martes, 20 de julio de 2021

Fotos antiguas de Montoro, Adamuz , Villa del Río y Villafranca de Córdoba (Córdoba)

Montoro (Córdoba)
Ciudad de 15144 habitantes según el censo oficial de 1910. Cabeza de partido de su nombre en la provincia y diócesis de Córdoba, audiencia territorial y capitanía general de Sevilla.
Está situada a 201 metros de altitud, en su recodo del río Guadalquivir, que en parte rodea la colina.
En su radio tiene las aldeas de Azuel, Cerezo y Cardeña y con menos de 1000 habitantes cada una; y los caseríos de Calcula, Cañada, Dehesa, Garci-Gómes, Colonia, Loma, Santa Brígida y Torrubia.
Tenía estación de ferrocarril, telégrafo y carretera que cruza el río sobre magnífico puente de piedra.
Había entonces agricultura y 150 molinos para aceite y harina, fabricación de tejidos y regular comercio de exportación.
Sus calles son estrechas y de piso desigual y estas, en número de un centenar, y sus varias plaza aparecían en esa época alumbradas por electricidad y empedradas. Había también posada, casino y centros de recreo: así como un buen hospital, creado en 1632, donde se instaló la antigua cofradía de Jesús Nazareno. Las escuelas eran buenas y concurridas.
Montoro es la antigua Epora mencionada por Plinio, en la ribera del Betis. Ocupada por los árabes, se fortificaron en ella, cercándola de muros y torres, y castillo de la Cava.
Alfonso VII la conquistó en 1155, dándole el nombre actual; pero a los dos años; reinando Sancho III, la recuperaron los musulmanes, hasta que Alfonso VIII la reconquistó el año 1190. De nuevo hubieron de abandonar los cristianos esta plaza en 1209, no sin antes destruir sus fuertes, que los moros reedificaron. Estaba reservada al rey Santo Don Fernando la definitiva conquista de Montoro en 1236 el día de su patrón, San Bartolomé.
A principios del siglo XIV tuvo Montoro, por señores feudales, a Gil Martines de Castro y su esposa doña Inés Alfonso; y a fines de dicha centuria, a Nuño Godoy y doña Elvira Diaz Tafur. Después  hasta mediado del siglo XVII, se halló la ciudad bajo la jurisdicción de Córdoba, hasta que compró al Rey la jurisdicción y señorío a fin de emanciparse. Pero en el siglo XVII, por no haber pagado el total precio estipulado, fue vendida la jurisdicción de Montoro a don Luis Méndez de Haro, Marqués de Carpio y Conde-Duque de Olivares, el cual fue creado Duque de Montoro, por Felipe IV. La supresión de señoríos restituyó a Montoro  su propia jurisdicción: y en 8 de Agosto 1808, Fernando VII la tituló Ciudad, noble y patriótica.
Sus vecinos guerrillearon contra el francés invasor, dejando incomunicado al general Dupon con la capital del Reino y con sus tropas de la Mancha. Irritado éste quiso incendiar la población.
También prestó esta ciudad grandes servicios al trono de Isabel II para su consolidación. Rechazó valerosamente a los carlistas en 1837.
Vista general de la ciudad. 1898.
Este magnífico puente de piedra, fue construido  a expensas del pueblo, allá por los años de 1500, cuyo coste pasó de 200000 ducados, por cuya notable obra los Reyes Católicos, desde Granada, concedieron a Montoro varias gracias y privilegios, confirmándolos después el emperador Carlos V, Felipe II, III y IV, y otros monarcas españoles.
Vista general.
Asentada la ciudad sobre la margen del río, ofrece pintoresco aspecto su caserío desigual, en cuyo centro se alza, majestuoso, el campanario de la parroquia.
Puente sobre el Guadalquivir.
Sirviendo de enlace a tres carreteras y uniendo la ciudad con el barrio de Retamar, aparece este majestuoso puente, de cuatro arcadas, construido en 1845. Mide 200 metros de longitud por considerable altura.
Casa del Ayuntamiento. 1914.
Data del siglo XIX, reformado en 1845. Recae a la plaza de la Constitución y ofrece preciosos detalles arquitectónicos en sus fachadas y, además, buenos salones en el interior.
Torre de San Bartolomé. 1916.
En sustitución del campanario derribado en 1807 se construyó esta torre en 1817, de 1257 pies de altura, con un coste de 396.000 reales.
La Virgen del Rosario. 1914.
En el Sagrario de San Bartolomé y en preciosos altar de orden plateresco, se venera esta antigua imagen de la Virgen, muy querida en Montoro.
El Nazareno. 1914.
Antigua imagen venerada en la iglesia de San Juan de Letrán y a la cual se rinde gran veneración en la ciudad. Mide 180 cms. de altura; viste túnica de terciopelo morado con riquísimos bordados en oro, y lleva a cuesta una cruz de plata.

