y agradezco tu cita a la Inmaculada Concepción, de Sevilla

    ResponderEliminar
  13. Ay, Manuel, como disfruto con el lenguaje de estas crónicas, amen de las fotos, claro.

    Que alguien te adorne en un reportaje periodístico con esta frase, hoy sería impensable... "fervientes cantores del dogma de la Inmaculada en la teología, la pintura, la escultura y la poesía" Vamos, fans de la Inmaculada a más no poder.

    Además me has hecho recordar el cuadro que teníamos en el dormitorio de las medianitas en el internado, y que yo, curiosa ya de naciemiento, me lo sabía de memoría, aquella mujer hermosa pisando la media luna, pelo trigueño al viento, manto azul añil... rodeada de angelotes no era otra que la Inmaculada de Murillo, como de mayor descubrí.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  14. Un día grande en Sevilla, ya es de los pocos sitios en los que se mantiene esta fiesta, lo cual es de agradecer. Como siempre las fotos estupendas y tu trabajo impecable.
    Un abrazo
    Clara

    ResponderEliminar
  15. El culto a la Virgen siempre ha sido grande en toda Andalucía. Esto bien ha sido plasmado por pintores y escultores.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Muy interesante Manuel y curioso lo de Murillo. Me llama la atención que esas cuatro columnas, al parecer estrechas puedan sujetar tantísimos años la estatua de la virgen en mármol.
    Un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
  17. No conozco Sevilla y estas fotos son preciosas y leer lo que cuentas me acerca a ella un poquito. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  18. Un monumento impresionante por su altura. Todo es poco para la Virgen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Lindo reportaje, me da ganas de volver a conocer todo lo que propones.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. De nuevo un buen reportaje en esta ocasión dedicado al monumento de la Inmaculada.
    En la provincia de Palencia recuerdo dos uno junto a la catedral y el segundo en la localidad de Carrión de los Condes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Siempre Sevilla.
    Gracias por el reportaje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Ahora te mando otro abrazo a través de comentario en tu última entrada al blog , Manuel. Todas son interesantes.
    Lo otro ya está dicho en la respuesta a tu comentario y , por tanto , lo sabes.

    Guillermo

    ResponderEliminar
  23. Interesantísimo reportaje que seguro que muchos no hemos visto ni leído estas cosas, pero gracias a ti, vemos y leemos todo lo acontecido en los pueblos de nuestra querida España, y sin salir de casa.
    Gracias amigo Manuel, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  24. Esa foto se tomó en la playa de Chipiona,son vallas de contención para evitar que las grandes mareas arrastren las arenas

    ResponderEliminar
  25. Very interesting to read about it.
    What marvellous carvings on the Immaculate Conception, just so beautiful and wonderful to have it where it is. The other are nice too.

    ResponderEliminar
  26. Boa noite:- Pelas fotos magistrais imagino ser um local muito agradável e bonito.
    .
    Cumprimentos

    ResponderEliminar
  27. Que fotos tan bonitas Manuel y como siempre el comentario de los más educativo, me encanta leerte porque son cosas que desconozco y soy muy curiosa, muchas gracias y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Hola, Manuel!

    Como sempre tus posts son fonte de cultura, Historia y mucho ensinamento.
    Nada sé deste acontecimento, pero tu me dás a conocer estes maravilhosos acontecimentos.

    As fotos son um deslumbramento y ajudam à compreensão do post.

    Besos y dias felices.

    ResponderEliminar
  29. Un disfrute ver esas imagenes acompañadas de esos no menos buenos textos,saludos y feliz semana amigo.

    ResponderEliminar
  30. Los primeros compases del siglo XX fueron muy embriagadores para una Sevilla en plena expansión y embellecimiento: plazas, monumentos y edificios se alzaban por todas partes para configurar la ciudad que hoy conocemos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  31. ¡Qué estupendas fotos Manuel!
    Leyendo tus regias crónicas me dan ganas de volver a Sevilla.
    Sólo estuve allí unas horas pues estaba alojándome en Córdoba y fui a echar un vistazo, a la ciudad de tus amores, una mañana regresando a mi hostal al atardecer.
    Abrazo fuerte desde mi Ushuaia gris y lluviosa en este domingo.
    (Me voy a armar el árbol navideño y vestir mi casa para la ocasión)

    ResponderEliminar
  32. Muy buenas las imágenes y la información que nos ofreces, ¡Sevilla es mucha Sevilla.Desconozco tu ciudad, me queda un poco lejos pero gracias a todo lo que nos ofreces me hago una idea.
    Un abrazo Manuel
    Puri

    ResponderEliminar
  33. También las tunas como palomas mensajeras dejan su mensaje en el aire. Nos acompaña un sol benigno al hilo de la historia que nos traes. No dejes de tejer y rescatar tiempos pasados. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Estupendas imágenes e información.
    Y tan gratificante como siempre leerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. ¡Ay, Manuel como me ha gustado esta entrada...!
    He vivido largos años en la Plaza de Doña Elvira y pasaba por ese lugar a diario.
    Retazos de mi historia personal están prendidos en la Plaza de la Inmaculada.
    Gracias por traerme la historia del monumento y por haber podido verlo de nuevo en la distancia.
    Las fotografías son magníficas.
    Un fuerte abrazo querido amigo.

    ResponderEliminar
  36. Bonita entrada para celebrar la imnaculada Manuel. El monunento es magnífico. Como toda Sevilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar