lunes, 10 de septiembre de 2018

Pabellón de Argentina, en la Exposición Iberoamericana, de Sevilla.


Pabellón de la República Argentina, en la Exposición Iberoamericana, de 1929. 
S. M. el Rey Don Alfonso XIII, en Abril de 1926, llegando a los terrenos asignados a la República Argentina, en la Exposición Iberoamericana de Sevilla, para presidir la ceremonia de entrega de dicho solar, al embajador argentino Sr. Estrada. Durante el solemne acto rindió honores, una compañía de marinería de desembarco, del crucero "Buenos Aires".
S. M. el Rey que tiene a su izquierda al embajador argentino Sr. Estrada, rodeado de ilustres personalidades, al terminar el acto de entrega de los terrenos.
Pabellón de la República Argentina.
El Pabellón de la República de Argentina, destacaba por su originalidad y buen gusto y por el arte con que había sido construido. El autor de este bello palacio, el ilustre arquitecto argentino Sr. Martín S. Noel, tuvo el acierto de enlazar fraternalmente dos estilos, el barroco andaluz y el virreinal con elementos indígenas americanos. La elegancia española con las riquezas decorativas de allende el mar, y la gracias andaluza con la vistosidad de los raros pájaros, y las pintadas flores del nuevo continente. El genio del Sr. Martín S. Noel al unir en piedra los espíritus de Argentina y España, quiso hacer resaltar en su obra un hondo simbolismo y una viva emoción de recuerdos...Por eso ha vaciado del Pabellón Argentino en los moldes del estilo barroco andaluz, arte que acaso se engrandeció en América, y sin duda en América se extendió gracias a España.
El arquitecto argentino Sr. Martín S. Noel, director de Bellas Artes en la República Argentina y enviado extraordinario a la Exposición Iberoamericana de Sevilla.
Frente sobre el Paseo de las Delicias del Pabellón de la República Argentina.
Frente lateral del Pabellón de Argentina.
Otra fachada del Pabellón argentino.
El día 9 de Mayo de 1929, se inauguraba la Exposición Iberoamericana.
S. M. el Rey y el Sr. Cruz Conde, a la salida del acto inaugural, conversando con el Sr. Larreta y el Embajador de Argentina, Sr. Mansilla.
Portada del magnífico Pabellón de la Argentina.
Fachada principal del Pabellón de Argentina.
El edificio es asimétrico, resultando de esta variedad una gran belleza,; la fachada consta de tres puertas, penetrándose por la del medio a un hermoso patio sobre el cual hay amplios corredores. La torre -casi castellana- de homenaje, que preside el gran edificio, las cúpulas, las labores en ladrillo, los graciosos frisos en maderas que recuerdan los primitivos entablamentos griegos y, en fin, el conjunto y la situación del Palacio, producen una excelente impresión.
Este edificio que aún se conserva, actualmente es el Conservatorio Profesional de Danza Antonio Ruiz Soler.
Entrada al patio central del Pabellón de la Argentina.
Aspecto del patio central y galería alta.
Una de las típicas ventanas que dan al patio central.
Dos perspectiva del majestuoso patio
Galería lateral del magnífico patio central del pabellón, en la Exposición Iberoamericana de Sevilla.
Galería alta del citado pabellón.
Detalle de la galería alta.
Tenía una sala destinada a teatro, en la que predominaba la riqueza y el buen gusto, tanto en la decoración como en el artesonado de la misma.
A ambos lados del Pabellón Argentino se levantaron dos pabellones, para dos grandes diarios bonaerense.
Desde los amplios miradores de aquél, se contempla el majestuoso río Guadalquivir, pródigo en sensaciones poéticas, y los muelles del importante puerto sevillano.
Reja de madera construida en la galería alta del patio de honor.
El Director de la Exposición, Sr. Cruz Conde, y el Embajador de la Argentina, Sr. Mansilla, durante el acto de descubrir la lápida de bronce que perpetuará la memoria del creador del "Día de la Raza", Sr. Irigoyen.
SS. MM. los Reyes, la Familia Real, y los señores Larreta y padilla, al terminar la solemnidad.
Profesores normalistas de Argentina que visitaron la Exposición, al salir del Pabellón de dicha República.
Las autoridades de la capital y personalidades argentinas, durante la fiesta celebrada en el pabellón de este país.
El alcalde y otras distinguidas personas en los jardines del pabellón argentino, viendo asar carne al estilo de aquél país.

Para conocer otros temas de esta Exposición, hacer clic AQUÍ

62 comentarios:

  1. Realmente interesante ...

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  2. Es un edificio maravilloso con una fachada y puerta de acceso espectaculares.¡Cómo disfruto leyendo cosas de esta época Manuel!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Estas visitas al pasado que interesantes son.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Precioso el pabellón de Argentina...nos has trasportado a esta maravillosa exposición del siglo XX y de verdad que la he disfrutado.Saludos

    ResponderEliminar
  5. Un estupendo trabajo, Manuel. Conviene traer al blog documentos e imágenes del pasado para aprender y no olvidar, sobre todo, valorar lo que tuvimos, tenemos y no queremos perder para el futuro.

    Enhorabuena.

    Ya sabes lo que aprecio estas entradas, para mí, impagables.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Que genial ver esto, sobre la historia, abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Que bonito edificio, debió de ser muy interesante esta exposición, un abrazo y como siempre me encantan las fotos.