Villafranca de Córdoba (Córdoba)
Villafranca con 2962 habitantes, según el censo oficial de 1910, dista 18 kilómetros de Montoro, también con carretera y estación de ferrocarril, a orilla del Guadalquivir, en terreno llano, cerca de las estribaciones de Sierra Morena, con buen clima y vientos del Oeste. Tenían alumbrado público por electricidad, y al carecer de puente cruzaban el Guadalquivir con una gran barca atada a un cable.
Palacio del Duque de Tarifa. 1916.
Luce su frontera este antiguo palacio ( aunque modesto, de señorial aspecto) en la misma calle donde están edificados la iglesia parroquial y el ayuntamiento.
La iglesia parroquial. 1914.
Edificada junto al Ayuntamiento, ofrece su sencilla frontera entre dos torres de escasa altura y cerrada por verja de hierro, está dedicada a Santa María de Aguas Santas.
El Ayuntamiento. 1914.
En un palacio antiguo y destartalado, situado junto a la iglesia parroquial y calle central del pueblo, apareciendo a su lado la cuadrada torre del reloj.

Villa del Río (Córdoba)
Villa del Río dista diez kilómetros de Montoro, con estación ferroviaria, carretera y 4044 habitantes según el censo oficial de 1910. Aparece situada a la orilla izquierda del Guadalquivir y a 168 metros sobre el nivel del mar. Resguardada por las colinas de San Cristobal, Morrión y Relaños. Su clima es templado. El terreno es llano, pero pobre para el cultivo.
Ermitorio de la Estrella. 1914.
Aparece situada cerca del pueblo y al pie de una colina poblada de bosque. Su fachada es sencilla, y en el interior se venera, en hermoso retablo moderno, la Patrona de la villa.
Puente Romano. 1914.
De remota antigüedad y tendido sobre el río Salado. Es un curioso monumento arqueológico, digno de ser estudiado por construir un raro ejemplar en buena conservación.
Plaza de la Constitución. 1914.
Resulta la más espaciosa de la población, situada en las afueras y no lejos de la iglesia parroquial. A ella recaen el ayuntamiento (con su alto reloj sobre su frontera) y los castillos árabes denominados Carit y Guars.
Puente de Hierro.
Es de construcción moderna, sirviendo de paso a la carretera de Villa del Río a Villanueva. Consta de tres tramos, más los estribos de piedra sillares.

Un aspecto del interior de la iglesia parroquial, después del incendio que destruyó totalmente cuadros, algunas imágenes, entre ellas un crucifijo de incalculable mérito por su antigüedad, y una bella Purísima que había en el suntuoso altar mayor. El resto de imágenes pudieron salvarse gracias al esfuerzo heroico de algunos vecinos y a los bomberos de Córdoba que acudieron tan pronto tuvieron conocimiento.
Un aspecto del baptisterio de la iglesia parroquia, que ha fue totalmente destruido, en 1931, a consecuencia de un incendio que fue, según casi todos los informes, intencionado.
Una de las escasas y valiosas custodias que pudieron ser salvadas del fuego por el vecindario.

Adamuz (Córdoba)
Adamuz con 7418 habitantes según el censo oficial de 1910, dista a 15 kilómetros de Montoro, sin estación de ferrocarril, en los estribos de Sierra Morena. Tenía entonces tres ermitas en el casco y seis en el campo, sobresaliendo la de la Virgen del Sol, Patrona de Adamuz, distante una legua, al Este, del pueblo. Las ermitas del interior del poblado está dedicadas a San Pio V (con algunos cuadros de mérito, y situada en la calle de Barroso); la de San Sebastián (en las afueras); y la de La Soledad (con pórtico cerrado por verjas y de modesto aspecto).  El origen de Adamuz es antiquísimo; y su nombre deriva de la palabra hebrea  Adamotz que significa tierra colorada. No es la antigua Vogia de Ptolomeo, y se ignora su historia antigua.
Parroquia de San Andrés. 1914.
Dista 100 metros al Sur de la población, se reedificó en 1549, constando de tres naves construidas de sillares. Su cuadrado campanario es una fuerte torre de piedra.
Torre del Pósito.
Fue construida en 1566, y en ella se ha colocado un moderno reloj por cuenta del Ayuntamiento, remata en terraza, rodeada de arcadas y cubierta de tejas.
La Virgen del Sol. 1914.
Esta antigua imagen, encontrada en el paraje donde se erigió su ermita, es la Patrona de la villa y tiene cofradía fundada en 1630.

33 comentarios:

  1. Thank you. History - and rather a lot of beauty.

    ResponderEliminar
  2. Buenas siempre tus entradas Manuel cuanta historia nos cuentas en ellas. Me encantan los puentes, pasión por ellos amigo y más ese sobre el río Salado,con sus arcos pequeños entre los grandes.
    Buen martes. Cuídate.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Preciosos rincones de Córdoba, Manuel.
    Conozco Montoro y es precioso.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. De todos los pueblos que nos presentas me ha sorprendido Montoro con su rica y trascendental Historia.Cuantas maravillas tenemos en toda la geografía española, somos muy afortunados en este sentido.Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hace algún tiempo pude conocer Montoro. Lo que siento es que por entonces no tenía cámara y no guardo ninguna foto de cuando estuve por allí. Me sorprendieron mucho las vistas desde la distancia y como se acercaba la Navidad, no me fui de allí sin llevarme los típicos mazapanes de Montoro...¡no sabes lo bien que olía la fábrica!, cuando entrabas en ella.

