viernes, 12 de febrero de 2016

El Puente de Barcas y puentes menores de Sevilla


El Puente de Barcas
Estaba situado en el mismo lugar que ocupa el de Isabel II (Triana), Gonzalez de León lo data en el 567 de la hégira  (1171) por los almohades bajo el mandato de Jusef  Abu Yucub Yusuf. A lo largo de los siglos ha sufrido frecuentes roturas y recomposiciones. Entre las más significativas sobresalen, la realizada por la flota del almirante Bonifaz (1248), la intencionalmente provocada para que Felipe II paseara con su galera (1570), la inducida por la gran tempestad de 1544 y la de 1603 con motivo de la llamada inundación de Santo Tomé.
En el primitivo puente, el número de barcas fondeadas con grandes anclas en el río que soportaban un paso o tablero segmentado para absorber los movimientos continuos del río, fue variable. En los planos del siglo XVIII  constaba de once barcos, en 1845 cuando se traslada mientras se construye el nuevo puente de Isabel II en el mismo lugar que ocupaba éste, vemos diez; y por último, efectuado el traslado se dejan nueve, seguramente porque el ancho del río es menor que del anterior emplazamiento: Todos encadenados, con dos pilastras en las embocaduras para prevenir las recias acometidas del agua.
El primitivo Puente de Barcas, (1171 -1850).
Foto: Vizconde de Vigier (Calotipo) 1850. Foto: Colección del Duque de Segorbe, álbum Sevilla 1851.
En un estudio hecho por José M. Suárez Garmendia para la "Obra Cultural del Monte de Piedad y Caja de Ahorro de Sevilla", nos cuenta lo siguiente:  Para formarnos una idea cabal del tráfico que soportaban las desniveladas tablas del precario Puente de Barcas, hay que hacer referencia a los datos tomados en 1844, desde las 12 de la noche del día 2 de Junio hasta igual hora del día 11, con motivo de realizar un cálculo sobre la rentabilidad de establecer un pontazgo o dos pontazgos en el Patrocinio y en el Tardón para concurrir a los gastos que ocasionaría la construcción de un puente fijo, se estableció una contabilidad de los carruajes, caballerías y demás que por los citados puntos atravesaban de cuyo estadillo resultan para el puente de barcas los siguientes datos:
CABALLERÍAS MAYORES         CABALLERÍAS MENORES          CARROS DE UNA MULA
      Cargadas :   8466                                 Cargadas:   10705                               Cargados:   124
   Descargadas: 7092                              Descargadas:   8852                             Descargadas: 132

CARROS DE DOS MULAS        CARROS DE TRES MULAS      CARROS DE CUATRO MULAS 
       Cargados:    401                                 Cargados:    56                                     Cargados:    34
   Descargados:   228                            Descargados:    25                                 Descargados:    9

            CARRETAS                                          COCHES                                        CALESAS
Cargadas 291 y descargadas 195                              136                                                   173
                                                                        G A N A D O S
            VACUNO                       YEGUAR                     LANAR                    DE CERDA
                  198                                  287                               2351                              150

Así pues, se calculaban en 541.012 reales lo que aportaría los pontazgos del Tardón y Patrocinio y en 497.114 lo que produciría el puente. estos datos fueron básicos para determinar el canon de los pontazgos que se impuso el 16 de Diciembre de 1844 a todos los vehículos que atravesaban por el Patrocinio y el Tardón por Real Orden.
Suárez Garmendia nos cuenta también otra cuestión importante referente al puente de barcas que fue todo lo relativo a su mantenimiento y seguridad. Los esfuerzos realizados por el Ayuntamiento para atender a estos aspectos se vieron desbordados en numerosas ocasiones ante la impetuosidad con que el Guadalquivir incidía sobre el puente que se veía aumentada porque los materiales que arrastraban sus aguas actuaban de tapón sobre el mismo multiplicando el esfuerzo. Estas circunstancias aunque estaban previstas, hicieron que, en varias ocasiones, hubiera que ir hasta Coria a recoger algunos de sus barcos. El Ayuntamiento, consciente de la importancia de esta comunicación y para paliar en lo posible estos contratiempos, mantuvo siempre una estrecha vigilancia sobre el mismo para lo cual había previsto una Diputación Municipal y un Maestro Mayor del puente. El interés en mantener la comunicación entre las dos riberas y el frecuente deterior a que estaban expuestas sus instalaciones constituían un capítulo de gastos para el municipio que se evalúan en el quinquenio 1827-33 en 1.060.300 r.v., mientras que años después, en 1845, Juan de Senovilla calculaba en 4.000.000 de reales de vellón* la construcción de un puente de piedra y de hierro. La Corporación Municipal consideró que aquellos gastos anuales, prácticamente tirados al río, podían servir para amortizar cómodamente el capital e intereses que exigía la edificación de un puente fijo y de la mayor solidez.
*Fernando VII fue el último monarca que acuñó el real tradicional, Isabel II tan solo acuñó monedas con facial expresado en reales de vellón (nombre de la aleación de cobre y plata en que estaba acuñado) con una equivalencia de 2,5 reales de vellón por cada real tradicional.
Puente de Tablas
Puente de Tablas 1920. Foto Anónimo. Col. particular.
 El viejo puente de tablas (1896 -1959)
Foto: Carlos Lacave(Gelatinohaluro Estereoscópica). 1904
Situado en Chapina la "Pasarela del agua" conocida como el "puente de tablas" fue inaugurada el 23 de Abril de 1896. El proyecto obra de Carlos A. Friend y Alfonso Escobar, por encargo de la Compañía inglesa de Aguas "The Seville Water Works Company Limited", resultado del informe demográfico-sanitario del Dr. Ph. Hauser (1882). Se derribó en 1959.
Puente del Ferrocarril 
 Imagen de los tres puentes de Sevilla, el del Ferrocarril a Huelva,  el puente del agua o "Pasarela del Agua" y el de Isabel II. Postal 1903.
Estos dos puentes menores su construcción eran también de hierro, pues al vertiginoso avance de esta arquitectura, se instalan en Sevilla numerosas construcciones que, a partir del Puente de Isabel II irían en aumento hasta casi mediados del siglo XX.

58 comentarios:

  1. Joder y aportando cifras y todo, para explicarnos que con ese dinero se amortizaría el coste del puente. Eres un fenómeno tío. Por cierto una de las plazas de España, más bonitas que he visto es la de Sevilla, y he visto unas cuantas.

    Abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena información de los puentes, creo que en todas partes eran así ante los puentes de madera y duraban muchos años bonitas fotos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gladys.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  3. Realmente impresionante...ver el paso de los años !


    Gracias

    ResponderEliminar
  4. Excelente e magnifico trabalho.
    Um abraço e bom fim de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Francisco.
      Un abrazo e igualmente.

      Eliminar
  5. ¡Que buen post Manuel! ¡Con lo que tiembla el puente de Isabel II cuando pasan las cofradías de Triana no me quiero ni imaginar lo que temblaria el de barcas!
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, que razón tienes.
      Gracias Isabel, y un beso.

      Eliminar
  6. Que bonita la del puente de las barcas!, siempre con tan buenas explicaciones y encontrando buenos tesoros de un pasado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Por aquí en alguna provincia aún contamos con esos lindos puentes de madera hechos a mano, sobre todo en las zonas costeras... besos Manuel un gusto venir a saludarte y encontrar historia.... besos :*

    ResponderEliminar
  8. Cuanta madera se debía emplear para construir los puentes en aquellos tiempos, preciosas fotos de ellos, ahora que yo no se si me atrevería a pasarlos como lo hacían las señoras de las fotos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Cuanta historia y cuanta vida habra pasado por ese puente. Bellezas que las imágenes nos regalan y nos llevan a conocer.

    Gracias Manuel por compartirla.

    Rosa

    ResponderEliminar
  10. Una reseña fotográfica curiosa, de gran interés y aportación histórica.

    Un saludo: Juan.

    ResponderEliminar
  11. Gran reportaje Manuel, la primera trianera que cruzó ese Puente de Barcas en 1.930 fue la Virgen de la O, aunque tenía que haber sido la Esperanza, pero llovió en la madrugá. me ha encantado especialmente tu entrada amigo. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Pepe, como siempre aportas interesantes datos, muchas gracias. Se que se trata de un error mecanográfico, que con tu permiso voy a rectificar, el año es 1830.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. Hola Manuel precioso reportaje, con un relato muy ilustrativo,y una colección fotografica excelente, ¡Gracias por compartir!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Wow, Manuel, me ha fascinado la tabla con la cantidad de peso de carruajes, calesas, etc. Impresionante trabajo el que haces.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Interesante reportaje. Lo que siempre me sorprndió es que en Sevilla no hubiera un puente fijo que uniera ambas orillas hasta el siglo XIX.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde el siglo XVI hubo varias propuesta e incluso proyectos, pero nunca se llevaron a cabo.
      Gracias, amigo.

      Eliminar
  15. UFFFFFF QUÉ REALISMO ESOS PUENTES DE TABLAS!!
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  16. Magnifica entrada Manuel, me aportas mucho conocimiento cada vez que te visito, felicidades y gracias por traerlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Un estupendo reportaje!!.

    Siempre aprendo al leerte. Mil gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Estou a tentar visitar todos os seguidores do Peregrino E Servo, e verifiquei que eu estava a seguir sem foto, por motivo de uma acção do google, tive de voltar a seguir, com outra foto. Aproveito para deixar um fraterno abraço.
    António Jesus Batalha.

    ResponderEliminar
  19. Manuel, magnifico trabajo el que nos dejas, esta hacho todo un profesional, con esas recopilación de imágenes. Con un contenido muy ilustrativo.
    Un grande abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Hola: disfruté mucho conociendo el Puente de Tablas. Un reportaje muy exhaustivo y completo. Un placer leer el relato. Las fotos son fabulosas. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  21. Manuel, gracias por tu comentario, te dejo respuesta en mi blog, ya arreglamos lo de la minuta.

    Me encanta los puentes, me atraen de una manera romántica como esa pasarela que comunica dos orillas, que se asienta tozuda en lo profundo de las aguas... y también me interesa mucho todo lo relativo a su construcción, resistencias de materiales, arquitectura...no sé, me fascina que algo aprentemente frágil, en muchos casos, no en el de Triana, aguante "carros y carretas" el paso del tiempo...crecidas, reconstrucciones mil...y hasta caprichos reales...

    Te puedes imaginar lo que he disfrutado, además las fotos son muy bellas, y en esa visita pendiente que tengo por ahí, me las daré de erudita puentil tirando de tu manígfico post.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  22. Muito interessante toda a informação e documentação das pontes, com belas imagens , numa bela viagem ao passado.
    Apreciei sobretudo a velha ponte das Tablas em madeira, e a tabela com as quantidades discriminadas da utilização da ponte.
    Completíssimas informações, muito bem ilustradas.
    xx

    ResponderEliminar
  23. Magnífico, como siempre, reportaje sobre el Puente de Tablas.
    Las imágenes y el documento son excelentes.
    Abrazos y Besines.

    ResponderEliminar
  24. Boa noite Manuel.
    Muito belo e impressionante, informações bem detalhadas. Um feliz final de semana. Abraços.

    ResponderEliminar
  25. Amigo Manuel,tu blog es un punto de encuentro para todas las personas amantes de postales,que transmitan cultura
    Saludos desde Jerez

    ResponderEliminar
  26. Gracias por tanta maravilla a mi tierra.
    Besitos

    ResponderEliminar
  27. Bello y hermosa entrada nos has regalado amigo Manuel

    Gracias por compartir

    Quiero agradecerte tu comentario y si te pasas por mi blog te he dejado algunas preguntas

    Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
  28. Hay que ver como se las ingeniaban para sortear los ríos. En algún lugar aún utilizan puentes de madera.






    saludos.

    ResponderEliminar
  29. Obrigada por me dar a conhecer este trabalho magnífico.

    Um beijinho

    ResponderEliminar