lunes, 10 de junio de 2019

Fotos antiguas de Olvera, Setenil y Algodonales, (Cádiz)

Olvera (Cádiz)
Ciudad de 10.278 habitantes, según el censo oficial de 1910; cabeza del partido judicial de su nombre y situada en una altura que comprende varias colinas y quebrados riscos.
Las aguas de esta ciudad son buenas y abundantes y algunos de los manantiales, tienen  virtudes medicinales. distinguiéndose,  entre éstos,  el de aguas sulfurosas, con establecimiento, conocido por "Balneario de la Sarna".
Riegan el territorio el Guadalporcún y multitud de pequeños tributarios del mismo. entre los que solamente el arroyo Salado es digno de mención.
Los productos agrícolas eran: abundantes cereales, aceite, algo de vino, pastos, frutas muy sabrosa, hortalizas y bellotas. Se críaba ganado de toda clase, aunque no en gran cantidad y la caza menor era abundante.
Las principales industrias dependían de la agricultura, siendo la molinería de harinas y de aceites las que rendían mayor riqueza. Había también algunas fábricas de aguardientes, una de chocolate y otra de electricidad, para el alumbrado.
Esta ciudad fue mansión del Itinerario Romano, donde se la designa con el nombre de Hippa. Fue reconquistada a los moros, en 1327, por Alfonso XI, siendo nuevamente acometida por aquellos en 1482, en cuya ocasión sufrió muchas penalidades.
Vista general de Olvera.
Se halla el caserío caprichosamente esparcido entre los riscos.
Entrada a la ciudad.
Llegando por la carretera de Pruna ofrece la ciudad un aspecto sumamente pintoresco.
Peñón de la Tahona.
En medio de la ciudad surge este imponente macizo rocoso.
La Alameda.
Así se llama, a pesar de su falta de arbolado, este punto céntrico de la ciudad.
Calle de Sagasta.
Las vecinitas esperan turno para llenar su cántaro en la fuente pública.
Calle del Mercado.
Sobre los modestos edificios se alza el espadado del peñón del castillo.
El Castillo.
Ruinas de la antigua fortaleza que defendió la ciudad desde lo alto del peñón.
Parroquia de la Encarnación.
Templo de grandes proporciones y airosa fachada correspondiente al estilo del siglo XVIII.
Interior de la iglesia parroquial.
El púlpito, los zócalos de las pilastras y otras partes son de mármol de la cantera del término.

Setenil (Cádiz).
La villa de Setenil está situada en los márgenes del Guadalporcún, en territorio irregular, a 18 kilómetros de la cabeza de partido y a 10 de la estación de su nombre, en la línea de Algeciras a Bobadilla.
El clima es bonancible y sano y la principal riqueza del término consistía en la producción de cereales, aceite y bellotas.
Setenil corresponde a la antigua Lacipo, citada por Mela, Plinio y Ptolomeo; hoy se la distingue, vulgarmente, con el nombre de Setenil de las Bodegas. De su confusa historia solo se comprueba que fue reconquistada a los moros por Fernando V, en 1484.
Vista general de Setenil. 1912.
Altar mayor de la parroquia. 1912.
Son interesantes la mayor parte de los retablos contenidos en esta hermosa iglesia, cuya bóveda de crucería nos indica que fue construida a principios del siglo XVI.
Vista parcial de Setenil tomada desde el río. 1904.
Casas de Setenil construidas al pie de una montaña. 1904.
Exterior del Parador de la Victoria. 1905.
Interior del Parador de la Victoria, donde se hospedaba el "Vivillo" cuando era contrabandista. 1905.
La guardia civil del puesto de Setenil que persigue a los bandidos, descansando durante un reconocimiento en la sierra. 1905
El Cabo Romano, Comandante del puesto de Setenil que perseguía tenazmente a la partida del "Vivillo".
D. Pedro Guzmán, víctima del "Vivillo", el cual le robó, en la Cañada del Boquerón, el día 20 de Septiembre de 1905, la cantidad de 2000 duros.
De esta forma quedaron las siete víctimas que atacó el "Vivillo" y su partida, en la Cañada del Boquerón.
Algodonales (Cádiz)
Algodonales con 6.461 habitantes, según el censo oficial de 1910, es una importante villa, puesta en una llanura, a la falda de la sierra de Lijar, dista 20 kilómetros de la cabeza de partido y a 32 de la estación de Montejaque. La sierra resguarda a la población de los vientos del Norte, por lo que el clima es templado y saludable. Sus montes estaban poblados de encinas, arbustos y pastos y una de las lomas se hallaba cubierta de viñedos y olivares, siendo el valle muy vegetado y ameno.
La aguas eran abundantísimas y de inmejorable calidad, cruzándose en diversos sentidos las acequias del regadío de las huertas. El término está bañado por el Guadalete, y producía principalmente aceite, cerales, vinos, frutas y hortalizas y legumbres. Críaba ganado de todas clases, especialmente vacuno, cabrío, y lanar. Tenía fábricas de aceite, de aguardientes y de harina, y una de electricidad.
El origen de esta población data tan solo del siglo XVI, ofreciendo, durante la guerra de la Independencia, el acto más brillante de su historia, que fue la resistencia heroica opuesta al ejército francés. 
Fuente de Catorce Caño.
Tan numerosos como abundantes de agua son los caños que manan de esta fuente, situada en típica barriada.
Altar de las Ánimas.
Curioso relieve escultórico de la época barroca.
Paseo de Ríos Acuña.
Delicioso lugar arbolado, al fondo del cual se destacan la elegante fachada y esbelta torre de la iglesia parroquial.
Calle de Ríos Acuña.
Viene a continuación del paseo del mismo nombre, y es una de las más importante de la población.
Vista parcial de Algodonales.
Hermosa situación de la villa, en una llanura tendida a la falda de la sierra de Lijar.

38 comentarios:

  1. Hermoso lugar y muy lindas las antiguas fotos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Dos puntualizaciones: el duque de Béjar fue también señor de Olvera durante siglos, plaza que le fue concedida por sus servicios en las conquistas de distintas ciudades andaluzas; y Setenil la conozco por sus bodegas. Las casas que se encuentran situadas bajo las roca madre de la montaña aislan del calor y otorgan una temperatura ideal para criar buenos vinos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito paseo por estos pueblecitos de Cádiz absolutamente adorables.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Qué lujo Manuel. Mis padres, y hermanos son de la comarca del Campo de Gibraltar y yo he tenido la fortuna de recorrer la serranía gaditana y sus pueblos blancos en varias ocasiones. Los enrejados de Olvera, las casas-cueva de Setenil o la maravilla que es Algodonales las llevo grabadas a fuego. Me ha encantado es mirada en blanco y negro y saber también los datos de lo que producían esas poblaciones. Excelente trabajo y documentación.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Manuel, siempre que llego a tu espacio, te robo cosas que desconozco totalmente y me pregunto...¿por qué no escribes un libro con tantas cosas inéditas sobre Sevilla y sus pueblos que nadie sabemos? Eres un narrador maravilloso y tus fotografías tienen el valor de lo antiguo, de una época que forma parte de la historia de los sevillanos y de todos los españoles? Ahora en este mundo nuestro tecnológicamente saturado, se intenta volver a nuestros orígenes y tú lo haces de una forma magistral.

    Te dejo un abrazo con cariño y admiración por tus bellas entradas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Angeles por tus cariñosas palabra. He tenido alguna que otra oferta, así como también me lo he planteado en alguna que otra ocasión, pero, el resultado final siempre ha sido el mismo: que no tengo tiempo ni para rascarme, y un libro es una cosa muy seria, y a la que hay que dedicarle mucho tiempo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. La única que he visitado es Setenil de las Bodegas...tenía bastante ganas de ir por allí. Para nada me defraudó lo qu pude ver en esa población. Por ahí tengo guardado en el disco duro las imágenes que tomé y que subí hace ya un tiempo en una de mis entradas al blog.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Unos pueblos preciosos que me gustaría conocer, me ha encantado el reportaje pues las fotos antiguas les encuentro un atractivo especial.Saludos

    ResponderEliminar
  8. Otra vez, Manuel, publicas fotos entrañables que provocan ese agradable "sabor" a antaño.Me hace gracia la Alameda con 0 árbol.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta venir a leerte. Un saludo desde Almería

    ResponderEliminar
  10. Que lindo reportaje ( no me canso de decírtelo ) me encanta las postales y todo lo que nos cuentas. Un abrazo fuerte Manuel.

    ResponderEliminar
  11. De nuevo nos traes un buen reportaje de unas localidades aunque solo me suena la localidad de Setenil y en especial su barrio de viviendas escavadas en la montaña.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Un fantástico recorrido!!.
    Espero poder conocer esas localidades cuando viaje a Cádiz.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Manuel.
    Me ha encantado viajar de tu mano por estas poblaciones que no tengo el gusto de conocer directamente, pero que ha sido un placer leer tus explicaciones, para mí tan importantes. de no ser por ellas lo demás no tendría importancia ya que no puedo gozar de las imágenes.

    Un cordial saludo con mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Manuel!!! Muy interesante, en honor a la verdad nunca había oído nada de estas localidades.. Cuanto se aprende!!! Que tengas un buen fin de semana

    ResponderEliminar
  15. Estuve en Setenil hace unos veranos y se mantiene todo el encanto de las casa en la roca.
    Un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  16. Hola Manuel, que hermosas fotos antiguas, de belleza especial no conozco Cádiz, de España sólo Madrid y el equipo de futbol, que me gusta seguir,ja.
    Te felicito por hacer conocer las riquezas de tu tierra. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  17. Hola, Soledad. Muchas gracias, y decirte que han llegado los tres comentarios, por lo que ha podido ser algo puntual.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. My friend,
    Your blog is one of the most full sites about history. Every post of yours is a great lesson for all of us.
    Thank you very much for your comment in my blog.
    We will be in touch.

    ResponderEliminar
  19. De nuevo paso por aquí para saludarte y agradecerte de todo corazón tus palabras en mi blog que me han llegado al alma.
    Siempre agradecida, un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Podían haberle puesto otro nombre al balneario, anda que ya les vale.
    Buena entrada Manuel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Las sierras de Cadiz,tanto tiempo olvidada,en la actualidad para resurgir

    ResponderEliminar