    Al visitar la ciudad de Cuenca, me encontré en el mismo hotel una familia que procedían de Montoro y le dije que cuando he visto las casas colgadas de Cuenca, me recordaron las vistas de cierts casas que contemplé en dicha localidad y ellos coincidieron conmigo en mi apreciación.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. De nuevo nos traes un buen articulo donde nos dejas la historia de unas localidades de tu Andalucía en este caso de Córdoba. Una lastima se quemase la iglesia de Villa del Río y se perdiese sus obras de arte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Otro magnífico artículo que recorre la extensa historia de estos pueblos andaluces. No conozco Montoro. Pero si algún día tengo oportunidad de ir me acordaré de lo descrito aquí.
    Genial, como siempre, pasear por la historia de tu mano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Como siempre amigo mío, nos traes un bello reportaje y un buen artículo, dé esa entrañable parte de Córdoba. La pena es que se pierda parte de bellos edificios de incalculable valor. Da gusto recrearse en el pasado amigo mío.
    Un fuerte abrazo y buen resto de semana amigo Manuel.

    ResponderEliminar
  9. Me encantan las imágenes tuyas. Muchas gracias.

    Saludos desde Londres.

    ResponderEliminar
  10. Que bonita historia nos cuentas hoy, desconozco el lugar pero al leerte lo imagino. Saludos amigo Manuel.

    ResponderEliminar
  11. Como siempre sorprendentes y muy bien documentadas, de ellas solo conozco Montoro, hace unos años se celebró allí el
    Encuentro Andaluz de acuarela y tuve la ocasión de recorrer sus calles, pintar por ella y disfrutar de ese bonito pueblo.
    Tenemos tanto por conocer amigo Manuel.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  12. Siempre nos traes preciosos reportajes que me encantan. Una preciosidad las fotografías y lo que nos cuentas. Un abrazo fuerte Manuel.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola, Manuel!

    Aunque la estrella de hoy es Montoro con su historia y su privilegiado enclave geográfico, también me ha encantado el recorrido que realizas por los otros municipios cordobeses. Una vez más seguimos aprendiendo historia y geografía a través de tus ojos.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. El Guadalquivir y la Sierra Morena, son emblemáticos. Y se han quedado en mi memoria por las películas ibéricas con esta locación, con alzados e insurgentes. Las novelas también tocan estos espacios. Me llama la atención esa lucha de reconquistas con los musulmanes, que han dejado su sello cultura en Córdoba, y esa herencia de puentes de piedra de la cultura romana, supongo.
    Un abrazo, apreciado, Manuel desde mi cubil colombiano.
    Carlos

    ResponderEliminar
  15. Esa ciudad fue un "toma y daca" entre moros y cristianos.

    ResponderEliminar
  16. Adoro observar fotos de outros tempos.
    Brilhante selecção de fotos antigas.
    Bom fim de semana
    Abraços

    ResponderEliminar
  17. Un reportaje magnífico.
    Mil aplausos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Vaya colección espléndida, Manuel.
    Me ha impactado ver las imágenes de la parroquia de Villa del Río tras el incendio, por su similitud con las de la cripta de la Sagrada Familia en 1936.
    En Barcelona está demostrado que fueron los milicianos, porque se hicieron fotos profanando el lugar y sus elementos sagrados, como en otros de los 150 iglesias y conventos que destrozaron.

    Saludos y buen inicio de vacaciones.

    ResponderEliminar
  19. Sitios tan pintorescos, con tanta historia y tan cerca de nosotros.

    Un buen post Manuel para despertar el interés por lugares tan interesantes.

    BESOS

    ResponderEliminar
  20. Entrar a tu blog,es entrar a la cultura.

    ResponderEliminar
  21. Hola Manuel
    Hermoso recorrido por el pasado, con tu minucioso relato acompañado de tan bellas fotos.
    Me fascinan los puentes, particularmente los de piedra como los que nos muestras en esta entrada.

    Gracias por compartir
    Abrazo va desde mi sur

    ResponderEliminar
  22. Qué barbaridad con Montoro. Todo el mundo la quería, la conquistaba, reconquistaba y vuelta a conquistar. Qué interesantes son tus artículos, Manuel.
    Un abrazo !

    ResponderEliminar
  23. Nice black and white pictures. A place rich in history. A great and interesting place to visit.

    ResponderEliminar
  24. Hola Manuel... Unas imágenes muy evocadoras de la bonita Montoro... Que tengas un buen fin de semana...

    ResponderEliminar
  25. Buen post, me encantan las fotos y las postales antiguas. Cuídate mucho.

    Besines utópicos.-

    ResponderEliminar