    ResponderEliminar
  8. Quizá uno de los pabellones más visitados de la exposición por ser uno de los países que mayores lazos unían con España entre los de Latinoamérica. Es curiosa esa fusión, tan americana, entre lo español y lo colonial.
    ¡Qué pena que desapareciera!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ha desaparecido, Carmen, ya lo digo en la entrada que actualmente es el Conservatorio Profesional de Danza.
      Muchas gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  9. Bonito pabellón. Bien merece ser recordado.
    Muchas gracias por tu excelente explicación.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Es un placer volver a visitarte querido amigo, Manuel después de los meses de verano en los que cierro mi blog.
    ¡Me encanta saber de esos viejos edificios tan queridos para mi!
    Mi historia, o un poquito de ella se esconde por esos lugares que con tanta maestría nos enseñas.
    Mil gracias.

    ResponderEliminar
  11. Que bien te documentas. Sería muy interesante que esto lo verán muchas personas, sobre todo los jóvenes.
    No te he visitado antes porque he estado un poco pachucha, nada importante.
    Un beso amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María, y me alegro de que no haya sido nada importante.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Querido amigo leerte es llenarse de cultura, que buen trabajo. Enhorabuena. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Que gran exposición, una muy buena entrada, acá estoy de regreso despues de mucho tiempo de ausencia en mis blogs, a sido un agrado visitar de nuevo tú blogs. Saludos feliz martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha gracias, Gladys, y bienvenida de nuevo.
      Saludos.

      Eliminar
  14. Un magnifico reportaje como todos los tuyos sobre este magnifico pabellón que según nos dices sigue en pie, cosa que no se puede decir de otros de otras exposiciones.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Muy buen testimonio escrito y visual de es exposición que pasó a la historia de la ciudad.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. ¡Pensar, Manuel, que esos personajes que revives estupendamente se sentían en esa década de los años 20 del pasado siglo, inmersos en la modernidad y el progreso!

    Habrá otro Manuel por allá en el próximo siglo que recuerde nuestros tiempos. Ese Manuel tal vez llegue a su oficina ultra inteligente, volando en su propio automóvil, utilizando semáforos a 10 mil metros de altura.

    Abrazo chileno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que habrá otro Manuel, como también, otro Esteban.
      Gracias, y un abrazo.

      Eliminar
  17. Todo un mundo por descubrir en estas exposiciones antiguas.
    Gracias por traerlas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Me encantan tus entradas, nos enseñas cosas muy interesantes. Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  19. La verdad es que el pabellón era una auténtica maravilla. Muy buen reportaje, Manuel. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Wow !

    what an exciting stuff to see here my friend!

    i really adore your taste and love for olden stuff and glimpse of past

    it revealed that i knew less ,so glad to visit here

    terrific place and magnificent sharing

    ResponderEliminar
  21. Buenos Aires,bonita ciudad,los españoles nos hallamos muy a gusto en ella

    ResponderEliminar
  22. Bom dia, saber de historia é agradável e não ocupa lugar, pessoalmente gosto de saber.
    Gostei do texto e das imagens antigas.
    Feliz fim de semana,
    AG

    ResponderEliminar
  23. Este tipo de exposiciones y los edificios levantados para albergarlas, aparte de su importancia en el momento de la exhibición, tienen de bueno, si la piqueta no se ceba en ellos, la de dejar testimonio del pasado y ocasión para instalar la sede de centros en lugares de gran belleza.
    Recuerdo de mis paseos por Sevilla muchos pabellones, y edificios, plaza de España incluida, testimonio de aquellos tiempos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Hola Manuel , que gran entrada .... Para que luego digan que España no es valorada por otros países , las fotos son una verdadera belleza , gracias por tan interesante trabajo , te deseo una feliz tarde besos de flor.

    ResponderEliminar
  25. Hola manuel.. Muy bonitas imágenes.. Conozco Argentina y Buenos Aires.. Una ciudad bella y llena de vida.. Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  26. Mi querido Manuel:

    Destacas con excelencia la valiosa presencia argentina en tan magna, destacada, y reconocida exposición.

    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hola, Manuel, espero que hayas tenido un excelente verano.

    Ya estoy en marcha bloguera de nuevo, me iré poniendo al día de tu blog, pero empiezo de arriba a abajo.

    Ya sabes como disfruto de lo que cuentas, cómo lo cuentas y cómo lo ilustras.

    Y me encanta entretenerme con las fotos, y cuando salen personas todavía más, fijarme en su manera de vestir, de posar... añade un plus estos magníficos reportajes que nos brindas.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  28. Un preciado retazo de historia, con interesante información para no olvidar aquél pasado que sigue siendo y será conocimiento y enseñanza en nuestro presente.
    He leído en una de las fotografías que se menciona a Hipólito Irigoyen. Sí, me imagino que será el presidente de Argentina de aquellos años anteriores a 1930. Luego llegaría la Década infame.
    También me llama la atención la fotografía del churrasco de carne, es muy curiosa Manuel. Grande es Sevilla con su arquitectura monumental.

    Gracias por tu visita, Excelente reportaje. Te envío un abrazo Manuel

    ResponderEliminar
  29. Hola Manuel por lo que veo desde siempre estos grandes eventos consiguen movilizar muchos recursos y sirven para crear edificios singulares que embellecen y en algunos casos son de utilidad para los ciudadanos.

    Espero que hayas disfrutado del verano.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  30. Hola, Manuel, vaya majestuosa entrada que nos has dejado toda una clase de historia. Se suele decir que "la historia es la ciencia del pasado".
    Muy interesante! Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar