miércoles, 20 de octubre de 2021

Calle Mateos Gago, en Sevilla.

Calle Mateos Gago, de Sevilla. 
En esta estratégica calle, de primer orden, que servía de paso principal entre la antigua Judería, en el barrio de Santa Cruz y la Plaza Virgen de los Reyes, a los pies de la Giralda, el trayecto comprendido entre su embocadura y la calle del Mesón del Moro, se llamaba tiempo atrás, calle de la Borceguinería. Desde la citada vía del Mesón del Moro, hasta su terminación, calle del Corral de Don Juan, como también se le llamó, Calle de los Menores, hasta que al final le dieron a toda la calle en nombre de Borceguinería, y que posteriormente se llamó de Comuneros. Hasta que en 1893, en memoria del teólogo, catedrático y decano de la Facultad de Teología de la Universidad de Sevilla Don Francisco Mateos Gago, tomó el nombre con que ha llegado hasta nuestros días.
En ella se hallaban la iglesia de los Menores, parroquia de Santa Cruz, y en el edificio nº 62 estuvieron las Escuelas gratuitas de Instrucción primaria llamadas de Santa Justa y Rufina.
Esta calle, como iremos viendo en los siguientes grabados y fotografías, era sinuosa y estrecha, hasta que en la segunda década del pasado siglo XX, con motivo de la Exposición Iberoamericana que había de celebrarse en esta ciudad, se acometieron obras de reformas y ensanches de muchas calles sevillanas, y a ésta, también le llegó su hora, derribándose varias casas, que fueron sustituidas por otras, que sirvieron para alinear tan típica y pintoresca calle. Las obras se terminaron en 1923.
Foto: Lucien Levy - 1883
La antigua calle Borceguinería.
La Giralda desde la calle Mateos Gago. Dibujo de D. Roberts, 1833.
Dibujo de la calle Mateos Gago que nos conserva recuerdos preciosos del caserío con sus balcones, rejas voladas, y sus azoteas con los largos atanores.
Cuando miro dibujos, litografías y grabados antiguos, intento profundizar en las imágenes no quedándome solamente en lo superficial, porque se aprende mucho de la vida y de los gustos de la época; y me llama también la atención, a pesar de que todos eran unos excelentes dibujantes, los fallos que cometían algunos artistas en el dibujo lineal de los edificios, así, como en la perspectiva de los mismos, como podemos comprobar si comparamos este dibujo con la fotografía anterior, tomada más o menos a la misma altura de la calle, cincuenta años después.
Vista de la Giralda, desde la calle Mateos Gago, antes del ensanche.
Postal, de finales del siglo XIX o principios del XX.
A principios de la antigua calle Corral de D. Juan, había una casa de vecinos, primitiva sinagoga, después utilizada para comedias, donde se representaron obras de Juan de la Cueva y Lope de Rueda, y donde se expendieron por primera vez billetes de entradas para los espectadores, y que más tarde se transformó en casa de gula y mala nota. Se derribó para construir allí la Iglesia de los Clérigos Menores -actual Iglesia de Santa Cruz-, donde fue enterrado Murillo, cuyo restos se perdieron entre los escombros al ser saqueada y destruida por los franceses.
Postal 1906, fotografía de R. Garzón, antes del ensanche. 
Además del típico caserío y del empedrado con aguas centrales, es curiosa la hojalatería en primer término a la derecha, así como el elemento humano: el vendedor con gorrilla y canasto, sentado en el umbral, la mujer del manton, y el vendedor ambulante junto a su borrico con angarillas.
Fotografía de entre 1915/1918, con la calle aún en obras.
Bonita fotografía de principios de los años treinta, con la calle totalmente transformada, y donde vemos a la derecha, tras el automóvil, la puerta de entrada al consulado de Italia, y un poco más adelante la puerta del consulado de Inglaterra.
 El antiguo nombre Borceguinería le vino, porque allí estaba el gremio de borceguineros *, que comenzaba en el Corral de los Olmos, una de las sede de la picaresca sevillana. En ella aún se pueden vislumbrar los restos de los famosos baños musulmanes.
* Según la RAE, el borceguí era un calzado flexible y ajustado de piel, abierto por delante, que llegaba más arriba del tobillo y se ataba con cordones o correas.
Otra fotografía de la misma época, donde se puede ver que en la Plaza Virgen de los Reyes, ya estaba construida la fuente de Don José Lafita.

La calle Mateos Gago, en tiempos del coronavirus. 

Si haces clic sobre las imágenes, las puedes ver ampliadas.

Muchas gracias por su visita.

88 comentarios:

  1. Belas fotos. Grato pela partilha.
    Cumprimentos poéticos

    ResponderEliminar
  2. Buen día, Manuel.
    Has explicado a la perfección -e ilustrado- como comenzaron los ensanches en nuestras ciudades. De hecho, esta entrada podría servir perfectamente para explicar a niños y mayores el porqué de estos y como las ciudades se han llenado de ellos. Fotos mágicas las de los consulados y gebial como siempre que lo haces ese antes y después del blanco y negro al color actual.
    Gracias por tan hermoso trabajo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Estupendo reportaje, pasar por este blog me sirve para enterarme de tanta historia que me era desconocida.
    Muchas gracias Manuel, por todo el tiempo que le dedicas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hay que ver el cambio a mejor que ha dado esta calle, la encuentro muy alegre y muy agradable para dar un paseo por ella.Ignoraba que se perdieron los restos de Murillo a cuenta de la invasión de los franceses y me ha dado mucha pena.Saludos

    ResponderEliminar
  5. Un post genial, como siempre amigo Manuel.
    Esta calle conserva aún el encanto de lo que tuvo, a pesar de que se empeñan en convertirla en un parque temático para turistas, absolutamente llena de bares, veladores y tiendas de recuerdos.
    Pero siempre es un placer pasearla desde la calle Fabiola hasta la Plaza Virgen de los Reyes mientras se va contemplando la Giralda al fondo.
    Yo voy por allí cada dos o tres días...jajaja...no sé cómo no he salido en la foto.😅
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Lo mismo te tengo en otras que no he publicado de esa calle.
      Besitos, isabel.

      Eliminar
  6. Antes las calles tenían sus nombres particulares, que no eran producto del azar, como la calle Borceguinería, que supongo le fue dado ese nombre, porque era un espacio donde se fabricaban esos singulares zapatos, como especies de botines. Aquí en Piedecuesta, donde vivo, aún quedan vestigios de barrios y calles, con nombres tan singulares: La tachuela, porque allí vivían los zapateros remendones, La sinfonía, porque vivían familias de músicos, los Ojitos, donde vivo, porque habían nacederos de agua. Sevilla, es una ciudad con historia y desarrollo industrial, según se observa de tus crónicas infaltables. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  7. Yet another fascinating and beautiful wander from the past to the present. Thank you so much.

    ResponderEliminar
  8. Genial!,Manuel. Es la palabra más adecuada para este extenso y como siempre bien documentado post, en el cual haces un bonito repaso sobre la historia de esa céntrica e histórica calle, que si Dios quiere,muy pronto estaré volviendo a pasear por enésima vez.
    Totalmente de acuerdo contigo en que las fotos antiguas no sólo atraen por su belleza, si no que nos cuentan muchas cosas de esa época y sus realidades de aquella época.
    Un abrazo,amigo

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante la evolución, que ha experimentad esa calle a lo largo de los tiempos. La vista de la Giralda al fondo, le proporciona un especial encanto.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Belíssimas fotos, Emanuel!
    Gosto de visitar seu blog, realmente é maravilhoso.
    Votos de uma boa noite.
    beijo.

    ResponderEliminar
  11. Es genial poder ver la transformación de una calle a través del tiempo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hermosas fotos me encanta como evoluciona la cuidad. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  13. Un encantador reportaje Manuel. Una calle preciosa lo mismo como estaba antes que ahora, aunque la más antigua tenía ese encanto de la época con esos detalles que refieres en el grabado, y muy cierto la perspectiva que se ve en cada cual aunque esté hecha más menos desde el mismo lugar.
    Un placer pasearse por ella con tan bonitas fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Calle en el corazón de la ciudad, tan cerquita la recóndita plaza de Santa Marta, un aroma a azahar deslizándose hasta alcanzar la sensibilidad del paseante. Otra historia que rescatas del olvido. Un gran abrazo, Manuel.

    ResponderEliminar
  15. Qu e bonito es conocer por medio de tus letras e imágenes. Saludos amigo Manuel.

    ResponderEliminar
  16. Un recorrido maravilloso por este rincón sevillano. Leer tus completos y documentados aportes es simplemente transportarse a esa época y sentir que se viaja en el tiempo.
    Un placer. Abrazos.

    ResponderEliminar
  17. Un maravilloso reportaje que es todo un placer leer.
    Gracias por tus estupendas explicaciones y esas fotos tan buenas.
    Un fuerte abrazo y un aplauso.

    ResponderEliminar
  18. Sempre interessanti i tuoi post.
    Buon fine settimana.

    ResponderEliminar
  19. La calle Mateos Gago en Sevilha es una calle histórica e que tem sofrido várias modificações ao longo dos tiempos.
    Tu reportagem y magníficas explicações me dão a conhecer muito da tua amada cidade.
    Preciosas fotos, onde haces a comparação entre o passado e o presente.

    Besos, Manuel.

    ResponderEliminar
  20. Hola Manuel, un placer saludarte. Como siempre gran trabajo. Las fotos son preciosas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Mi querido y admirado Manuel.

    Bien sabes que me gusta leerte especialmente sobre la preciosa Sevilla.

    Te dejo esta perla futbolera para hoy.

    Recibe un fuerte abrazo!!

    HORARIO Y TELEVISIÓN DEL SEVILLA - LEVANTE
    Domingo 24 de octubre de 2021
    Sevilla FC - Levante
    LaLiga Santander
    Estadio Sánchez Pizjuán
    14:00 horas (CET)
    El partido se podrá seguir por televisión por LaLiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Ricardo. Y espero que hayas visto y disfrutado con el partido, donde goles no faltaron.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  22. Entrar a tu blod,es entrar en nuestra tierra.

    ResponderEliminar
  23. Una gran narración de la historia de esta calle no solo escrita también grafica.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Creo que la calle era mucho más linda antes

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  25. Amigo Manuel, algo tarde, pero llegamos, este resfriado otoñal me está fastidiando.
    Como siempre un placer viajar de tu mano por la historia. Las fotos y dibujos son maravillosos.
    Un gran abrazo y te deseo una buena semana Manuel.

    ResponderEliminar
  26. Por lo que podemos ver en la comparativa entre fotografías es una calle céntrica, situada junto a la Giralda, con gran sabor popular que no ha perdido encanto a través del tiempo. De tienditas de barrio con resabios tradicionales a bares con terracitas, eso sí. Pero sevillana y pura, con olor a azahar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  27. Es una gozada pasear de tu mano viendo lo que hay y al mismo tiempo lo que ha habido. Y siempre aprendiendo cosas realmente curiosas como lo que es un borceguí y donde se vendieron las primeras entradas para una representación teatral.
    Un abrazo, Manuel.

    ResponderEliminar
  28. ¡Uy que ilusión, Manuel! Largos años he pisado esas calles amadas de mi querida Sevilla. He vivido en la Plaza de Doña Elvira y en la calle Fabiola, con lo cual, mi vida ha discurrido por esa zona donde de alguna manera están escritos retazos de mi historia.
    No sabes como te agradezco estas maravillosa crónicas tuyas, aportando tantos detalles desconocidos para mi, y que estoy encantada de rescatar de tu mano.
    Gracias, mil gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que traigan bonitos recuerdos de los años que viviste en Sevilla.
      Gracias, por tus siempre amables comentarios.
      Un fuerte abrazo, amiga.

      Eliminar
  29. Siempre maravillosos tus reportajes, y yo muy feliz de pasar por aquí. Abrazos amigo Manuel.

    ResponderEliminar
  30. Io non sono mai stata a Siviglia ma ho letto con interesse il tuo post e ho ammirato le foto che mostrano la trasformazione di questa strada, nel tempo. Un caro saluto

    ResponderEliminar
  31. Uma bela reportagem e gostei do contraste do passado com o presente.
    Um abraço e continuação de uma boa semana.

    Andarilhar
    Dedais de Francisco e Idalisa
    Livros-Autografados

    ResponderEliminar
  32. Belíssima reportagem e excelente informação.
    Adoro ver a comparação das fotos antigas com a actualidade.
    Um grande abraço

    ResponderEliminar
  33. Priceless collection of photos and postcards depicting the history, culture and architecture of the street Mateos Gaga in Seville.The central street, close to the impressive Giralda, seems to be a charming reminder of Seville's past and present.

    ResponderEliminar
  34. Boa tarde. Parabéns pelo seu trabalho excelente e matéria rica.

    ResponderEliminar
  35. Que lindas fotos y todo lo que cuentas, muy interesante toda la historia, un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. It is interesting to see and compare the old and current photos of the places. I like the trees lined streets.

    ResponderEliminar
  37. ¡Ay, por dios que preciosidad de fotos, Manuel! Claro que se ve la diferencia de la calle más ancha y está preciosa con la giralda al fondo, es toto un lujo. Me perdí visitar Sevilla, si visité, prácticamente toda Andalucía con los viajes de IMSERSO, pero nunca nos llevaron a asa bellísima ciudad sevillana, donde hay mucha cultura representada digna de una mirada detenida.
    Voy conociendo algo por Internet.

    Buen fin de semana, Manu. Te dejo mi inmensa gratitud y mi gran estima por tu buen hacer. Un abrazo y gracias por tu palabras en mi blog.

    ResponderEliminar
  38. Hola Manuel
    ¡Qué maravilla como cuentas la historia de tu tierra!
    Y ni hablar las fotos con que acompañas tu puntilloso relato.
    Me gustan las de antes con ese toque nostálgico y las de ahora tan luminosas. Lo genial es ver ambas para tomar clara conciencia del paso del tiempo.
    ¡Amo esos coches que se ven en la bella foto de principio de los 30!

    Abrazo y que disfrutes de tu fin de semana

    ResponderEliminar
  39. Me he estado recreando viendo tantas y bonitas fotografías, sobre todo las antiguas y, es que me encanta todo lo pasado y nuestros pueblos todos son hermosos.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  40. Qué curioso todo. Lo de Borceguinería, y la casa de la calle Corral de D. Juan de gula y mala nota O_O Maremía.
    Excelente artículo, Manuel!
    Un fuerte abrazo :))

    ResponderEliminar
  41. Que belas fotos Manuel!
    As ruas, Bem bonitas e diferente das do meu país.
    Amo conhecer os diferentes países mesmo que seja por fotos.
    Muito bom artigo e enfim seu trabalho é maravilhoso. Aplausos!

    Um abraço e bom fim de semana.

    ResponderEliminar
  42. Hola Manuel, disculpa que haya tardado tanto en visitar tu blog pero ando poquito por bloguer.
    A mi también me gusta fijarme en esos detalles que comentas de las fotografías, las antiguas y las nuevas, no solo en el protagonista sino en aquello que lo rodea porque sí te da mucha información y también en el caso de las antiguas te hace volar la imaginación.
    Me gusta especialmente la comparativa de fotos entre las antiguas y las nuevas y ver cómo el paso del tiempo ha ido cambiando esas calles y la Giralda siempre ahí viendo pasar el tiempo.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  43. Manuel, é siempre gratificante visitar seu blog. Gosto de ler seu artigos que é um belo trabalho e muito belas fotos.
    Te agradeço pelo compartilhamento, e por deixar um pouco de sua história aqui.

    Obrigada amigo.
    Te mando um forte abraço.

    ResponderEliminar